Ahora es el momento

El operativo de inscripción de personas para obtener la llamada tarjeta de abastecimiento seguro ha devenido en un fracaso estrepitoso. - Es que el venezolano no quiere nada que huela o se parezca a lo que conoce como comunismo (que en realidad es el estalinismo), entendido como un sistema caracterizado entre otras cosas, por la escasez de los bienes de consumo y el subsecuente racionamiento, por el control de cambio de las divisas, por una burocracia corrupta e ineficiente, por un partido gobernante único y por el control asfixiante del Estado sobre las actividades de los ciudadanos.

Es por ello que los dirigentes del proceso deben ser muy cuidadosos a la hora de implantar políticas y mecanismos que puedan confundirse con tan espantoso sistema, así como corregir prestamente cualquier desviación que se pueda presentar, como por ejemplo la actual escasez de alimentos, medicinas y otros bienes, entendible cuando se originó la guerra económica el año pasado pero inexplicable a estas alturas. -

Claro, hay que entender que rondando al proceso hay algunos putrefactos viudos de la ideología estalinista, y que de vez en cuando logran meten sus asquerosas pezuñas, con tesis tales como la de que la clase media es enemiga del proceso o de que hay que afectar la calidad de vida del venezolano luchando en contra del consumismo, como en el caso, por ejemplo, de la prohibición de la venta del cemento a los miles de albañiles que trabajan por su cuenta, condenándolos al desempleo, o de la disminución del cupo en dólares para las transacciones por Internet, o a tantos otros ejemplos que sólo nombrarlos llevaría mucho espacio. - Los estalinistas con estas estúpidas ideas están colocando en peligro la continuidad del proceso, y pueden llevarlo a su fracaso, tal como hicieron en Chile cuando Allende, cuando trataron de imponer sus anacrónicas ideas, desvirtuando el ideario verdaderamente socialista. -

LOS SECTORES MEDIOS SON DETERMINANTES EN LAS ELECCIONES - En Venezuela los sectores pobres no llegan al 30% de la población, siendo los medios la inmensa mayoría y es un suicidio mantener esa posición estúpida en contra de ellos. - Hay que recordar que Maduro gana las elecciones por ese 10 o 15% de electores del proceso de las clases medias altas y por ese 40% de los sectores medios bajos y medios, y que si se sigue con esa demencial política en contra de ellos, los próximos resultados electorales seguramente serán adversos. -

Es ridículo pensar que puedan ser enemigos del proceso los habitantes de parroquias de Caracas como La Candelaria, San José, Santa Teresa, Caricuao, La Pastora, El Junquito, San Juan, en las cuales ganó Capriles. Votaron así porque el proceso no ha sabido darle respuestas a sus necesidades. - Es que en realidad a los sectores medios es a quienes más les pega la crisis económica, la inflación, la escasez, la falta de viviendas, etc. Para ellos no hay Mercales ni misiones Vivienda, ni Canaimitas para sus estudiantes universitarios, etc. -

En realidad se sienten desamparados y pueden ser víctimas potenciales fáciles del cortejo de un fascismo que aparenta ser su defensor. - Para mí, en la actualidad el enemigo principal del proceso es el estalinismo y sus anacrónicas tesis. De cómo los dirigentes puedan resolver las problemáticas del estalinismo y de una política acertada hacia la clase media dependerá el éxito o el fracaso del proceso. -

Ahora viene un congreso del PSUV. Esa es la oportunidad para discutirlo. Si no la hace, necesariamente se impondrá impulsar un sentimiento político que rescate el verdadero pensamiento chavista de las garras estalinistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 901 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a186799.htmlCd0NV CAC = Y co = US