Retornó la violencia estudiantil al Instituto Universitario de Maracaibo

Desgraciadamente el tiempo y los temores nos han dado la razón. En vez de alegrarnos nos preocupa el alcance y la magnitud de nuestros pronósticos. Haciendo un obligado ejercicio del recuerdo, y saboreando aun el mal gusto de lo actual, nos unimos al sentimiento silente y meditabundo de muchos por no conformarse con lo que ahora se vive en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo. La comunidad iutemista y los vecinos del Instituto de Tecnología de Maracaibo reconocen, con cierta frustración, como uno de los logros más importantes de la comisión de Modernización y Transformación que cumplió funciones hasta el mes de agosto de 2005, integrada por los profesores Neida Atencio, Antonio Pacífico y Dámaso Mujica, fue el haber recuperado el principio de autoridad y, haber logrado la paz laboral y estudiantil. Luego del receso del mes de agosto las clases fueron reanudadas el 15 de septiembre, y a pocos días del inicio de la nueva gestión el Tecnológico de Maracaibo es otro. Definitivamente ha cambiado para mal.

Todo nos hace ver que las nuevas autoridades están trabajando para, con y por la contrarrevolución. La actual Directora se reunió con los estudiantes expulsados a quienes seguramente convenció con el atractivo compromiso de reingresarlos al Instituto, posiblemente revocando las sanciones disciplinarias de expulsión que les fueron aprobadas por unanimidad en un Consejo Directivo en el mes de julio. Cabe señalar que esta decisión fue aplaudida por los expulsados y su pequeño grupo de seguidores y repudiada por los sectores que fueron atropellados por los dirigentuchos estudiantiles copeyanos desde hace 16 anos.

Esos bachilleres expulsados volvieron a ser presencia diaria y desafiante en el Instituto gracias al apoyo que le brinda la directora, y en una clara demostración de reafirmación de su liderazgo y, por ende, al retorno de sus acciones vandálicas que sangrientamente los ha caracterizado. Precisamente el día jueves 28 de octubre, en la noche, aproximadamente 30 personas de la Democracia Cristiana Universitaria, integrada por miembros del partido COPEY, lideradas por los bachilleres expulsados Jimmy Pertuz, Geiver Gudiño y Alfredo Ríos le cayeron en cayapa al Jefe de Vigilancia, a quien lo golpearon y sacaron del Instituto, luego de amenazarlo como lo hacían en sus mejores tiempos. El motivo de esa acción vandálica fue que este Jefe de Vigilancia, cumpliendo con sus funciones, observaba una “fiesta” que se que se realizaba en la cancha, donde participaban mujeres y hombres contratados en un show totalmente fuera de contexto. Nada que ver con las normas que deben imperar en un recinto universitario. Bebían licor por lo que se encontraban eufóricos y aplaudían a una chica que completamente desnuda se contorsionaba ante el público. Sería interesante conocer con que dinero los estudiantes pueden cancelar estos espectáculos. El personal de vigilancia recogió más de veinte botellas de licor que quedaron esparcidas en el área.

Los organizadores colocaron desde tempranas horas de la mañana pancartas gigantescas invitando a una fiesta de celebración del aniversario de la Democracia Cristiana Universitaria
Soldelosproceres@yahoo.es

la Democracia Cristiana Universitaria(DCU) organizó fiesta con stripers y asombrosamente las autoridades no hicieron nada para evitarlo.

Al día siguiente de los hechos, la Directora, Prof. Flor Cristalino dio prácticamente su apoyo al estudiante Jimmy Petuz, ya que no tomó ningún tipo de medidas punitivas como correspondía al hecho que un ciudadano que sin ser estudiante del Instituto agreda junto con otras personas a un empleado de la Institución en la misma institución. A razón de lo anterior los dirigentes de la D.C.U. al día siguiente de la fiesta colocaron pancartas donde reafirmaban su condición de liderazgo negativo, diciendo: IUT MARACAIBO territorio DCU.

Como contralor social solicito al Ministerio de Educación Superior una investigación seria sobre los hechos que estoy reseñando, de igual modo solicito también a los organismos a quienes compete que estos bachilleres expulsados se le impida la presencia en el IUTM, ya que verdaderamente perturban el normal desenvolvimiento de las actividades y la tranquilidad de los vecinos a quienes escandalizan con sus actos claramente inmorales.

Responsablemente señalamos que si el Ministerio no actúa pronto estará sin duda alguna demostrando que es cierto lo que los estudiantes copeyanos expresan continuamente a viva voz: que la directora se comprometió con el Ministro de Educación Superior y los Viceministros a reincorporarlos tanto a ellos como estudiantes como a sus acostumbradas prácticas al Instituto Universitario de Maracaibo. Los hechos antes relatados así como otras reveladoras irregularidades que responsablemente iremos refiriendo, nos evidencian las oscuras intenciones y macabras estrategias de un grupo antirrevolucionario encumbrados en los puestos claves del Ministerio de Educación Superior.

Por ultimo señalamos y participamos a toda la gran mayoría de la comunidad honesta y trabajadora del IUT Maracaibo nuestra solidaridad y nuestra inquebrantable voluntad por seguir denunciando los atropellos y persecuciones a la que están siendo sometidos. Ya que la autoridad de una comisión verdaderamente comprometida con los prelados revolucionarios de nuestro proceso no negocia ni se entrega a los representantes y responsables del pasado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4864 veces.



Waldo Munizaga, Sociedad Civil Sol de los Próceres


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor


Notas relacionadas