Los Cálculos matemáticos i lógicos de la oposición

En el escenario del parlamentarismo criollo, el día de hoi 15 de diciembre de 2005, resulta para la oposición al proceso bolivariano revolucionario, el Mesozoico o período de desaparición de los dinosaurios de la política de la IV República que, desde Páez, afirmando la oligarquía conservadora en el poder, hasta el presente, fueron los períodos de desarrollo más importantes: el Jurásico i el Cretáceo, de los cuales todavía tenemos la “dicha” de ver sus últimos i más característicos ejemplares en Pompeyo Márquez, Juan José Caldera, Pastor Heydra, Ramos Allup, Américo Martín, i otros, sin contar los que estaban fuera de la Asamblea Nacional, como Rafael Caldera, Eduardo Fernández, Álvarez Paz, Teodoro Petkoff i tantos otros bien conocidos por el pueblo. Como especie en extinción, naturalmente todos sus atributos físicos no coinciden del todo, pues aunque el verdadero dinosaurio era ovíparo, de sangre fría i cavidad craneal reducida, estos no se reproducían ya por huevos sino por partidos, i en vez de sangre fría, sangre caliente, en ebullición de gritos i atropellos; no tienen exoesqueletos sino una piel dura i sentidos apagados que les cuesta entender todo, por cráneo reducido i cerebros encogidos, especialmente la verdadera democracia protagónica i participativa. Mucho menos entender una revolución pacífica. Mas, como aquellos en plenitud en el Cretáceo, tienen una cintura que derivó la especie, casi extinta, hacia otras dos divergentemente: las aves i los reptiles. Por eso algunos han volado a sus antañones nidos rumiando malos deseos, i con dinosaurios religiosos como El Zamuro Castillo Lara, rezando por un magnicidio; pero otros siguen siendo reptiles conspirativos i golpistas.

I entre los reptiles, aunque algunos o casi todos son pequeñas serpientes o caimancitos de charcos, son peligrosos no por sus atributos físicos o de talentos sin probidad, pues muchos no tienen ni lo primero ni lo segundo; pero en cambio están dispuestos a venderse barato al imperialismo norteamericano i por vegetarianos consumen o engullen puros billetes verdes para colaborar con tumbar al gobierno i pisotear la democracia. Hasta como conspiradores son mediocres, sólo que tienen el asesoramiento i el dinero que les proporcionan la CIA i el gobierno norteamericano.

Sin embargo, llama poderosamente la atención los comentarios hechos por personas que creíamos inteligentes, como Oswaldo Álvarez Paz con su facies abotagada, o de mui pobre cultura como el gobernador Rosales, o especialmente dos “animadores o informadores” de televisión, ahora transformados en geniales analistas políticos. Todos, con sus particulares saberes matemáticos i lógicos, hablan del “triunfo” obtenido con la abstención electoral de un 75% (que a veces llevan hasta el 90 % por “hinchamiento matemático”) pues dicen que ese fue un rechazo de “todo el pueblo venezolano” que de paso es de ellos. En cambio el 25% que votó i cumplió con su país, parece que no vale, aunque llevó casi el ciento por ciento de diputados a la Asamblea Nacional que, entonces no es “plural para quienes propiciaron el hecho por órdenes superiores a través de Súmate i su “Koré” traidora i feúcha. Sin embargo, los analistas i el gobernador matemático, no se contentan con cifras porcentuales, sino números enteros, concretos, evidentes en todo sentido. Dicen los analistas i el gobernador que, 11 millones de venezolanos votaron contra el gobierno revolucionario; de tal modo que ya no van a tener ni que conspirar i buscar violencia o guerra, puesto que admitiendo que Chávez lograse los 10 millones de votos que aspira para el 2006, desde ya ellos tienen once millones i por lo tanto las elecciones ganadas con cualquier candidato, así se Totoño con el ahogo que sería hasta mejor que Borges o William Ojeda. ¿Se ha visto alguna vez cálculos i lógica electoral mejor concebida? De ser así, Venezuela deberá tener para diciembre del 2006, con 21 millones de votantes (sin considerar la abstención universal de siempre) alrededor de 50 millones o más de habitantes, porque usaron la misma “cartilla aritmética” que utilizaba Enrique Mendoza, cuando había recogido más de 27 millones de firmas. Realmente no concibo si en lo lógico, estas personas que hacen cálculos “tan precisos”, en ciencia i lógica, son discípulos de Rudolf Carnap en EL CONOCIMIENTO CIENTÍTICO, han leído i analizado el libro de Carl Sagan MILES DE MILLONES i no solamente afinaron sus matemáticas, sino que estudiaron a fondo el crecimiento exponencial de la demografía mundial i del país. Por ello, es aconsejable a todo analista político, a todo economista que estudie la política económica del gobierno, a todo investigador de la demografía i a todo el que desee ser verdaderamente un “analista político” de verdad, no perderse i grabar los programas televisivos más cotidianos i llamativos que existen con hombres de la oposición que manejan con maestría las matemáticas, la lógica o el desprestigiado sentido común, pues a través de ellos es cómo podremos lograr la soberanía, la felicidad i la paz de nuestra amada Venezuela. El Mesozoico está finalizando, pero nuevas especies políticas están resplandeciendo de conocimientos i eticidad, en la oposición venezolana pro imperialista. Los legos, al menos deberían leerse EL HOMBRE QUE CALCULABA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3216 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a18479.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO