Las protestas violentas en Venezuela se están convirtiendo en una insurgencia terrorista armada

El General en Jefe Padrino López al catalogar el asesinato de una capitán de la GNB en Valencia ha reafirmado lo que a todas luces esta sucediendo en zonas del Este de Caracas y calles de algunas ciudades de país donde desgobiernan gobernadores o alcaldes que fueron apoyados por la MUD. Dijo Padrino López:

(Las protestas violentas en Venezuela) “se están convirtiendo en una insurgencia terrorista armada”.

Otros representantes del gobierno, ante el destrozo de bienes públicos por hordas azuzadas por violentos han  calificado esos actos de terroristas, con toda razón.

En nuestro articulo “Terrorismo en el este de Caracas” (http://www.aporrea.org/actualidad/a183823.html), del 9 de marzo, abundamos sobre la conceptualizaciòn del terrorismo e hicimos una análisis comparativo de porque las llamadas guarimbas y actos complementarios se han convertido en terrorismo.

Si bien son una expresión fascistas, las acciones son terroristas. Y en el mundo de hoy cada persona y país sabe lo que esto significa. Existe una amplia legislación nacional e internacional para combatir el terrorismo. Es el lenguaje que todos entienden y que nadie puede evadir. En esta batalla que estamos dando, hay que llamar las cosas por su nombre, para no agotar mucho tiempo en explicaciones que la derecha, los nini prefieren no entender.

En Venezuela, el oposicionismo, en su plan de acción para acabar con la Revolución Bolivariana y tomar el poder ha pasado al uso de métodos terroristas.

En nuestro país  Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento del Terrorismo (del 30 de abril de 2012) define como actos terroristas “los atentados contra la vida de un persona que puedan causar la muerte; atentados contra la integridad física; secuestro o toma de rehenes; que causen destrucciones masivas a las instalaciones públicas, sistemas de transporte, infraestructuras, incluidos sistemas de información (…) lugares públicos o propiedades privadas que pongan en peligro vidas humanas o produzcan perjuicio  económico, el apoderamiento de aeronaves y de buques o de otros medios de transporte colectivo o de mercancías; fabricación, tenencia, adquisición, transporte, suministro, desarrollo o utilización de armas de fuego, explosivos (…) provocación de incendios, inundaciones o explosiones …perturbación de los suministros de agua, electricidad u otro recurso natural fundamental”.

Esta ley sigue los conceptos universalmente aceptados sobre la violencia terrorista y el inmenso peligro que significa para la paz, estabilidad y desarrollo de un país y de la humanidad.

El pueblo venezolano, sea de tendencia bolivariana, como lo es la mayoría, o de parcialidad opositora, está presenciando desde el 12 de febrero el uso de métodos de violencia terrorista por grupos de ultraderecha financiados por EEUU y otros sectores económicos nacionales y foráneos, que están ocasionando destrucción y muertes, y que en los últimos días han tomado como objetivo mortal a los servidores de la Guardia Nacional Bolivariana.

Por más que diarios de la derecha como El Universal, El Nacional, Últimas Noticias, entre los cientos que tienen en Venezuela, generen titulares manipuladores para que sus socios en Europa, América del Sur y EEUU repliquen y en las emisoras FM derechistas lean,, por más CNN, brazo comunicacional de la administración Kerry – Obama, repita sus mentiras y pretendan criminalizar a los Colectivos Sociales, la verdad ya es muy grande, los videos e imágenes de sus terroristas quemando, disparando, hiriendo a los GNB son irrebatibles. Son terroristas, entrenados para ello a los estilos paramilitares y capaces de arrastrar a varios jóvenes débiles, estudiantes o no (como la mayoría), atraídos por una aventura que desconocen.

Estos terroristas, asalariados, asesorados permanentente por expertos, no tienen mayores escrúpulos en acabar con cualquier vida humana sin importar ideología. Así como disparan contra GNB, PNB, motorizados, lo harán contra cualquiera en especial en las marchas que convocan sus jefes políticos (partidos de la MUD). Es el discurso de la muerte que tanto gusta en el estado corporativo del norte.

El terrorismo es un mal que ha azotado a varias naciones del mundo, por ello la amplia legislación para detenerlo. No debe cobrar cuerpo Venezuela bajo el eufemismo de la protesta pacifica y tergiversación mediática. Este es un país promotor de la paz. Para muestra, la Conferencia Permanente promovida por el Presidente Nicolás Maduro.

Dejemos los eufemismos. Para que el mundo nos entienda a cabalidad y baje el nivel de manipulación que imponen los laboratorios de Atlanta. El oposicionismo está recurriendo al terrorismo. Hay que derrotarlo con creatividad comunicacional, disciplina, organización, inteligencia social, policial, militar y con la solidaridad internacional que bien conoce el significado de la amenaza terrorista.

Que nadie se equivoque en como advertirlo y combatirlo con firmeza en el marco Constitucional y del Derecho internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2388 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: