Nicolás invocar al pueblo es distinto a convocarlo. Sólo el pueblo salva al pueblo

Hemos dicho que Chávez haría lo mismo que está haciendo Maduro frente al golpe y desestabilización continuada de la derecha, negociar y promover hasta el cansancio el diálogo con los factores que se oponen a la Revolución, la única diferencia es que Chávez no dejaría de convocar al pueblo.

No decimos invocar al pueblo, que es lo que hasta ahora  ha hecho el Presidente Maduro, decimos convocar al pueblo porque Chávez tenía plena y absoluta confianza en el pueblo y no sólo había dejó de dudar del pueblo y de su capacidad, sino que tenía la certeza de que “solo el pueblo salva al pueblo”. Lema que popularizó la combatiente y ferviente seguidora de Hugo Chávez Lina Ron.

Tendríamos que decir que desde que la derecha arrancó con su plan golpista (12F), hasta el día de hoy, no percibimos que el pueblo chavista esté siendo convocado por su gobierno a enfrentar y derrotar al golpismo. Hemos visto más bien un gran empeño, por parte del gobierno y la dirigencia, en dejar al pueblo chavista de lado en el asunto. Hemos visto más bien esfuerzos burocráticos por “convocar” a la calle pero con una reserva que da pie a sospechas.

Oíamos al Presidente Maduro decir que si los fascistas lo desparecen, el pueblo está autorizado a salir a las calles, como que si el pueblo hubiese salido el 12 y 13 de abril 2002 a reclamar a Chávez porque éste lo autorizó, cómo que si el pueblo no tuviera un instinto y un olfato propio que le muestra el peligro y lo ha orientado siempre en la dirección correcta. Como si este pueblo no haya desarrollado su consciencia revolucionaria en estos 15 años de revolución, con Chávez al frente la mayor parte de ellos.

Creemos que en los espacios de encuentro para la paz y la vida está faltando un factor fundamental, que no es otro que el pueblo. No puede  avanzar en nuestro país ningún tipo de acuerdo o pacto que no contemple a la mayoría de los venezolanos, que no es otra que el pueblo chavista. Algunos alegaran que para eso están sus representantes del gobierno, decimos que no es un asunto de representación sino de protagonismo, de participación protagónica como lo enseñó Hugo Chávez.

El pueblo de Chávez, ese que hace un año sintió que el mundo se le desplomó con su partida, ese pueblo que juró darle continuidad a su legado, hasta el día de hoy lo ha hecho y sin duda continuará haciendo apuesta a que los dirigentes de la revolución le retribuyan la confianza jugándosela con él. Como después del 2002 comenzó a hacerlo siempre Hugo Chávez.

No ponemos en duda que el Presidente Nicolás Maduro tiene la disposición plena de darle continuidad al legado del Comandante, habrá que decirle que su mayor empeño no debe ser mantenerse en el gobierno sino garantizar que la revolución avance y se profundice y que con el paso del tiempo nos encaminemos a la senda del Socialismo bolivariano como Hugo Chávez lo soñó.

Con Chávez, Maduro y el Pueblo el Socialismo es seguro.            



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1334 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: