Al carajo con Dietrich y su fatalismo. Hoy tenemos patria, que nadie se equivoque

Resulta irritante ver como “pensadores” de izquierda que encontraron lectores y temas para seguir escribiendo gracias a las heroicas acciones de transformación de la sociedad venezolana y latinoamericana que emprendió el comandante Chávez hoy se dediquen mas a destruir la moral revolucionaria y atacar al presidente Maduro que a proponer ideas para salir ilesos de esta contingencia que hoy atraviesa la revolución bolivariana gracias al ataque despiadado que ha recibido por parte de la derecha venezolana, internacional e imperial. De no haber existido un líder como nuestro comandante eterno, estos “genios” aun estarían escribiendo y disertando para pequeños grupos cual especie en extinción “soñando sin mucha fe” con la construcción de la sociedad socialista.

Con la misma inmediatez y superficialidad con la que “planifica” la derecha que los lleva de fracaso en fracaso por no establecer un plan a largo plazo y esmerarse en culminarlo haciendo las correcciones tácticas cunado sea necesario, “críticos” de la talla de Dieterich determinan “la muerte de la quinta república” y el fracaso del sucesor de Chávez en la conducción del plan de la patria (http://www.aporrea.org/ideologia/a183470.html).

Que establecer un dialogo de paz con la derecha implique el riesgo de que el gobierno asuma compromisos que quebranten el espíritu socialista del plan de la patria es una realidad, pero afirmar a priori que este movimiento táctico que realizó el presidente Maduro atendiendo la coyuntura actual represente una traición al legado del presidente Chávez es temerario, desleal, inoportuno y mal intencionado pues apunta a la división y no aporta nada en la dirección que debería seguir el gobierno.

Estos “verdugos” olvidan intencionalmente que en diferentes coyunturas el presidente Chávez estableció mesas de dialogo con la derecha, se reunió con empresarios, perdonó a sus agresores, amnistió a fascistas, llamó gran amigo a terroristas como Uribe, entre muchas otras aparentes contradicciones que con el tiempo demostraron ser movimientos indispensables para el sostenimiento y avance de la revolución y que en los casos en que fueron movimientos tácticos equivocados se asumieron con dignidad y como fuente dialéctica de aprendizaje.

El gobierno esta comprometido con la ejecución del plan de la patria y es allí donde debemos todos ejercer la democracia participativa y protagónica para aportar ideas en su aplicación, para evitar la pérdida de rumbo y para exigir contundentemente su fiel cumplimiento, haciendo realidad el decir CHAVEZ SOMOS TODOS.

Como escribí en un artículo previo (El dialogo con la derecha, Traición o un mal necesario http://www.aporrea.org/oposicion/a183252.html) los llamados a dialogo que hace el presidente Maduro, como el que le aceptó sin objeciones al empresario convertido en “ovejita” Lorenzo Mendoza solo puede ser entendido como una medida táctica que obedece a la coyuntura para manejar la situación actual, si de ese dialogo no se negociarán principios revolucionarios o se le dará la espalda a ninguno de los objetivos históricos y estratégicos contemplados en el plan de la patria. Ese diálogo no puede desencadenar una serie de perdones a los empresarios que robaron y roban al pueblo con la guerra económica, o a los fascistas que asesinan, hieren, alteran el orden público y aterrorizan al pueblo o a los conspiradores que buscan una guerra civil o la intervención de Venezuela por potencias extranjeras. Y por suerte estas “traiciones” aun no suceden y hay fuertes indicios para asegurar que no sucederán, por lo que la artillería pesada debe ser apuntada para mantener el rumbo de la revolución socialista y fortalecer la unidad necesaria y no en apostar al fracaso o peor afirmar anticipadamente como “vidente” que ya la traición está consumada porque eso si es “traición” a la revolución.

Comandante Chávez a un año de pasar de ser un hombre para convertirte en conciencia colectiva, muchos camaradas dan la espalda a tu legado y a tu última proclama, “Los adversarios, los enemigos del país no descasan ni descansarán en la intriga, en tratar de dividir y, sobre todo, aprovechando circunstancias como éstas. Entonces, ¿cuál es nuestra respuesta? Unidad, unidad y más unidad. ¡Esa debe ser nuestra divisa!”… “En cualquier circunstancia, nosotros debemos garantizar la marcha victoriosa de la Revolución Bolivariana, construyendo la democracia nueva; construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación y con amplias libertades”

Presidente Maduro el primer gran dialogo debe ser con los movimientos sociales, mucho mas allá de su equipo de gobierno o la cúpula del partido, “construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación y con amplias libertades”, por lo que esperamos de usted este llamado que permita reforzar la unidad revolucionaria y el avance necesario de la revolución.

A un año de tu partida, comandante supremo, espero llorar tu partida física y no la traición a tu llamado a la unidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1781 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: