¿Redes Sociales o Plataformas Tecnológicas? Y la revolución Zellista

Con la infinidad de avances científicos y tecnológicos, y el auge de las telecomunicaciones, han habido avances importantes que nos ha permitido reducir de manera importante las distancias, los tiempos de respuesta entre otras cosas. Hoy, se habla de redes sociales de manera tan normal y aparente, sin discriminar ni determinar realmente su verdadero significado y alcance.
 
Una red social es una forma de representar una estructura social, asignándole un grafo, si dos elementos del conjunto de actores (tales como individuos u organizaciones) están relacionados de acuerdo a algún criterio (relación profesional, amistad, parentesco, etc.) entonces se construye una línea que conecta los nodos que representan a dichos elementos. El tipo de conexión representable en una red social es una relación diádica o lazo interpersonal, que se pueden interpretar como relaciones de amistad, parentesco, laborales, entre otros. En el lenguaje cotidiano se ha utilizado libremente la idea de "red social" durante más de un siglo para denotar conjuntos complejos de relaciones entre miembros de los sistemas sociales en todas las dimensiones, desde el ámbito interpersonal hasta el internacional.El poder de análisis de redes sociales estriba en su diferencia de los estudios tradicionales en las Ciencias Sociales, que asumen que los atributos de cada uno de los actores -ya sean amistosos o poco amistosos, inteligentes o tontos, etc- es lo que importa. El análisis de redes sociales produce una visión a la vez alternativa y complementaria, en la cual los atributos de los individuos son menos importantes que sus relaciones y sus vínculos con otros actores dentro de la red. Este enfoque ha resultado ser útil para explicar muchos fenómenos del mundo real, pero deja menos espacio para la acción individual y la capacidad de las personas para influir en su éxito, ya que gran parte se basa en la estructura de su red.
 
Las redes sociales también se han utilizado para examinar cómo las organizaciones interactúan unas con otras, caracterizando las múltiples conexiones informales que vinculan a los ejecutivos entre si, así como las asociaciones y conexiones entre los empleados de diferentes organizaciones. Por ejemplo, el poder dentro de las organizaciones, a menudo proviene más del grado en que un individuo dentro de una red se encuentra en el centro de muchas relaciones, que de su puesto de trabajo real. Las redes sociales también juegan un papel clave en la contratación, en el éxito comercial y en el desempeño laboral. Las redes son formas en las cuales las empresas recopilan información, desalientan la competencia, y connivencia en la fijación de precios o políticas.
 
Teniendo esto claro, posteriormente surgieron, gracias a los avances en las telecomunicaciones y la ciencia, un conjunto de plataformas, en donde generalmente, a través del intercambio de bits y bytes, nos dan la sensación virtual de que interactuamos con la gente. Bajo esa mampara se nos oculta que realmente nos van atomizando, nos van volviendo más introvertidos, y aunque parezca mentira, nos van aislando de nuestro entorno y realidad social, con la banalización, con el cercenamiento del pensamiento crítico. Por ello, nació tuiter, feisbú, instagram, y ahora zello, pero de esta última plataforma nos referiremos unos párrafos más adelante.
 
Sin duda, hay que tener mucho cuidado con el uso de este tipo de plataformas, el problema no es usarlas como tal, ya que la tecnología en sí no es el problema, sino el uso que se hace de ella, ya que ésta no es ni acrítica ni inocente. Se le puede dar hasta usos políticos. Entendiendo esta realidad, es que nuestro Comandante Eterno y Supremo, Hugo Chávez, incursiono en el tuiter con su famosa cuenta @chavezcandanga para también desde ahí, dar la batalla en ese espacio comunicacional.
 
No podemos negar que hoy en día, las plataformas tuiter, feisbú, instagram y otras que están surgiendo, mucha gente las está utilizando como fuente primaria de información, hasta el punto que algunos no las están considerando como "redes sociales", sino ya como medios de comunicación. El detalle esta, por los problemas de la inmediatez de la información, que tan veraz o no sea la información que un tuitero, usuario de feisbú, instagram o bloguero señala, y la responsabilidad en la misma. Por eso, no podemos retuitear o hacernos eco de informaciones sin antes haber corroborado muy bien las fuentes de donde proviene.
 
Es en ese estado de cosas en el que se esta dando la batalla en Venezuela. La información ya no la estamos encontrando tanto en los periódicos impresos, en la radio, en la televisión. Ahora la batalla se está dando en este tipo de plataformas,que en la medida que se siguen dando avances tecnológicos, surgen nuevas plataformas para la comunicación.
 
Y es de allí donde surge la plataforma zello, a propósito de estos últimos días en los que en mi país se han suscitado un conjunto de manifestaciones focalizadas en ciertas y determinadas zonas de clase pudiente, y salvo la excepción del Estado Táchira, el resto del país, en líneas generales, está en completa calma y tranquilidad, ha surgido esta aplicación para smartphones o telefónos inteligentes en plataformas iphone, android, blackberry, windowsphone, etc. Para ser utilizados éstos en una especie de walkie-talkie y canales como de radio aficionados, para también dar la batalla comunicacional desde allí.
 
La derecha ha estado utilizando zello para magnificar lo que en el teatro de operaciones real no puede. Crear la tan ansiada crisis política que precipite o un golpe de estado que de al traste con la Revolución Bolivariana, o una invasión militar gringa en nuestro país, o ambas a la vez. Pero, las malas noticias que les tenemos a estos conspiradores es que las guarimbas, paulatinamente se les están apagando, sus responsables detenidos, y el país en calma.
 
Sin embargo, no podemos subestimarlos, y el golpe de estado continuado pasará a nuevas fases. La entrega del dirigente de la ultraderecha, Leopoldo López, en nada minimiza las pretensiones imperiales y golpistas de la derecha apátrida y fascista en nuestro país. Realmente lo que hemos estado viendo en estos últimos días a través de las plataformas tecnológicas y los hechos de estos últimos días, es el surgimiento del fascismo social en su más cruda expresión, y esto, en el marco de una sociedad que impulsa la vida y la paz, debe ser neutralizado, en aras de la convivencia democrática y la paz social.
 
¿Que desde estas plataformas tecnológicas, como las he denominado puedan constituirse redes sociales? Pienso que es el deber de los que defendemos el proceso revolucionario hacerlo. No es mi intención que cada uno de nosotros no use tuiter, ni feisbú ni las demás herramientas, hay que ocupar esos espacios y dar la batalla política e ideológica desde ahí, que le duele mucho al imperio, y con los riesgos y limitaciones de las mismas. Ya ahí entraríamos en el tema de servidores bajo nuestro control y en la promoción de plataformas tecnológicas propiamente nuestras y en sorftware libre, pero eso se lo dejo a los que manejan estos temas mejor que yo. Pero si trascendiendo, como lo señala un amigo mío, la plataforma virtual 2.0 a la realidad de carne y hueso 1.0. Si hacemos eso, entonces si estamos haciendo bien las cosas bajo un enfoque distinto y constituyendo con el apoyo de plataformas tecnológicas, verdaderas redes sociales revolucionarias.
 
¡Bolívar y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron sigue!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3963 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a182604.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO