Las revoluciones son los ríos que van a dar a la mar del capitalismo que es el morir

   El capitalismo se conserva con la apariencia física de Dorian Gray, mientras  sus vicios, su moral   perversa y torcida se acumulan   en  su alma diabólica de maldad infinita.
 
   No es hora de pesimismo pero tampoco para un optimismo panglossiano.
 
   Cómo estar eufórico si el capitalismo le está mordiendo la cola al gobierno bolivariano y éste no da el salto al socialismo?
 
   Las revoluciones sí mueren, pero vuelven a nacer en otro espacio y tiempo. Lo trágico es que la tierra tarda mucho en parir, como decía Neruda, cada cien años y a veces más.
 
   Las conmociones históricas de la Independencia, la Guerra Federal, el  27 de febrero del 89 y el 23 de enero del 58 fueron a parar al capitalismo. Pasará igual con la revolución bolivariana paralizada hoy por un mar de reformismo? Ese es el dilema.
 
   Se repetirá con la  revolución bolivariana la misma historia de la revolución mexicana donde sólo quedan ahora, un siglo después, los irreductibles zapatistas con el subcomandante Marcos en la selva Lacandona. El capitalismo se devoró al PRI mexicano como lo está haciendo hoy  con el PSUV por sus debilidades ideológicas y el excesivo pragmatismo.
 
   En qué terminaron las leyendarias luchas de los bolcheviques rusos y cómo se derrumbó la URSS con cuyo heroico  Ejército Rojo  no pudieron las poderosas Divisiones Panzer de Hitler para después sucumbir, sin pena ni gloria, ante el capitalismo. Y qué pasó con la revolución China hoy imbuida en la economía de mercado. Y de los Vietnamitas  ya  sólo nos queda el recuerdo imborrable del camarada Ho Chi Minh.
 
   Hasta ahora la Revolución Cubana sigue siendo la excepción de la regla pero, me pregunto,  lograrán romper los hermanos cubanos con  el destino de los seres vivos que nacen, crecen se reproducen y mueren. Todavía queda mucha agua por correr debajo de los puentes.
 
   Hay que creer en algo para sobrevivir al escepticismo. Nuestro credo es la Teoría Revolucionaria del  marxismo, la ética socialista y los poderes creadores del pueblo.
 
  Se extinguirá  la vida en el planeta Tierra  bajo la dominación capitalista o vendrá una nueva civilización socialista generadora de la paz, de la igualdad social y de la felicidad que haga factible la perpetuación del ser humano y de los demás seres vivos?
 
 La  respuesta a esta interrogante  no la tiene nadie. Lo que sí es una verdad universal, es que el socialismo se conquista peleando con las masas en la calle y no dialogando. Son necesarios los cambios estructurales y no funcionales para  abrirle paso al protagonismo de los trabajadores y no a la hegemonía de la burguesía ni de la pequeña burguesía. Entonces qué están esperando nuestros dirigentes socialistas del  gobierno, si cuentan  con el apoyo del pueblo y de las FANB, para empezar a construir, con decisiones revolucionarias, la nueva sociedad socialista.
 
   En un proceso revolucionario la única manera de no retroceder es avanzar para no permitir que los tentáculos del capital nos atrapen, sin darnos cuentan,   hasta que ya no se pueda hacer nada para salir de la trampa del reformismo.
 
   Al proceso no se lo ha llevado el diablo todavía pero se lo está llevando lentamente sin necesidad de disparar un solo tiro ni de un golpe de estado. El Diablo del reformismo es quien lo viene a buscar.
 
   / Mucho gusto en conocerlo/ tengo señor Satanás / Zamuros de la Barrosa/ salgan del Arcornocal /  que al Diablo lo cogió el día/ queriéndome atropellar. / Sácame de aquí con Dios/ Virgen de la Soledá. / Virgen del Carmen bendita/ Sagrada virgen del Real, / Tierna Virgen del Socorro, / Dulce Virgen de la Paz, / Virgen de la Coromoto,/ Virgen de Chiquinquirá,/ Piadosa Virgen del Valle, / Santa Virgen del Pilar, / Fiel madre de los Dolores, / Dame el fulgor que tu das. / ¡San Miguel dame tu escudo, / tu rejón y tu puñal! / ¡Niño de Atocha bendito! / ¡Santísima Trinidad! /


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: