Hoy Como Ayer

Con el enemigo no hay que comer cuentos

En política hay que estar bien claros sobre el enemigo y el adversario, aunque los términos tienen un gran parecido, con frecuencia hacemos entre ellos una pequeña diferencia o lo que entre algunas palabras llaman “sinonimia”.

En el quehacer político al contrario acostumbramos llamarlos adversario. Es decir, es la persona que adversa nuestra manera de pensar, nuestros programas y tesis políticas: pero, manteniendo espacios para el diálogo, el debate e, incluso, hasta acuerdos políticos. El enemigo es otra cosa, ya está de por medio la irreconciabilidad y las contradicciones, que por lo general lleva a las confrontaciones de hecho.

En la Venezuela de hoy el panorama es de una lucha de contrarios, donde por un lado está el proceso revolucionario bolivariano –con su proyecto socialista- y por el otro un adversario con muchas cabezas; pero, una de ellas radicalmente opuesta al proyecto socialista, infectada con el virus fascista del anticomunismo visceral, que al parecer se está apoderando del liderazgo de la derecha en general, claramente tutoreada y financiada por el imperialismo y toda su maquinaria propagandística. Los sucesos del pasado 12-2 así lo demuestran: la llamada prensa internacional inmediatamente empezó con sarta de mentiras, e incluso, a divulgar fotografías viejas para demostrar una supuesta agresión oficial a los manifestantes que vienen pretendiendo sacar a Maduro del poder a como de lugar.

El gobierno sabía de los planes, sabía que algo se traían entre manos Leopoldo y sus compinches, especie de grupos de asaltos bien entrenados –suerte de las brigadas de combate mussolinianas-, pero, se confió en los repetidos llamados a la paz. Por suerte, sólo hubo dos muertos -y como siempre de la Revolución- y algunos destrozos a bienes públicos y privados. Es que la defensa de este proceso debe tener en una mano el ramo de Olivo de la Paz y en la otra el puño de hierro eficaz y a tiempo y no sólo quedarse en la frase de la negra Antonia: “candelita que se prende…candelita que se apaga”. El enemigo no es cualquier cosa y cada vez vendrá con más fuerza contra el pueblo...sus nuevas acciones, pronto volverán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 798 veces.



Ramón Yánez


Visite el perfil de Ramón Yánez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: