Hablando "pasjuatadas" con las alpargatas puestas, no andamos “empantuflados” Camarada Nicolás Maduro

Una revolución tiene que aprender a recoger la basura, una revolución tiene que aprender a tapar los huecos de las calles, una revolución tiene que atender las necesidades más pequeñas de la gente,  no se puede quedar sólo en el discurso radical de las barricadas. Una revolución tiene que aferrarse a los pobres, a los más necesitados, a su drama, a su dolor, a su amor y a su esperanza. Tenemos que dar la cara; ahora nosotros tenemos que hacernos visibles, nosotros los que gobernamos, el Gobierno Ejecutivo, el Gobierno Legislativo, ustedes que ahora son diputados y diputadas, alcaldes alcaldesas, gobernadores, gobernadoras. No podemos dejarnos secuestrar por las comodidades del palacio, del despacho, del aire acondicionado, del carro con aire acondicionado, de la vida burguesa. Tenemos que sacudirnos de eso.

Hugo Chávez,  primer encuentro con diputadas y diputados electos del PSUV. Teatro Teresa Carreño. 02 de octubre de 2010.

Propicias las palabras del Comandante Hugo Chávez para anteceder este texto que acertado o no, intenta  expresar el sentir de muchos que no silenciaremos nuestras voces. En los tiempos que transcurren ha sido lugar común, leer artículos, comentarios, debatir en colectivos, observar afiches, textos en las redes sociales o grafitis callejeros  alusivos a la crisis económica, social y política por la que atravesamos: Probablemente algunos  alertaran sus fusibles y negaran la existencia de tal crisis, pero para muchos es evidente la imposibilidad de tapar el sol con un dedo. Las decisiones tomadas desde el alto gobierno al ser presentadas a medias tintas y sin la necesaria profundización y franqueza ante el pueblo deja la puerta abierta a la especulación  e incertidumbre  en torno a su efectividad  e idoneidad. Sin obviar, por supuesto, el caldo de cultivo que se sirve a la derecha fascista en su objetivo  único que es romper el hilo constitucional amparados en esa acción por los esbirros del imperio.

Urge el examen crudo de la coyuntura y de las decisiones tomadas desde el alto gobierno, no en vano los habladores de pasjuatadas criticologos, marxiologos, tirapiedritas  e izquierdistas empantuflados, apodos estos dados por el extenso vocabulario peyorativo del Presidente Nicolás Maduro y que casi a diario le hemos escuchado vociferar hacia quienes desde una u otra trinchera de lucha, de las pocas que nos van quedando, hemos intentado alertar sobre los efectos  adversos de las acciones del alto gobierno y su cada vez más deslinde con la Revolución y evidente ropaje REFORMISTA.

Estoy segura no serán estos pretendidos insultos los que nos callaran y aun menos nos detendrán en la lucha que hemos dado desde la 4ta y continuamos dando en la 5ta república, por la organización, formación y la participación del Poder Popular hacia la construcción del Socialismo y  destruir los aparatos ideológicos del  estado capitalista.  Andamos, pateando las calles Camarada Nicolás, y  no empantuflados. Somos ejemplo activo más allá de las letras para la defensa del Proceso Revolucionario iniciado y liderado por El Comandante Chávez con quien nos encontramos en estos caminos de lucha y convicción socialista. Estamos y seguiremos Resteamos con la Revolución y con los líderes del alto gobierno en tanto éstos:  No desvirtúen la construcción revolucionaria; No pacten con la oligarquía empresarial, No usen la vocería y representación dada por el pueblo para su beneficio personal, No conviertan  el Inconstitucional Nepotismo en acto cotidiano  y No guarden silencio cómplice ante la corrupción de sus funcionarios bajo el  trillado, manipulador  y alcahuete  argumento: esto puede hacerle daño al proceso. Nada más torvo al proceso que la impunidad ante la corrupción tanto de la derecha como de los pseudos revolucionarios.

Se ha venido alertando sobre lo inconveniente de la improvisación y enroques, obvio en las ultimas designaciones en el gabinete, las que  demuestran: 1.- La falta  de equipo  para la Gestión de Gobierno, 2.- La ubicación en altos cargos de familiares en 1º, 2º y hasta 3º grado de consanguinidad o filiación del Presidente de la República, su señora esposa, Ministros, viceministros y directivos de empresas del estado, 3.- La improvisación en algunas designaciones caracterizada por los cambios interpectivos o la no evaluación de las condiciones, formación y cualidades para el ejercicio en determinadas funciones que revisten especial atención dado su impacto social, cultural y económico y entendiendo que estos sectores son punza de lanza para la construcción del estado Socialista

 ( Examínese el caso del Abogado: Héctor Rodríguez como Ministro de Educación) o la insistencia en Súper Ministros (caso la Abogada: Andreina Tarazón: Superintendente y Ministra de la Mujer y Rafael Ramírez El para todo) Imposible no destacar la desincorporación de Camaradas de probada militancia, ética revolucionaria y eficiente gestión en las tareas asumidas (caso: Eduardo Samán), 4.- El nada claro y en ocasiones fatuo discurso sobre las políticas a emprender en materia de  inseguridad, que cada día demuestran,  a la poco visible y operativa Defensora del Pueblo, que el asunto es mucho más que una Percepción de Inseguridad, es una realidad del día a día de millones de venezolanos, venezolanas de la que no escapa extracto social alguno y que no termina de concretarse más allá del vamos a hacer vamos a lanzar y una que otra acción efectista y/o farandulera sin sistematización y articulación entre los diferentes entes gubernamentales u organizaciones cuyas funciones y políticas deben estar transversalidas por objetivos estratégicos y contenidos tácticos  que apunten a la prevención, educación  y el combate de las causas estructurales que estimulan los fenómenos delictivos en sus diferentes expresiones sin descuidar la revisión por parte de la Asamblea Nacional de la reforma del Código Orgánico Procesal Penal sumado a una política carcelaria que realmente impulse la humanización y ampliación  de la red de recintos carcelarios enmarcados en políticas de igualdad, equidad, inclusión, caracterización y estratificación de cada caso delictivo,  y la rehabilitación diferenciada e  integral de los privados de libertad. Imperioso, el tema alimentario: lo palpable, lo tangible es el desabastecimiento situación que ha durado demasiado y sobre el cual se ha generado una coyuntura de la que la  derecha fascista saca punta, explota como eslogan y   buena parte del pueblo es susceptible a ello; esto es  peligro inminente.

 Esa realidad insoslayable, toca lo más sensible de la población y más allá de las condiciones subjetivas u objetivas reales que le permiten al pueblo el acceso a bienes y servicios se agudiza cuando para ello debe exponerse a largas e interminables colas y vejaciones para obtener  un producto que en pocos días debe repetir semejante trayecto para suplir el nuevo faltante. Y ahora, ante estas realidades que ha pasado Camarada Nicolás, dónde se ha metido? Que paso con el Gobierno de Calle, porque no le hemos visto con las botas puestas al frente de las acciones anti acaparamiento? Porque ha sido el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (cuyas competencias constitucionales son otras) quien ha asumido lo referido, en especial el trágico realismo histórico del bachaqueo? En hora buena, el Camarada Cabello ha dado frente a esta situación, ello, en alguna medida ha servido de paliativo a ese sentimiento de orfandad en que el pueblo se halla desde la siembra del Comandante  Eterno.

Para todos y todas las y los militantes de la Revolución, antes, desde, algunos después de la siembra de Chávez e incluso, me atrevo asegurar, para el más acérrimo opositor de la derecha, es innegable esa característica sin par y coherente con la praxis revolucionaria de Hugo Chávez, ese asumir directamente, de dar la cara y de aceptar los errores y emprender las rectificaciones pertinentes.

Desde el Por Ahora de 1992, luego en cada acto y acción de gobierno y su emblemática muestra de humanidad y desprendimiento en la vaguada de 2010 que lo llevo en pleno desarrollo de su enfermedad,  de madrugada, bajo la lluvia inclemente, colocarse las botas y megáfono en mano recorrer los sectores de alto riesgo de la Ciudad Capital a pedir, e incluso rogar a nuestra gente más necesitada,  salir de sus maltrechas viviendas y algunos casos dar alojo en el Palacio de Miraflores. Ese arrojo, ese espíritu humilde  y comprometido con el pueblo, eso Camarada Presidente, el pueblo lo necesita, lo extraña, requiere revivirlo. Y es, ese amor revolucionario, más que por formación y convicción  ideológica (la gran mora educativa de este proceso) es  ese  Amor de pueblo el que, tal como lo hizo en 11, 12 y 13 abril de 2002, ese, será  el motor que ha de  movilizarlo a defender, hasta  con su propia vida, este intento revolucionario de las intenciones imperiales  y  la servil canalla criolla que mil veces prefiere a la bota extranjera que a la Patria libre e independiente. Por tanto, se impone la urgente aplicación de las 3R tal como lo planteo el Comandante en el 2008,  rectificación, revisión y reimpulso a la par del Golpe de Timón (octubre 2012) documentos y orientaciones estratégicas-tácticas que también forman parte del Legado de Chávez. Profundizar la ruta hacia el socialismo es la tarea si queremos seguir teniendo Patria.

Lunes 10 de febrero de 2014

María del Rosario Rodríguez Sosa

marirosi1993@gmail.com

@MARIROSI4

Docente de Educación Especial, luchadora e investigadora social, constructora de saberes con el Poder Popular,  militante de la izquierda revolucionaria por la construcción del socialismo. Vocera de los Colectivos: Movimiento Feminista y Antiimperialista INDIA URQUÏA y  Charallave Comunal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4092 veces.



María del Rosario Rodríguez Sosa


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: