En Venezuela somos cristianos, ¿obligados a poner la otra mejilla?

Aunque una  buena parte de cristianos católicos y evangélicos son contrarrevolucionarios y que dicha actitud no tiene explicación, bien sabe el grueso de la población y los lideres más  sobresaliente de esta convicción religiosa, que nuestro comandante Chávez, el presidente Nicolás Maduro, todo su tren ejecutivo e incluso las FANB, nos instan y recuerdan las fiestas  patronales, decembrina y semana santa, y a que se haga este ejercicio de fe los fines de semana y que en todas nuestras empresas diarias esté presente esta  creencia. 

Y como si fuera poco, nuestras ciudades y poblaciones se identifican con nombres de santos y santas y los monumentos de todos los tamaños e iglesias y catedrales de todo tipo vemos por las carreteras y las plazas dándonos la bienvenida. En el caso de la parte católica, muchas regiones del país tienen importantes fiestas, que repito, se convierten en aspectos turísticos de autentica fe,  muy esperados en cada temporada. Las iglesias grandes y pequeñas con todas las doctrinas evangélicas, también adornan desde el más pequeño y refundido de  nuestros pueblos y barriadas, hasta grandes iglesias muy famosas en sectores de clase media de nuestras ciudades.

Deducimos entonces que nuestro país, con un alto porcentaje de católicos y evangélicos de todo tipo, es auténtica-mente cristiana. Además, también creencias como el judaísmo,  mahometanas y otras, practican sus credos de forma libre y  sin mortificaciones de ninguna índole.

Nuestro comandante Chávez, siempre con el Cristo de su abuela y la virgen de Maisanta en mano, no dejó pasar un momento sin recordar al venezolano chavista o no y al mundo cristiano del planeta que somos cristianos de pura cepa. También tenemos un alto porcentaje que no creemos en ninguna forma o deforma  religiosa por los motivos que cada cual tenga en su pensamiento, pero  respetamos y somos muy conscientes de que el país en general es  cristiano.

Entonces, la práctica de la fe cristina por ser mayoría, ¿nos obliga a poner la otra mejilla como nos enseñó el líder indiscutible del cristianismo en Mateo 5, 39? Seguir poniendo la mejilla a quien?, al que le encanta dar cachetadas con su mano bien abierta y toda su conciencia? No, no y no: me resisto a seguir poniendo en práctica este principio religioso, mientras que quien me lance cachetadas sea un cacheteador experimentado. Cuando la cachetada venga de alguien que realmente la pega por ignorancia y por circunstancias ajenas a sus voluntades o porque la pega por error, acepto, y de repente le ponga la otra mejilla pero solo una vez.

A nuestro comandante Maduro, a nuestros ministros revolucionarios, a nuestra Fuerza Armada Bolivariana y a nuestro país en general,  le vienen dando cachetadas de todos los calibres; ¿y cuando las recibimos?  Cuando vemos al especulador consciente reincidiendo a conciencia. Cuando CNN y otros medios de la derecha mundial continúan haciendo la guerra desinformativa y mintiendo al mundo latino sobre nuestro gobierno, nuestra cosa económica y política y se le siguen dando entrevistas que distorsiona. Y otras miles de etc., etc. y cachetadas.

¡Viva Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1647 veces.



Hernando Cortés Pico


Visite el perfil de Hernando Cortés Pico para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: