Contra la cultura de la muerte, análisis crítico diario

La violencia es sólo una de las aristas de la descomposición social que fomentan los medios comerciales, ante esta debacle moral reproducida entre cientos de miles y millones de personas en el mundo,  es necesaria la activación de un gran movimiento formador de conciencia que sea capaz de desmontar, en vivo, los perversos contenidos que pretenden posicionar en las mentes de nuestros niños y jóvenes.

Hoy, cuando se hace un llamado nacional a la pacificación, esperamos que esta propuesta pueda ser evaluada como una de las herramientas a la mano para combatir la anticultura capitalista que se ha venido imponiendo. A continuación reproducimos el documento original  de la Propuesta de la creación de una materia obligatoria de Análisis Crítico de los Medios desde  preescolar hasta el último año de secundaria, este escrito fue acogida en el artículo 9 de la Ley Orgánica de Educación 2009 para abrir las puertas al Análisis Crítico de los Medios, sólo hay que ponerlo en práctica.

Educación y medios de comunicación

Artículo 9. Los medios de comunicación social, como servicios públicos son

instrumentos esenciales para el desarrollo del proceso educativo y como tales,

deben cumplir funciones informativas, formativas y recreativas que contribuyan

con el desarrollo de valores y principios establecidos en la Constitución de la

República y la presente Ley, con conocimientos, desarrollo del pensamiento

crítico y actitudes para fortalecer la convivencia ciudadana, la territorialidad y la

nacionalidad. En consecuencia:

1.Los medios de comunicación social públicos y privados en cualquiera de sus

modalidades, están obligados a conceder espacios que materialicen los fines

de la educación.

2.Orientan su programación de acuerdo con los principios y valores educativos

y culturales establecidos en la Constitución de la República, en la presente

Ley y en el ordenamiento jurídico vigente.

3.Los medios televisivos están obligados a incorporar subtítulos y traducción a

la lengua de señas para las personas con discapacidad auditiva.

En los subsistemas del Sistema Educativo se incorporan unidades de formación

para contribuir con el conocimiento, comprensión, uso y análisis crítico de

contenidos de los medios de comunicación social. Asimismo la ley y los

reglamentos regularán la propaganda en defensa de la salud mental y física de la

población

Fecha: 29 de julio de 2009

De:   Movimiento por el Periodismo Necesario (Todos sus integrantes)

Para: Ministro del Poder Popular para la Educación  Héctor Navarro 

Asunto: En el texto

MOVIMIENTO POR EL PERIODISMO NECESARIO

PROPUESTA PARA LA NUEVA LEY DE EDUCACIÓN

Planteamiento:

Para los integrantes del Movimiento por el Periodismo Necesario resulta preocupante la forma como el sistema de opresión mundial se reproduce a través de mensajes que la mayoría de la población estima inocuos y cuya presencia es una realidad latente en la prensa escrita, la televisión, el cine, la radio, la web, la industria musical y otras formas del llamado mundo del entretenimiento.

La coherencia del sistema de injusticia mundial dominada por la ideología capitalista-neoliberal  tiene tentáculos inimaginables que son dignos de análisis diarios, metódicos y formadores de una nueva conciencia.

Ante esta avalancha indetenible de contenidos orientados directa o indirectamente a mantener el sistema de opresión neoliberal-capitalista, debe ser el Sistema Educativo de los países, el principal instrumento de formación, capaz de ofrecer a niños, niñas y adolescentes las herramientas mínimas que les permitan contrarrestar la pretensión hegemónica del pensamiento único que reproducen los medios de comunicación comerciales.

De allí que el planteamiento esencial del Movimiento por el Periodismo Necesario sea que la nueva Ley de Educación identifique a los medios masivos de comunicación comerciales como el principal factor de distorsión de la realidad, y por ende, la necesidad de incluir en el currículo de estudio una materia que instruya sobre el análisis crítico de los medios de comunicación desde el nivel preescolar hasta el último año de secundaria, años cruciales en la formación de la imagen que tienen del mundo niños, niñas y adolescentes.

Contexto de la propuesta:

La tv y los niños

En una investigación publicada en 1994 (Televisión un peligro para la democracia) de Jhon Condry y Karl Popper se enumeran una serie de cambios alarmantes que provoca la exposición a la tv de los niños, entre ellos se destaca: juegan menos y son menos  sociables, tienden a ser más obesos, pierden el beneficio de adquirir conocimientos y destrezas al estar tanto tiempo frente a la tv.

 Este mismo estudio explica que se ha comprobado que a los 10 años los gustos de los niños van cambiando  y se asemejan a la de los adultos, los valores que aprenden son los del mercado, sus acciones, comportamientos y actitudes  son en función de esos valores. La televisión corre en el presente, obvia el pasado y muestra poco interés por el futuro. Los niños actuales son muy crueles y se burlan de los que son diferentes o tienen alguna discapacidad porque la televisión les enseña el mundo perfecto. Lo más grave de todo esto es que el resto de los medios también reproduce estos mismos valores.

El supra-monopolio mediático internacional

Sólo 10 grandes mega-corporaciones con sede en los Estados Unidos controla directa o indirectamente el poder mediático de la información, opinión y el entretenimiento a través de su participación accionaria en la prensa escrita, radio, televisión, compañías de cable, sellos disqueros, el cine, la producción y distribución de contenidos para televisión, portales de internet y parques recreacionales al estilo Disney World.

Estos diez monopolios, no sólo someten con sus políticas editoriales al pueblo estadounidense, adicionalmente se interrelacionan con los grandes medios latinoamericanos por dos vías, la compra accionaria directa de algunos medios, o, la coordinación de políticas de desinformación con los dueños de medios latinoamericanos a través de la Sociedad Interamericana de Prensa.

La SIP es una organización visiblemente dominada por los magnates del aparataje mediático estadounidense y ente propagandístico por excelencia del Departamento de Estado (EEUU) y la Central de Inteligencia Americana.  

Así lo explicó, Ernesto Carmona, sobresaliente investigador chileno, en su ponencia Los Amos de la Prensa (en América Latina) durante el Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático, ofreciendo detalles espeluznantes acerca de la concentración del poder mediático que poseen los principales difusores del capitalismo mundial. Poder de facto, no electo por ningún pueblo,  que  además se auto-asigna la exclusividad de la Libertad de Expresión y la facultad decisoria de imponer a través de sus medios, la opinión de una minúscula elite por encima de todo aquello que intente oponerse.

En manos de este poder absoluto, hegemónico, despótico, sangriento, guerrerista y antidemocrático dejamos las horas de recreación de nuestros niños y adolescentes, cuando permitimos que se expongan a las películas holywoodenses, las caricaturas de Disney, los canales de la televisión por cable, la música internacionalmente difundida, entre otras expresiones. No resulta casual la cobertura mediática que se ofrece a los mensajes de violencia y sexo irresponsable que multiplican los cantantes de reguetón, por sólo citar un ejemplo.

Lo más delicado es que esta cultura es muy popular, retadora de la educación escolar y de la tradición familiar, hechos que explican claramente el impacto que tienen sobre niños, niñas y adolescentes provenientes de hogares honorables.

Estamos hablando de la salud mental de los venezolanos, nos referimos a los millones de asesinatos que nuestros niños, niñas y jóvenes han podido presenciar a través de la tv al llegar a la adultez. Parafraseando al filósofo austriaco Karl Popper, la tv es un peligro para la democracia, pues introduce la violencia como un hecho cotidiano entre la ciudadanía.

Está claro que ese poder se mantendrá intacto allí por mucho tiempo tratando de convertir a nuestros niños, jóvenes y adultos en seres individualistas, compradores compulsivos y seguidores de la lógica neoliberal-capitalista, razón fundamental por la cual nuestra propuesta como Movimiento por el Periodismo Necesario es que todos los venezolanos escolarizados puedan tener un conocimiento mínimo sobre la amenaza a la que se exponen cuando están frente a la radio, tv, cine , internet, material musical y prensa escrita comercial generada por este poderío internacional.

El pensamiento único del discurso dominante en los diez grandes imperios comunicacionales, ofrece a su vez propaganda política, crea opinión pública y persuade a favor de la ideología conservadora. A su vez, tiene vinculaciones con las más grandes corporaciones trasnacionales como la controvertida empresa petrolera Halliburton Company del ex vicepresidente de EEUU Dick Cheney. La influencia de estas gigantescas corporaciones alcanza también medios franceses, españoles, ingleses y japoneses.

Tal y como está constituido el sistema mundial neoliberal-capitalista se hace necesario generar propuestas que hagan un frente educativo, formador y conciente de la vorágine sistemática a la cual estamos expuestos.

Convocatoria al país:

Hacemos un llamado a la Asamblea Nacional, al Ministerio del Poder Popular para la Educación, al Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior para que ofrezcan el apoyo institucional a esta propuesta.

Igualmente llamamos a psicopedagogos, expertos comunicólogos, investigadores y a la sociedad venezolana en general a conformar una mesa permanente de trabajo para construir el contenido de la materia Análisis crítico de los medios. El Movimiento por el Periodismo Necesario manifiesta su interés en aportar para conseguir esta meta facilitando experiencias previas conocidas.  

Temas como la guerra de 4ta generación, la titulación tendenciosa de los medios impresos, el uso indiscriminado de la musicalización altisonante para mantener la atención de los niños y las nefastas consecuencias de la excesiva exposición a la tv, deben ser  estudiados en profundidad a través de contenidos adaptados a nuestros niños y jóvenes.

Estimamos conveniente citar al filósofo y comunicólogo mexicano Fernando Buen Abad cuando explica que este es un asunto supranacional, por lo que no deja de ser necesario que este tema sea planteado en las cumbres internacionales y de allí se deriven políticas conjuntas. La Alianza Bolivariana para los pueblos de América parece un escenario propicio de aplicación de políticas coordinadas en esta materia.

En su argumentación durante el 1mer Encuentro Latinoamericano contra el terrorismo mediático Buen Abad dejó filtrar la posibilidad que las universidades den prioridad al monopolio mediático y la cartelización de la información que existe en el ámbito internacional como un tema obligado de estudio.

No nos resulta descabellado que la materia Análisis crítico de los medios también se incorpore a las distintas carreras universitarias, pues el poder deformador de este sistema internacional de la llamada industria del entretenimiento alcanza por igual a ingenieros, arquitectos, abogados o comerciantes informales.

En el marco de la construcción de un nuevo sistema político, económico y social que garantice la justicia, la igualdad y que ponga el bienestar del hombre en sociedad como prioridad (El Socialismo), estimamos conveniente iniciar un trabajo de educación masiva para desmontar la lógica capitalista reproducida por cientos de miles y millones a través de los medios de comunicación.

Así como es de masiva la transmisión de contenidos deformadores de la conciencia a través de los medios comerciales, así de masiva debe ser la educación sobre el análisis crítico de los medios.

Al servicio de los más sagrados intereses de los pueblos del mundo, se despide

El Movimiento por el Periodismo Necesario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1383 veces.



Harim Rodríguez D´Santiago


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: