Alcanzar el matrimonio: cambiar las relaciones opresivas

El matrimonio es la plusvalía con la máscara del amor. En el debate que se abriría en nuestra Asamblea Nacional y en la calle con la presentación, el próximo 31 de enero, de una propuesta de ley de Matrimonio Igualitario para parejas del mismo sexo es imperativo no dejar pasar por debajo de la mesa las verdaderas razones que nos obligan a muchos revolucionarios a movilizarnos en pos:

  1. La institución burguesa del matrimonio ha secuestrado bajo su figura un conjunto de derechos y beneficios sociales que son negados para otras formas de convivencia y relación entre dos o más personas con un vinculo erótico y afectivo.

  2. Además del acceso a estos derechos y beneficios sociales, la transformación de la definición de matrimonio para incluir a personas del mismo sexo agrietaría la máscara del matrimonio como protector de los afectos y de la familia. Lo que se esconde debajo es la familia convertida en máquina de parir y la regulación del cuerpo y sus posibles liberaciones fuera de los márgenes del mercado.

El matrimonio esconde bajo su máscara el rostro de un leproso. No ansiamos para los que hemos sido excluidos los males que corroen a las parejas heterosexuales unidas bajo el matrimonio, ya que muchas de las relaciones y compromisos económicos que se les imponen son profundamente opresivas. Apoyamos la capacidad que tendrían las uniones entre personas del mismo sexo de implosionar sus fundamentos, una posibilidad que no debe morir en una simple asimilación a las formas caducas de relacionarse afectivamente.

@ASGDRe

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2235 veces.



Armando Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas