Medidas que el gobierno nacional debe tomar a favor del proceso revolucionario

El Pueblo Trabajador y su vanguardia, el Pueblo Bolivariano en Lucha, saludan todas las medidas que el gobierno nacional implementa para beneficio del pueblo venezolano pero considera que son precarias e insuficientes. Dentro de las medidas que se están tomando, el Pueblo Bolivariano en Lucha considera que urge tomar medidas revolucionarias, no paliativas, neoliberales y/o concertadas con la nueva y vieja burguesía; medidas y acciones que despejen el panorama político nacional y tomen partido a favor del Pueblo Trabajador, que dejen claro que este es “su gobierno” y en consecuencia ese Pueblo Trabajador, constituido por ciudadanas y ciudadanos que viven de su trabajo creador, unirá fuerzas a su gobierno para derrotar a los eternos enemigos de clase, porque la lucha es de clases. El Pueblo Bolivariano en Lucha (vanguardia del Pueblo Trabajador) enfrenta hoy a los que viven del trabajo del pueblo, a los que no solamente se apropian de la riqueza generada por el Pueblo Trabajador sino de las riquezas generada por la explotación de las bondades naturales que posee nuestro territorio, de los que se apropian directa e indirectamente de la renta petrolera, de los que se apropian de las divisas extranjeras contando con complicidades a lo interno de los organismos del Estado que deberían velar por su correcta, eficiente y honesta administración.

Esas medidas económicas y obligatoriamente judiciales no pueden ser concebidas, concertadas ni promulgadas por quienes dentro del gobierno pregonan y toman partido por la alianza de clases, por quienes constituyen hoy la burguesía emergente (producto de la corrupción en que están inmersos), porque esa nueva y vieja burguesía es, y será eternamente, la enemiga de clase a vencer para poder transitar hacia el Buen Vivir, hacia el Estado Comunal, modo de vida que ha emergiendo como superación del paradigma tecnocrático y desarrollista impuesto por el sistema capitalista, que verdaderamente garantizará la mayor suma de felicidad posible en armonía con la naturaleza.  

Esas medidas (Leyes Habilitantes), a la par de la reformulación del Plan de la Patria (a ser sometido a profunda y profusa discusión por el pueblo para luego aprobarlo en referéndum nacional), deben ser concebidas, y exigidas a “nuestro gobierno”, por el Pueblo Trabajador, deben ser producto del debate participativo y protagónico del pueblo con toda su potencia creadora y libertaria como dijo, nos dijo, nos dice el Cdte. Chávez: “…para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana”.

La o el servidor público, cualquiera sea su categoría o envestidura, que de la noche a la mañana se haya enriquecido con los dineros públicos, con los dineros del pueblo, nunca accionará a favor del Estado Comunal, a favor del socialismo, porque como nuevo rico buscará alianza con sus pares, los ricos de antes y de ahora, para poder multiplicar y gozar de lo robado al pueblo; la nueva burguesía, relacionada estrechamente con sectores de la alta burocracia del Estado y el capital financiero tiene como aliados a los que viven de la explotación del Pueblo Trabajador, los que directa o indirectamente se apropian de la renta petrolera y de las divisas en moneda extranjera que pertenecen al Pueblo Trabajador.

Entre las medidas que urge tomemos como pueblo soberano, protagonista de su propio destino, nos atrevemos a señalar entre otras y a manera de aporte a ese gran debate nacional constituyente que necesariamente debemos protagonizar para garantizar el traspaso de la barrera del no retorno en nuestro tránsito hacia el eco socialismo,  hacia la conquista del Buen Vivir, del Estado Comunal, están:

A.- Convocatoria inmediata a Asamblea Constituyente. En esta nueva oportunidad la participación y protagonismo del Pueblo Trabajador será garantía de triunfo sobre el bloque de todos los elementos pequeñoburgueses y oportunistas -sometidos a la influencia de la burguesía nacional e internacional-  que en anterior oportunidad impusieron sus criterios reformistas. Hoy se impondrá el criterio de un pueblo que inusitadamente acaba de despertar a la vida política; que perdió el miedo a las palabras “revolución” y “socialismo”; que se ha renovado en las luchas bolivarianas lideradas por el Cmte. Chávez, alzado las banderas del Poder Popular y entendido que la lucha es de clases.

B.- Combate directo a la corrupción, ineficiencia y burocratismo. El Cmte. Chávez, gravemente enfermo, en Consejo de Ministros, enviste contra la burocracia quinta columna, contra la nueva burguesía, estrechamente relacionada con sectores de la alta burocracia del Estado y el capital financiero, contra el Estado burgués, y pide, además del impulso de las comunas, dar un Golpe de Timón y reivindica la crítica y la autocrítica como método revolucionario, indispensable para que Pueblo y Gobierno puedan marchar juntos hacia el Estado Comunal y se cumpla el precepto constitucional y revolucionario: MANDAR OBEDECIENDO.

C.- Reforma de la Ley de las Comunas que propugne su impulso desde los municipios, poniendo especial énfasis en las tareas a asignar a Alcaldes y Consejos Municipales en esta etapa de transición hacia el Estado Comunal.

D.- Sanción ejemplarizante a los responsables (gerentes y empleados de CADIVE-SITME y empresarios privados) del robo de los 20.000 millones de dólares distribuidos por el SITME y urgente recuperación de esos fondos para invertirlos en seguridad social e infraestructura ferroviaria.

E.- Control de precios de mercancías, bienes y servicios. Precio Máximo de Venta al Público (PMVP).

F.- Control de producción, calidad y distribución de alimentos, bebidas y fármacos. No a los transgénicos, comida chatarra y fármacos de dudosa procedencia y cuestionado uso.

G.- Control Obrero en las industrias básicas y empresas de producción social donde el Estado sea socio mayoritario. Implementación del Plan Guayana Socialista. Elección de Gerentes de las Industrias Básicas del seno de las y los trabajadores. No más gerentes castrenses.

H.- Sistema de Seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad administrado por el Pueblo Trabajador (implementación de los exitosos Institutos de Previsión Social de Trabajadores, en oposición a empresas aseguradoras).

I.- Reformas de Leyes y Reglamentos que rige las Cajas de Ahorro.

J.- Reforma de la Ley de Contraloría Social.

K.- Acceso directo del Pueblo Trabajador, en función de Contralor Social, a las finanzas y negociados de las empresas del Estado.

L.- Control Comunal de los órganos represivos del Estado.

M.- Transparencia en las relaciones internacionales del Estado venezolano con los pueblos del mundo.

N.- Participación activa, protagónica y participativa del pueblo venezolano en los procesos solidarios con los pueblos hermanos.

Pancho J. Alegría. Hijo de Pueblo.

panchojalegria@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2073 veces.



Pancho J. Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a179767.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO