Transición al socialismo en empresas del estado. Caso Movilnet

Las empresas del estado nacidas o no en revolución en su gran mayoría poseen una organización piramidal que reproduce el sistema de organización de la sociedad capitalista y sus sistemas de producción obedecen a la lógica del capital por lo que por mucho que nos empeñemos en tildarlas de socialistas, son parte de la vieja estructura del sistema capitalista que debemos desmontar.

Es deber de todo revolucionario que le toca circunstancialmente ocupar cargos de dirección, enfocar todo su esfuerzo en aportar en la transformación de los medios y modos de producción hacia medios de propiedad social, dirigidos de manera colectiva y orientados a la producción de bienes y servicios que la población realmente necesita y con la capacidad de innovar hasta satisfacer las nuevas necesidades que surjan del desarrollo de la sociedad.
Cada empresa tendrá sus propias maneras de aportar en la transformación de la sociedad para la construcción del socialismo, es así como MOVILNET dedica sus esfuerzos en disminuir la brecha tecnológica que padecen los sectores más vulnerables con respecto a los más favorecidos por la estructura económica, proveyendo a precios accesibles de tecnología móvil celular a los sectores excluidos de siempre e invirtiendo en comunidades que por razones de rentabilidad la industria capitalista ha mantenido excluidos del acceso a estas tecnologías.

En este sentido Movilnet posee planes y estrategias de inversión que permite la inclusión de los más desposeídos y tradicionalmente excluidos en el acceso a las telecomunicaciones, lo que la convierte en una empresa orientada al servicio y no a la “competencia por el mercado” en la que los equipos que ofrece no juegan un papel preponderante en la captación de usuarios, con la excepción de los equipos de alta gamma que están orientados a “competir” por un mercado con alta capacidad de pago y muy sensible a la innovación que sirven para darle sustentabilidad a los planes más económicos que hay en venezuela.
Es obligación revolucionaria de los que toman las decisiones en Movilnet contribuir en el desarrollo de una economía socialista y en la formación de valores en sus usuarios que permitan desmontar la principal “arma” del capitalismo, el “consumismo” o consumo innecesario de productos para satisfacer necesidades creadas y que en nada responden a la consecución del “buen vivir”, o en palabras de Bolívar de la “suprema felicidad” en consecuencia con el objetivo histórico número 2 del plan de la patria.

Es por ello que los equipos que ofrece deben ser de altísima calidad y a bajo costo y que cubran las diferentes necesidades reales de los usuarios, en este sentido, no puede darse el lujo de sacar al mercado un equipo con iguales o semejantes prestaciones para sustituir a otro pues esta es una estrategia del capitalismo para estimular el deseo de innovación en sus usuarios quienes en búsqueda de lo nuevo “cambian” de equipo sin necesidad real. Ejemplo de ello es la sustitución del Vergatario 2 por el Vergatario 3 con la única diferencia real que este último posee Bluetooth el cual no es un servicio necesario para los usuarios de esa gama de productos, sin embargo, muchos de los usuarios que poseían el Vergatario 2 decidieron cambiar sus equipos en buen estado por el Vergatario 3 por el puro afán consumista

En este sentido, sin ánimo de pretender ser un experto en la materia, propongo:

Establecer segmentos de necesidades de los usuarios y producir equipos nacionales de calidad y bajo costo para atenderlos, estos equipos deberán permanecer en el mercado el tiempo suficiente hasta que cambios en las necesidades del segmento que atienden exijan nuevas soluciones y con ellos nuevos equipos. Ejemplo en el segmento Básico si el Vergatario 3 satisface las necesidades debe permanecer en venta hasta tanto las necesidades reales del usuario o de la corporación exijan un cambio real de equipo.

Concentrar los esfuerzos en mejorar la calidad de los equipos y en los servicios reparación, mantenimiento, actualización de software y hardware, de tal manera que los equipos puedan ser reparados por Movilnet durante su garantía y por terceros fuera de ella, esto implica la venta de partes a los talleres de mantenimiento.

Desarrollar innovaciones adaptadas a nuestras necesidades e implementarlas en nuevos modelos cuando estas representen un cambio real en la prestación del servicio en el segmento que atiende. Ejemplo pasar del Evolución 2 al evolución 3 o al Vtelca 8200 para permitir el uso del androide 4.0 y los softwares desarrollados para él. No tiene sentido que se saque el Auyantepuy (Y210) con prestaciones muy similares al Evolución 2, en todo caso resultaría mejor seguir sacando el evolución 2 para “abaratar” su mantenimiento.

Las industrias nacionales VETELCA y ORINOQUIA deben producir equipos que se complementen en la atención de los usuarios de los segmentos de baja y media gama y mientras no estemos preparados dejar los segmentos de alta gama para que Movilnet comercialice equipos de otras empresas fabricantes obedeciendo las “necesidades” del mercado para generar recursos de los usuarios con mayor poder de gastos.

Todas las empresas del estado están obligadas a ir migrando hacia un sistema productivo socialista orientado a la satisfacción de las necesidades reales de nuestra sociedad y para ello se requiere emprender nuevos métodos que devengan en estrategias innovadoras revolucionarias rompiendo el depredador sistema de producción y consumo capitalistas.

peraltanf@yahoo.es
@noellibre


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3272 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: