Izquierda o Derecha

Es imperativo destacar la esencia de la racionalidad revolucionaria. Insistir en la formación política. No abandonar jamás la lucha por hacer realidad la revolución. Esforzarse por aceptar la lógica de los pensadores populares y de los nuevos constructores de ideas bajo el paradigma de la Revolución Bolivariana. Ilustrarse de la sabiduría que flota en el ambiente universal donde existe el pensamiento emancipador de los pueblos. Entender, al fin de cuentas, que el proceso revolucionario se construye, se arma minuciosamente con la buena voluntad de los hombres llenos de ideales. Se construye la Revolución creando nuevas referencias y rompiendo con todo arquetipo de la sociedad heredada. En Revolución no se sigue lo que antes era ley, postulado o elaboración teórica. La Revolución Bolivariana rompe esquemas, modelos o estructura; y elabora una nueva génesis, esqueleto o armadura de la vida en sociedad. Mientras no cumplamos con esta premisa transformadora no hay revolución.

En 2014, entramos en la etapa del Cambio de Estructura que nos obliga a la producción intelectual y la práctica concreta de profundizar el Proceso Revolucionario. Momento que exige a los constructores (la izquierda socialista) del nuevo sistema político temperancia, conciencia y humildad. Punto decisivo para diferenciar lo que es reforma y lo que es revolución. Coyuntura para sincerar posiciones políticas e ideológicas. Línea divisoria que marca la realidad de los dos sistemas políticos encontrados: democracia representativa (popularmente categorizada como la IV República) y la Revolución Bolivariana (origen del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI). Estamos, entonces, de frente a la historia y con la obligación de rendir cuentas al pueblo y a nosotros mismos.

Se hace necesario también observar que la masa popular, el pueblo como estructura política, ha ascendido en sus niveles de conciencia y capacitación ciudadana. “Milagro” que se le debe a Hugo Chávez, a la Constitución Bolivariana y a la revolución impulsada por hombres íntegros que no perecen ni claudican en su búsqueda justiciera

Estamos en el punto que indica las dos flechas que señalan el rumbo a seguir. La flecha hacia la derecha que es para no terminar de romper con la cultura política que impuso la IV República, aunque se digan “revolucionarios”. Por lo tanto, es mantenerse apegados al sistema de la democracia representativa, aceptar la reforma y olvidarse de la utopía revolucionaria. Es hacerle ofertas al pueblo, para ganar indulgencias y no cumplirlas. Es también, hablar en nombre del socialismo, de Chávez y de los Libertadores pero actuar como “escuálidos”, reformistas, cuartorepublicanos. La flecha de la derecha es sostener ante la opinión pública la depuración del aparato burocrático, pero “por debajo de la mesa” mantener el vicio de los ilícitos y del cobro de comisiones. Es, además, emplear el poder para usufructuarlo (práctica de la democracia representativa) y no para alcanzar el bien común (meta de la Revolución Bolivariana).

La otra flecha, que orienta hacia la izquierda, es la senda para asumir la lucha por consolidar el Proceso Revolucionario. Es ejercer el poder no desde la posición metódica de la cúpula o componente de mando elitista; por el contrario es transferir la toma de decisiones a los colectivos organizados. Lo que implica: (i) claridad ideológica para actuar como un ser de buena voluntad; (ii) aprehender para sí la conciencia revolucionaria y convertirse en un auténtico promotor del bien común; (iii) estimular la formación política propia y de la militancia para contrarrestar los efectos demoledores de la fascinación del poder; (iv) canalizar los actos revolucionarios como la vía constitucional para la transferencia del poder regional y local a las comunidades para el ejercicio del autogobierno; (v) fundamentar los actos constituyentes para sustituir el Estado de la IV República hasta su plena desaparición y sustitución por la Comuna Autogestionaria; (vi) inducir el fomento de los principios éticos y morales a fin de interactuar con base en la humildad, solidaridad, serenidad, perseverancia y amor al prójimo.

En 2014 el camino que escojan los indecisos, ambiguos o reformistas no tiene vuelta atrás. Las flechas así lo indican. El pueblo, ese que produjo el 13 de abril madre de todos actos constituyentes por venir, ya no es el mismo. Aquella masa sumisa y conforme con un saco de cemento, láminas de zinc, ladrillos y una bolsa de comida, sabe ahora lo que es el poder popular. Si aún persiste la conducta clientelar, la tendencia es acoplarse a la conciencia colectiva que es la vía de la emancipación. Por eso, las cohortes generacionales que protagonizan la escena política actual y dirigen la sociedad no pueden seguir en el limbo de la ambigüedad. Las dos flechas están allí. Subyacen en la práctica de los actos políticos. La escogencia del camino verdadero --no del simulado que es como una prótesis inorgánica-- para quienes no lo han hecho todavía, ya no tiene prórrogas. Las próximas cohortes generacionales se están preparando para reemplazarlos. La flecha del camino de la revolución salta a quienes se les dificulta desprenderse de la flecha del camino reformista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4355 veces.



William Izarra

Oficial de las FANB, retirado como Comandante (Teniente Coronel) de la Aviación Militar. Siendo oficial activo logró realizar estudios en todos los niveles académicos del saber universitario obteniendo su título como Licenciado en Educación (UCV); Maestría en Planificación (Harvard University) y Doctorado en Ciencias del Desarrollo (Cendes, UCV). Ha sido miembro del MBR-200, MVR, PSUV, Director Nacional de Ideología del Comando Maisanta, Colectivo Democracia Directa y creador del Centro de Formación Ideológica (CFI). Ha ocupado algunos cargos dentro del Gobierno Bolivariano Revolucionario bajo el mandato de Hugo Chávez Frías, siendo unos de los más relevantes el de Vice-Ministro de Relaciones Exteriores para Asia, Oceanía y Medio Oriente. Ha escrito una serie de folletos y libros para la compresión de los valores y principios socialistas.

 izarra1947@gmail.com      @williameizarra

Visite el perfil de William Izarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: