Caracas

Una de las matrices de opinión que, la mediática burguesa intentó posicionar a raíz de los resultados obtenidos por su vocería política organizada en la MUD fue la del supuesto triunfo oposicionista en la ciudad capital. Caracas, la cuna del Libertador Simón Bolívar, la misma que se alzó contra el paquetazo neoliberal del FMI y Carlos Andrés Pérez en Febrero de 1989, la que fue testigo, años después, de las rebeliones militares patrióticas del 4F y 27N; más recientemente, de la rebelión popular contra el golpe de Estado fascista de Fedecámaras, la CTV, la Iglesia católica y la Coordinadora Democrática, predecesora de la MUD, del 12 y 13 de abril de 2002. Se basa, la mediática burguesa, en el supuesto triunfo del “vámpiro” Ledezma en la llamada Alcaldía Metropolitana de Caracas como se le definió en la Ley Especial sobre el Régimen del Distrito Metropolitano de Caracas.

Surge, el llamado Distrito Metropolitano de Caracas, de un mandato de los constituyentistas de 1999, quienes en el artículo 18 de la Constitución Bolivariana establecieron que: “La ciudad de Caracas es la capital de la República y el asiento de los órganos del Poder Nacional. Lo dispuesto en este artículo no impide el ejercicio del Poder Nacional en otros lugares de la República. Una ley especial establecerá la unidad político territorial de la ciudad de Caracas que integre en un sistema de gobierno municipal a dos niveles, los Municipios del Distrito Capital y los correspondientes del Estado Miranda. Dicha ley establecerá su organización, gobierno, administración, competencia y recursos, para alcanzar el desarrollo armónico e integral de la ciudad. En todo caso, la ley garantizará el carácter democrático y participativo de su gobierno” (CRBV, Art. 18). Constituye, como podemos apreciar, el llamado Distrito Metropolitano de Caracas y la Alcaldía del Distrito Metropolitano, una entidad territorial compuesta por espacios territoriales tanto de Caracas (Municipio Libertador) como del Estado Miranda (Municipios Chacao, Baruta, El Hatillo y Sucre), más de Miranda que, de Caracas, propiamente dicho. A tal efecto, es pertinente mencionar quienes han fungido de alcaldes en la mencionada entidad gubernamental a partir de su surgimiento: período 2000-2004, Alfredo Peña (Movimiento V República); 2004-2008, Juan Barreto (Movimiento V República), 2008-2013, Antonio Ledezma (Alianza Bravo Pueblo) y, 2013-2017, Antonio Ledezma (MUD), reelecto.

Bien importante señalar que, la Revolución Bolivariana pudo ganar esa Alcaldía mientras ganó en el Municipio Sucre del Estado Miranda, al revertírsele la opinión popular en ese Municipio del Estado Miranda; muy en particular, a partir de la pésima gestión de José Vicente Rangel Ávalos, esa opinión negativa, sembrada por esa pésima gestión, el Pueblo de Petare no ha querido saber nada de las y los candidatos de la Revolución Bolivariana, refugiándose en gestiones incluso peores, como la actual de Carlos Ocariz de Primero Justicia, quien ha convertido ese Municipio en uno de los más insalubres del país. Es así que, Petare, por llamarlo de alguna manera, se ha convertido en el “gran elector” de la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Caracas o, para llamarlo de alguna manera, es Miranda quien elige al Alcalde del Distrito Metropolitano de Caracas. Y no puede ser de otra manera, pues, el “vámpiro” Ledezma, consciente de dicha realidad, es en los municipios de dicha entidad territorial donde invierte los recursos destinados a obras de la mal llamada “Gran Caracas”, y he allí los resultados de dicha política: su reelección para un nuevo período.

El artículo 22 de la Ley Especial sobre el Régimen del Distrito Metropolitano de Caracas, establece las fuentes de ingreso del Distrito Metropolitano de Caracas, destacando entre éstas, el diez por ciento (10%) de la cuota del Situado que corresponde a cada uno de los Municipios que integran el Distrito Metropolitano: Chacao, Baruta, El Hatillo, Sucre y Libertador. Además, un aporte financiero concerniente al diez por ciento (10%) de los ingresos propios efectivamente recaudados por cada uno de los Municipios que integran el Distrito Metropolitano. Como se puede apreciar, vista la gestión actual del Alcalde Ledezma, de la transferencia de recursos de caraqueños y caraqueñas a la citada Alcaldía Metropolitana van al financiamiento de la calidad de vida de mirandinos y mirandinas; además de, financiar los viajes por el mundo de dicho Alcalde, solo para eso ha servido esa Alcaldía a los verdaderos caraqueños y caraqueñas.

En su oportunidad, Aristóbulo Istúriz, así lo denunciaba: “En un foro en la plaza del Banco Central de Venezuela, el antiguo candidato a la Alcaldía Mayor, Aristóbulo Istúriz, defendió la aprobación de la Ley del Distrito Capital y la instalación de la Ley de Transferencia Metropolitana este martes”. (…) “La Alcaldía Mayor es un híbrido que no tenía sentido si no se eliminaba después de su creación”, explicó. “Fue un ente creado para regir a las alcaldías y eliminar la gobernación de Caracas. Nosotros en la reforma proponíamos eliminarla…” (…) “Istúriz afirmó que las dos leyes tienen sentido pues así se haría “justicia” a las 22 parroquias de Caracas. “[Ellas] sólo reciben el situado del Municipio Libertador, mientras Petare recibe de la Alcaldía Mayor y de la Gobernación de Miranda”, explicó. “Está también el situado de la capitalidad que es un situado extra que se da a la capital de la república porque hay una población flotante que viene a Caracas a hacer diligencia. Ese situado extra viene de atender a esa población flotante” (El Nacional, 29-04-2009). Respondía Istúriz, a las críticas que, en ese momento, hacían el Alcalde Ledezma y el oposicionista Asdrúbal Aguiar a la creación del Gobierno del Distrito Capital y su jefa de Gobierno designada, la camarada Jaqueline Farías.

Estimamos que, si el candidato de la Patria a la Alcaldía Metropolitana de Caracas, el camarada Ernesto Villegas, hubiese tomado banderas en las palabras del camarada Aristóbulo; de seguro, el Pueblo caraqueño le hubiese acompañado en mayor cuantía, otorgándole un apoyo masivo por la eliminación de ese adefesio que es, la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Pues, si hoy Caracas presenta un rostro amable y cordial, con plazas recuperadas, atención de salud garantizada a su población, asfaltado de sus vías, con planes en acción para garantía de mayor seguridad, buen servicio de recolección de desecho sólidos, y otras mejoras, es debido a la coordinación eficiente de Gobierno Municipal, Distrito Capital y Gobierno Nacional, para nada ha actuado allí, la mal llamada Alcaldía Metropolitana de Caracas, cuyas autoridades solo han traído a Caracas, problemas laborales con los más de 3 mil despidos de Ledezma, cuyos trabajadores y trabajadoras se han dedicado, en procura de la defensa de sus derechos humanos, a protestar en sus calles haciendo sentir su malestar social.

No obstante, las cifras en votos obtenidas por el candidato de la Patria, Ernesto Villegas, dejaron un grato sabor al deber cumplido. Así lo explica, Villegas, en su balance: “Mi candidatura a la Alcaldía Metropolitana de Caracas nació en un cuartico, con plena conciencia de la cuesta empinada que debía remontar, y terminó aportando centenares de miles de votos para la victoria de la paz”. (…) “Mi debut como candidato fue una experiencia inolvidable, sobre la cual algún día escribiré en extenso. Baste anotar, por ahora, el inmenso compromiso que ahora siento con los 653 mil 868 personas (chavistas y no chavistas) que vieron en mí una opción para gobernar la Caracas Metropolitana. Faltaron apenas 56 mil votos para el triunfo, aunque no para cantar victoria. La victoria de la paz. Conseguimos, pues, nuestra Victoria Mayor. Una diferencia cinco veces menor que la de la elección presidencial del pasado 14 de abril”. (…) “Además de una victoria cualitativa, en la Caracas Metropolitana (Libertador, Sucre, Chacao, Baruta y El Hatillo) tuvimos una victoria numérica. Gané en 18 de las 32 parroquias de la Gran Caracas. Entre ellas, tres de las cinco del Municipio Sucre. Con porcentajes así: Antímano 77%, Macarao 73,5%, La Dolorita 72%, Filas de Mariches 71,5%, Catedral 69,5%, 23 de Enero 69,3%, Sucre 65,6%, San Agustín 63,7%, Caucaguita 63,3%, El Valle 61,5%, Coche 59,9%, La Vega 57,2%, Santa Teresa 56%, Santa Rosalía 55,7%, El Junquito 55,0%, San Juan 53,7%, La Pastora 52,7% y Caricuao 52,4%. Entre los tres circuitos metropolitanos que ganamos, el mío natal (Coche, El Valle, San Pedro, San Agustín y Santa Rosalía) lo recuperamos de las manos de Primero Justicia, que lo controló en 2008”. (Últimas Noticias, Ernesto Villegas Poljak, 19-12-2013). Todo un “Por Ahora” es lo expresado por el camarada Villegas, sin duda la candidatura más fresca presentada por las fuerzas patrióticas el pasado 8D.

Si en las regionales de 2008, Ledezma le ganaba a Istúriz: 722.822 votos a favor contra 619.622. En esta oportunidad, Ledezma le ganaría a Villegas: 710.101 votos a favor contra 653.868. Valga decir, mientras Ledezma descendía en su votación en 12.721 votos (-2%), la Revolución crecía en 34.246 votos (+6%), aún insuficiente para la victoria. Aún, las fuerzas patrióticas no se reponen del daño causado por la pésima gestión del camarada Juan Barreto, pesa todavía esa mala gestión.

Hablar de un triunfo opositor en Caracas, es una gran mentira; si algún Pueblo debe señalarse como Patriota, ese es el Pueblo de Caracas, que se desbordó en apoyo supremo a la buena gestión de los camaradas Jorge Rodríguez y Jaqueline Farías. Amor con amor se paga, y en eso el Pueblo caraqueño fue fiel a quienes en conjunto con el Comandante Infinito Hugo Chávez y, ahora, el camarada Presidente Maduro, han dado tanto por mejorar la calidad de vida de caraqueños y caraqueñas. Los votos obtenidos, tanto por Rodríguez y Villegas, en el Municipio Libertador de Caracas, así lo reflejan y confirman nuestra afirmación. Se vuelve a equivocar esa oposición apátrida, que sufrimos venezolanos y venezolanas, al colocar al “vampiro” Ledezma como su “nuevo” líder.

Este Pueblo, sí tiene memoria y no olvida el genocidio cometido contra los presos del Retén de Catia, en aquellos turbulentos del 27, 28 y 29 de Febrero de 1989, siendo Ledezma gobernador de Caracas en tiempos de Carlos Andrés Pérez. Menos aún, de los estudiantes asesinados en su gestión, también al frente de la Gobernación de Caracas, en la gestión del Presidente adeco Jaime Lusinchi. Peor, su actuación en los días del Golpe de Estado fascista de Abril de 2002, cuando tomó por asalto las instalaciones del Municipio Libertador y, presuntamente, hurtó propiedades históricas de caraqueños y caraqueñas. Como lo señaló el entonces Alcalde de Libertador, en su declaración ante la Asamblea Nacional con motivo de la investigación que realizara ese Poder Legislativo: “Conoce la presencia de Antonio Ledezma en la alcaldía? El señor Antonio Ledezma, en la locura que ocurrió de tres días, se presentó en el edificio La Nacional, entró con su esposa Mixi de Ledezma y el señor Antonio García, según dicen muchísimos testigos, celebró con whisky en el piso 4 del edificio Banvenez y el edificio La Nacional, y luego cerró con una cadena el edificio La Nacional, porque ya era el Alcalde de Caracas, y además cambió la cerradura del edificio Banvenez y el edificio Sumat. Yo tengo por lo menos 30 testigos al respecto. Pero había un problema porque, es que en la alcaldía hubo cinco alcaldes en 24 horas. Yo no sé si era que iba a gobernar una asamblea de alcaldes. Primero el alcalde metropolitano nombró a su asistente Alcalde de la ciudad de Caracas. Mientras, Wilfredo Rodríguez, Presidente del Concejo Metropolitano asumía. Pero en forma paralela, el señor Antonio Ledezma en esta locura, en esta borrachera del poder, toma por asalto el edificio La Nacional y se proclama Alcalde. Ante la ira del señor Pirela, jefe del sindicato, que dijo que el Alcalde era él, y ante la diatriba del señor Jesús Suárez que decía que la Alcaldía le tocaba era a él. En verdad, no sé cómo iba a gobernar la Alcaldía con esta asamblea de alcaldes. Y sería importante que el señor Ledezma fuera llamado a declarar por alguien, y explique qué le pasó, qué le pasó al señor dirigente del bravo pueblo, a ese demócrata ferviente, qué le pasó que se dejó envolver por la locura del poder. Y qué le pasó a la señora Mixi de Ledezma, quien llamó a la Fundación de Acción Civil y le dijo: ahora sí voy para allá, están todos despedidos. Mixi vuelve otra vez al poder! Y fue y mandó a allanar la casa de niños, de 6 a 9 años de edad, ¡por Dios! Violando la LOPNA. Y allanaron la casa de niños Tío Simón, violando la LOPNA, y entró la policía, donde lo que hay son niños, y entró la policía con armas, buscando las armas de Freddy Bernal, en la casa de niños “Tío Simón”. Sería importante preguntarle a Mixi de Ledezma ¿Por qué pisoteo la LOPNA y por qué pisoteo los derechos de esos niños que no tienen madre ni padre, pero nosotros hemos hecho esfuerzo de darles por lo menos cariño y amor? ¿Y por qué el señor Ledezma se volvió loco en esta borrachera del poder? Y sí, se metió, y tomó whisky. Claro, no es malo tomar whisky, pero tomarlo en horas de oficina es malo, el señor Ledezma que lo tome en otra parte pero no en una institución. Claro, quizás él acostumbraba eso cuando dirigía la Alcaldía Libertador”. Bernal desnuda así, al verdadero Ledezma, ese que hoy pretende presentarse como un demócrata, para poder pasar como el líder emergente que el oposicionismo apátrida adolece, como bien señala la sabiduría popular: “en el reino de los ciegos, el tuerto es rey”…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1421 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a179188.htmlCd0NV CAC = Y co = US