Hay que expropiar ya al Capitalismo

DAKA y otras más. Burguesía comercial, parásita y ladrona

En DAKA se ha descubierto de manera flagrante, con la participación directa del ministro Alejandro Fleming, como la burguesía comercial (en este caso), parásita y ladrona, ha venido cometiendo un grave delito de usura extrema, contra un numeroso sector de la población venezolana en varias regiones del país (por cierto, la gran mayoría de sus clientes, pertenecen a la mal denominada "clase media"), al haber comercializado su extensa gama de artículos electrodomésticos a precios sumamente altos, aduciendo para tal efecto que los mismos han alcanzado niveles siderales, porque los habían adquirido en el exterior con el Dólar Paralelo, cuando en realidad, los pudieron comprar con los dólares asignados por el gobierno Bolivariano, a través de Cadivi.

Personalmente considero que nuestro gobierno revolucionario, debería obligar a esta "ilustre" empresa de la burguesía, a resarcir económicamente a los miles de clientes, que fueron estafados por la "eficiente e impoluta empresa privada"

El caso DAKA presenta una evidencia reiterada, que no deja lugar a dudas, de las criminales y recurrentes practicas de estafa a nuestra nación, por parte de la apátrida burguesía venezolana (todas sus fracciones de clase) desde hace casi un siglo, cuando iniciaron su ruin e inmoral proceso de acumulación de capital, no a través del necesario y fundamental, desarrollo de las fuerzas productivas para el país, sino con la planificada captura de la gigantesca renta petrolera; que sin mucho esfuerzo de todos los venezolanos, nos ha sido proporcionada, por las millonarias exportaciones en barriles de nuestro crudo y sus derivados.

Si los órganos competentes del gobierno Bolivariano, le dan un alcance nacional a sus auditorías, y analizan las existencias de las materias primas y otros insumos, que son importados por las empresas de alimentos, víveres, bebidas gaseosas y cervezas, de Lorenzo Mendoza y de Gustavo Cisneros y de otros "inmaculados patriarcas burgueses", es posible que puedan determinar que sus costos de producción, hayan sido establecidos valorando esos inventarios con el método contable "Ultima Entrada Primera Salida" (LIFO, por sus siglas en ingles); con el fin de incrementar sus costos de producción, para presionar al gobierno nacional y lograr por esa vía, aumentos en los precios de esos productos.

Las auditorias deben llegar a todas las empresas de la burguesía criolla, con especial énfasis, en las importadoras y distribuidoras de repuestos automotrices, ramo comercial donde se evidencian los inmensos y groseros márgenes de especulación, con que son afectados los millones de venezolanos, que son propietarios de autos, buses y camiones, y además de ello con el agravante, de que no le aseguran y proporcionan al cliente, la respectiva garantía de aquellos renglones que presentan defectos de origen.

Así mismo, deben auditarse todas las adquisiciones de maquinarias para la industria, el comercio y los servicios, donde indudablemente se evidenciara una estafa similar a la encontrada en DAKA.

El 18 de Octubre de este año, los camaradas de Aporrea me publicaron un modesto articulo titulado "Estaticemos el Comercio Exterior", en el que señalábamos la urgente necesidad, de crear una Central Estatal Única de Importaciones, con jerarquía ministerial, que fuese el organismo nacional encargado directamente, de efectuar todas las adquisiciones de productos y bienes, que se necesitaran para toda la sociedad venezolana; con el estratégico propósito de salvaguardar los dólares que recibe la patria, por concepto de nuestra renta petrolera; de la voracidad de esta apátrida burguesía criolla, que tiene como único mérito, el comprar mercancía barata para venderla infinitamente cara.

Desde la ALEM - CIFO (Asociación Latinoamericana de Economía Política Marxista - Centro Información Formación Obrera), celebramos el anuncio de la anhelada decisión del camarada presidente Nicolás Maduro, de crear un organismo que centralice las adquisiciones de productos y bienes, para todas las instancias del sector publico.

No obstante, opinamos con la modestia que nos caracteriza, que la única manera de evitar que continúe la astronómica acumulación de capital, de la apátrida, parásita y ruin Burguesía Criolla, es operativizando directamente todas las importaciones del país, con el correspondiente manejo de las divisas obtenidas por nuestra renta petrolera; para ponerle fin definitivamente, al poder que sobre nuestra economía ha tenida hasta hoy, la parásita y apátrida Burguesía Criolla.

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2325 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: