¡La invasión embrujada!

Está finalizando un mes muy especial: comenzó la pelota, pasión de grandes y chicos; realizaron un simulacro para poner nervioso a más de uno por la proximidad de las elecciones del 8 de diciembre y está presente la famosa fiesta de Halloween o día de las Brujas el 31 de octubre; parece que en esta fecha del calendario tan próximo a las navidades, algunas personas empiezan a ver invasiones por los cuatros puntos cardinales de nuestra geografía ¡Claro, los invade el miedo y la desesperación! No economizan nada para mentir, parecieran estar empezando a hojear los manuales sobre socialismo y comunismo; cada página que leen se erizan, como espantados por su verdadero significado y prefieren tirar el ancla, para que el barco no se mueva de este mundo tenebroso del capitalismo, porque sencillamente es lo que más les conviene.

Todos los días, vemos a los pronosticadores de oficio, tan parecidos a las pitonisas, faltándole poco para disfrazarse, no los vayan a confundir con personajes esotéricos y de esa manera pasar la pena; se han venido acostumbrando a ver: invasiones, fracasos, tragedias como si estuvieran soñando después de haber visto una película de terror; esas interminables pesadillas comenzaron hace catorce años, atemorizados por algo, que no se ve por ninguna parte: el comunismo, cargan en la mente los discursos del fallecido Comandante Chávez, y no olvidan cuando decía :”Hasta el 2021” es lógico que no salgan de esas terribles alucinaciones, no consiguen calmantes para sus penas. El miedo los lleva a emitir opiniones tan descabellas y recalcitrantes, como las del economista araureño Jorge Cárdenas, cuando de manera ligera, asegura estar viendo una invasión comunista en nuestro país, cuando la realidad es otra, estamos viviendo todas las atrocidades producidas por una etapa de la humanidad: el capitalismo, lejos, pero muy lejos del comunismo.

Este profesional de las ciencias económicas, cum laude, según su propia expresión, se me está pareciendo lentamente a un personaje muy “famoso”: Joseph Goebbels, quien llevaba el cinismo hasta en los tuétanos; no escondía nada; fue ministro encargado de la propaganda del gobierno de Adolf Hitler, en la Alemania Nazi, quien dejo unas expresiones tan infames, que debemos erradicar de la política en cualquier parte del Mundo, cito algunas de ellas: “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá” “Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad” esto se parece a la forma como viene escribiendo los artículos este columnista antichavista; todo lleva la malévola intención de trasmitir el miedo propio, amparado en algunas realidades y errores del gobierno, que no podemos ocultar.

No quiero desalentar a este profesor, con mi opinión, es más le hago llegar una revelación sin ningún tapujo: soy un fiel lector de sus escritos, los repaso para no equivocarme, pasó largo rato meditando, pero me estoy cansando de escuchar la misma letra, con el mismo arreglo musical; debe saber y tener muy claro: todas las canciones pasan de moda, por una razón muy sencilla: la repetición, por eso es importante renovar el repertorio; en las letras, como en la política, llega el momento, que no creen en cuentos, ni aparecidos, mucho menos en brujas, así, los temas lleven la misión de asustar a los lectores.

Sin embargo, me voy a tomar como cierto, lo que viene repitiendo en cada artículo: la supuesta invasión comunista-cubano a nuestro país, amparado en su férrea posición política; pero quiero que me aclare como alumno crítico ¿Qué está pasando en los Estados Unidos, también los invadió el comunismo? Que yo sepa, en los últimos tres meses, el gobierno norteamericano encabezado por Barack Obama ha presentado a la vista de todos, las debilidades del capitalismo; no pueden seguir ocultando nada a pesar de toda la influencia y fortaleza de su moneda; el endeudamiento es alarmante y acelerado con dramáticas consecuencias en la población pobre, incluso en capas medias acostumbradas a un statu de vida bastante elevado; el huracán económico no discrimina y empiezan abrir los paraguas para protegerse de la tempestad.

Las polémicas sesiones del congreso, buscando la aprobación del aumento del techo de la deuda, para acabar con la parálisis en perjuicio de más de 800 mil personas de la administración, es apenas un pequeño respiro, hasta el 7 de febrero del 2014; la enfermedad sigue por dentro como un cáncer; no consiguen las soluciones efectivas y oportunas; por eso quiero una explicación del señor Cárdenas y otros economistas, sobre este grave problema del país más endeudado del mundo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 933 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a175768.htmlCd0NV CAC = Y co = US