Un verdadero método Chaz-Chaz

En un muy documentado artículo titulado “Venezuela-Zulia: Objetivo secesionista”, publicado en el diario VEZ el pasado domingo, María Gabriela Lozano lo inicia reproduciendo las declaraciones del embajador de Estados Unidos en Venezuela, en las que decía: “Hace 25 años que viví dos años en la República Independiente y Occidental del Zulia y por eso sé perfectamente lo que significa estar en un clima de calor”.

Está claro que el imperio tiene dentro de una de sus cartas para meterle la mano al petróleo, la manipulación del sentimiento regionalista zuliano para provocar acciones secesionistas. No es casualidad que dentro de los más furibundos operadores de la violencia política en Venezuela, se encuentran conocidos animadores y moderadores de TV, columnistas, profesionales y políticos de esa región, que afortunadamente son una minoría. Quizás soñando con ser, si se logra la secesión, dirigentes de esa nueva nación.

Claro que esa propuesta no tiene ninguna viabilidad por dos razones básicas: A) La Carta de la OEA estipula muy bien la ilegitimidad de ese tipo de divisiones, y B) Es indudable que en cualquier conflicto, esa nueva República quedaría confinada a la parte occidental del Lago de Maracaibo, ya que no podrían posesionarse de la costa Oriental y del sur del Lago, en donde están localizadas las principales riquezas del Zulia.

UN MÉTODO CHAZ-CHAZ

Si esto es así, la pregunta que surge es ¿Qué busca el imperio con ese manejo? La hipótesis más lógica es que tratarían de ejecutar un método “Chaz-Chaz”, como el aplicado cuando Yeltsin dio su golpe de Estado en Rusia, situación que aprovecharon las otras Repúblicas que integraban la Unión Soviética para independizarse, argumentando que si ésta desaparecía, no tendría ningún sentido seguir unidas a Rusia.

Y aquí ese método Chaz-Chaz lo aplicarían algunos “pseudo-líderes Guayus” (Preparados por la CIA) ante cualquier intento de secesión zuliana, constituyendo una nación Guajira, argumentando que no tienen por que estar tutelados por la teórica nueva República del Zulia. Pasando así a gozar de los derechos de ser nación, incluyendo los de tener plataforma continental de las costas que dan al Golfo de Venezuela, que, “casualmente”, están preñadas de petróleo. Para Estados Unidos sería muy fácil llegar a acuerdos con ellos para la explotación libre del mismo. Remember Panamá.

Y la base jurídica la podrán tener. Al reconocer la Constitución de 1999 el carácter de “pueblos” a los descendientes de los indígenas, y al aprobarse la Ley en discusión de los “Pueblos Indígenas” y asignarles territorios, pasarían, de facto, a ser sujetos del Derecho Internacional, como lo establece el artículo 73 de Carta de las Naciones Unidas.

El plan es perfecto. No sería el gobierno de los Estados Unidos el que actuaría militarmente para defender la “soberanía” de dichos pueblos ante una eventual declaración de independencia. Sería la propia ONU aplicando su Carta.
Aunque pienso que este sería el plan B de Estados Unidos. Para mí, el plan A sigue siendo estimular una confrontación abierta entre venezolanos para justificar una intervención. (Ahora con auyamas-bombas, esqueletos, desconocimiento del CNE, etc.)

Sin embargo, si alguien tiene alguna duda de por donde pueden venir los tiros, voy a reproducir una declaración de la líder indígena Rigoberta Menchú, que apareció en el Diario El Nacional, Caracas, edición del 2 de septiembre del 2001, página A8.

“...los indígenas de todo el mundo luchan para no ser más discriminados, para autodeterminarse, para ser considerados PUEBLOS A TODOS LOS EFECTOS (mayúscula y subrayado nuestro)”

¿Que es ser considerados pueblos a todos los efectos sino la soberanía como nación? Guerra avisada no mata soldado. Espero que Dios ilumine a nuestros legisladores y se corrija ese entuerto, manejando inteligentemente esos conceptos tan peligrosos y contradictorios de habitat y territorio, para evitar conflictos internos, probablemente dolorosos, ante cualquier secesión que se produzca basada en una mala legislación.

No vale poner en peligro el proceso por dejarse manipular por agentes de la CIA, disfrazados de “científicos” sociales. El pueblo no se los perdonaría.


cdallmeier@usa.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3253 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a17546.htmlCd0NV CAC = Y co = US