El chantaje del dólar y la renta petrolera

Los grupos económicos (tradicionales y emergentes) en alianza con la oposición han lanzado una ofensiva política que pretende descalificar el Control de Cambios y todo el Sistema de Otorgamiento de Divisas para imponer una “libertad cambiaria” que les permita apropiarse de la mayor parte de la renta petrolera que se traduce en dólares como mecanismo de acumulación de capital en detrimento de la atención a las Misiones Sociales.

Resulta improcedente la aplicación de medidas económicas diseñadas por expertos que demuestran no entender el objetivo político de una “guerra económica” que se traduce en escasez artificial, desequilibrio en la distribución de alimentos, especulación con bienes y servicios, especulación financiera y estimulación a la inflación como mecanismo para una desestabilización institucional que le permita a la oligarquía retomar la apropiación de la renta petrolera como en otros tiempos.

El Control de Cambios ha sido en único mecanismo que ha frenado la fuga de capitales del país. Desde el 18 de febrero de 1983 (viernes negro) hasta el momento que Chávez asume la Presidencia de la República los grupos económicos sacaron del país 37.000 millones dólares y en el año 2000, durante los meses del golpe de Estado y el sabotaje petrolero, lograron sacar 28.500 millones de dólares y provocaron pérdidas que sobrepasan los 30.000 millones de dólares.

El Control de Cambios impuesto por el Comandante Chávez frenó la fuga de capitales y garantizó el uso de dólares de la industria petrolera para financiar las Misiones Sociales. Con el Control de Cambios nace MERCAL y las distintas misiones de salud y educación. Se asumen obras de gran envergadura.

Hasta el año 2002 la oligarquía venezolana mantuvo el control de la renta petrolera con el manejo de PDVSA. En el año 2000 nuestra industria petrolera obtuvo 50.000 millones de dólares por exportación y solo transfirió al Estado venezolano 9.800 millones de dólares aproximadamente (19,6%) y el resto (80,4%) lo recibían las transnacionales (Mobil, Esso, Shell, Texaco, etc.) en complicidad con la “meritocracia petrolera” que contribuyó la fuga de capitales del país.

En cambio en el 2012 PDVSA transfirió al Estado venezolano el 60% de su facturación (58.000 millones de dólares aproximadamente) y registró un superávit de 10.000 millones dólares. Esa es la preocupación de la oligarquía. Perdieron la fuente de acumulación de capital y la quieren recuperar exigiendo más dólares. Quieren una “libertad cambiaria” que les permita acumular sin producir, ni invertir y sin medir el daño que causan al pueblo.

El año pasado los empresarios recibieron 36.167 millones de dólares para garantizar la importación de bienes y servicios. De los cuales utilizaron para tal fin solo 16.167 millones de dólares porque 20.000 millones de dólares fueron manejados por empresarios inescrupulosos que no cumplieron con el país. Las “empresas de maletín”.

En el primer semestre de este año los empresarios privados recibieron 15.000 millones dólares para importar bienes y servicios. Casi la misma cantidad que utilizaron durante todo el año 2012. Por lo tanto, no hay razones que justifiquen la paralización de la producción por falta de insumos, ni la importación. La escasez es provocada y la especulación con la fijación de precios calculados con base al dólar paralelo es un chantaje para presionar por un mecanismo que les garantice la apropiación de la renta petrolera a través del dólar.

Los grupos económicos venezolanos esperan que esta semana el gobierno nacional anuncie medidas económicas que contemplen la desaparición o flexibilización del Control de Cambios. Añoran una “libertad cambiaria” que les permita apropiarse de una parte de la renta petrolera para garantizar su acumulación de capital. No les importa las Misiones Sociales, ni el suministro de alimentos al pueblo venezolano. Si eso ocurre, estaremos ante un retroceso y se abrirían las compuertas a la fuga de capitales.

Recordemos que el 25 de marzo de 1999 cuando el Comandante Chávez anunció, desde Miraflores, las primeras medidas económicas de su gobierno advirtió: “mis amigos economistas me van a perdonar, yo voy a hacer una extrapolación de Georges Clemenceau y voy decir que la economía es una cosa muy seria para dejársela sólo a nuestros amigos los economistas”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1558 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: