Sentir Bolivariano

Masacre

I

Siglo XX, 1982: Corrían los años del Gobierno Social-Cristiano encabezado por Luis Herrera, quien había sido electo en diciembre de 1978, después del desastre social-demócrata de Carlos Andrés Pérez, en su primer periodo (C.A.P.). En aquel gobierno se realizó la “nacionalización” petrolera, dentro de una política económica entreguista y hambreadora, es decir, ceñida a los intereses de las transnacionales imperiales; sucedió la extraña muerte del candidato opositor Renny Ottolina. Más tarde CAP fue acusado de corrupción por el tristemente famoso caso del Sierra Nevada.

Este humilde escribidor era ya, en ese año 1982, personal académico de la Universidad de Los Andes (U.LA.), en la Facultad de Ciencias, Departamento de Física, de donde había egresado hacía unos 3 años atrás. Veníamos, desde los años de estudiantes, militando en el partido de la Revolución Venezolana (P.R.V.), cuyo secretario general era el mítico comandante guerrillero Douglas Bravo. Fueron años de intensa actividad política en el país: el bipartidismo imponiéndose a “troche y moche”; la izquierda dividida, perseguida e infiltrada; muertos y desaparecidos como nunca.

Uno de los partidos supuestamente de izquierda, de ultra izquierda se decía, era Bandera Roja (BR). Sin embargo, ya en esos años se comentaba que su secretario general, Gabriel Puerta, era agente de la C.I.A., y que era responsable de las delaciones que luego concluían con allanamientos, desapariciones y muertes. En los pasillos de la ULA, igual que en las demás universidades del País, se oía, cuando teníamos reuniones de trabajo para programar acciones conjuntas relacionadas con la lucha estudiantil: “Mosca con los de Bandera, esos de cada diez, ocho son policías”. Nunca se pudo comprobar completamente esa conseja, pero la historia posterior parece abrir las puertas a la verdad: BR de la ultra izquierda a la ultra derecha; la única explicación posible y lógica, es que efectivamente siempre fueron, sus principales dirigentes, un grupo del enemigo de la revolución infiltrados con el disfraz del ultraizquierdísmo, engañando gente honesta y con deseos de lucha, sobre todo a jóvenes de la época, como los de Cantaura, con el objetivo fundamental de frenar cualquier posibilidad de avance de las fuerzas revolucionarias.

Ahora bien, la parte más consciente y menos infiltrada de nuestra izquierda, seguía buscando salidas. Ya habíamos avanzado en la conformación de un movimiento cívico-militar, tesis que se venía debatiendo simultáneamente en varias organizaciones políticas, como el PRV. Tenía vida propia en los cuarteles de la patria el MBR-200, siendo uno de sus principales dirigentes Hugo Chávez Frías; y ya existía la conexión necesaria con el PRV y otras organizaciones de la izquierda venezolana; es decir, ya existía ese movimiento cívico-militar con un claro proyecto de liberación de la patria, teniendo como base fundamental el proyecto liberador y unificador del padre Simón Bolívar. Fue 1982 el año del juramento, por parte de cuatro (4) capitanes del ejército venezolano, en el samán de Güere. Allí, emulando a Bolívar, juraron no dar descanso a sus brazos ni reposo a sus almas, hasta lograr la Independencia definitiva de la Patria. Como sabemos, Hugo Chávez era uno de ellos. Hoy, 31años después, tenemos esa Patria independiente; y nos corresponde a nosotros, los herederos del legado de Chávez, preservar y consolidar el bien más preciado que hemos logrado en estos años de Revolución Bolivariana: la Independencia Nacional. Hay mucho que recordar, relacionado con el rescate de nuestra memoria histórica, como parte de los estudios y análisis que nos permitirán continuar fortaleciendo la conciencia revolucionaria. En próximas entregas insistiremos en estos temas…

II

Muy importante para nosotros, revolucionarios y revolucionarias, tener muy presente hechos como el del 04 de octubre de 1982: la Masacre de Cantaura. Ese día, la vieja DISIP con algunos efectivos del ejército venezolano, asaltaron y asesinaron a un grupo de jóvenes que habían sido convocados a formar un “campamento guerrillero”. Veinticinco (25) muchachos y muchachas se reunieron engañados, para luego ser acribillados en las cercanías de la población de Cantaura, Estado Anzoátegui.

Los jóvenes allí reunidos, eran militantes de B.R. y fueron convocamos a este campamento directamente por el Secretario General de la Organización, Gabriel Puerta (el mismo que continúa dirigiendo ese partido, ahora abiertamente de ultraderecha). Estos muchachos y muchachas, con sus morrales, sus libros y sus sueños, fueron delatados por los traidores infiltrados en la organización. Ellos, sin ninguna preparación militar, sin armas de ningún tipo, fueron emboscados y bombardeados desde las primeras horas de aquella mañana del 04 de octubre. Todos y todas fueron asesinados; no quedó nadie con vida, fueron ajusticiados con “tiros de gracia” en la nuca. Se supone, que algunos heridos y rendidos fueron masacrados sin ninguna consideración.

Así como este, hubo otros hechos similares como parte del plan del bipartidismo de la IV república, siguiendo los mandatos del imperio, de borrar del mapa cualquier intento de las fuerzas políticas de izquierda por rescatar a la patria de esas fauces imperiales. En aquellos años pensaban que lo habían logrado, que se consolidaba la democracia representativa y burguesa. Pero no contaban con el 4F y el Comandante Chávez, que aquel día permitió que se abrieran de nuevo las puertas de la esperanza cuando dijo: “…definitivamente el País debe enrumbarse por un destino mejor…”; y dejó bien claro, en ese momento, que solo POR AHORA no se lograron los objetivos planteados. Y aquí vamos, con el morral de Chávez y el de cada uno de los caídos en esta larga lucha, consolidando Patria. Nada ni nadie podrá detenernos en nuestra construcción Socialista. Gloria eterna a los mártires de la lucha revolucionaria!!...

¡¡Chávez vive…. La Patria sigue…!!

¡¡Hasta la Victoria Siempre...!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4617 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: