A mis compañer@s de lucha de los años 90, con modestia les pido perdón

Pudiera parecer extraño y hasta ridiculo una aseveración de este tipo y sobre todo de mi parte que he sido y así me califico irreverente al extremo, necio como nadie incluso hasta ofensivo aveces, duro muy duro en extremo diría yo pero nada, encontrandome en la situación que me encuentro y ademas casi todos por no decir todos l@s compañeros de aquellos tiempos duramente humanos, de esa decada final del puntofijismo unos mas otros menos, unos jovenes otros no tanto pero me refiero a tod@s los que de algún modo estuvimos cerca en las luchas que nos correspondio dar por la patria que hoy a tropezones construimos ocupan responsabilidades de gobierno y me atrevo a decir que sino el único uno de los pocos que actualmente me encuentro fuera de esa situación( aún cuando en el 2008 ocupe una responsabilidad de estado como coordinador regional en el trabajo político ideológico en Misión Sucre) no quiero dar nombres para que no se me vaya a olvidar algun@, pero en fin ustedes me entienden, me encuentro refugiado, por haber pasado por una situación denominada en la ley de refugios como “riezgo vital” y luego de 5 meses aún no he podido lograr que se me adjudique como se ha adjudicado a cientos de miles de Venezolan@s que al igual que yo bien lo merecen.

Pero como estar en un refugio tranquilo como en el que estoy no quiero ni siquiera pensar como serán los que no lo son, no estamos excentos de una experiencia que no se la deseo ni a mi mas encarnizado enemigo, ustedes estimados lectores sabrán a que me refiero y considero innecesario dar detalles que por obvios no puedo dar, pues darlos sería algo así como firmar mi sentencia de muerte pues aquí uno se encuentra con toda clase de personas con la salvedad que en numero infimo pero tambien consigue con quienes se puede establecer cierto nivel de amistad y respeto tan igual como en cualquier otra parte de nuestra amada geografía.

Quienes me conocen saben que no me considero sino uno mas en este gran ejercito de patriotas, pero insistentemente me pregunto, que pude haber hecho tan mal que me encuentro en esta condición de incapacidad de obtener mi vivienda digna y no encuentro otra respuesta para no acusarme yo mismo que es debido a mi caracter, a mi naturaleza o a mi manera de hacer y decir las cosas, lo he de hacer de tal forma que personas con las que he compartido muchos años en estas luchas codo a codo por tener una patria se sienten agredidos y he llegado a pensar que tienen razón en sentirse así pues siempre he sido muy agresivo creyendo que me asiste la razón y aunque ninguno de ustedes me lo crea todo esto viene dado por la profunda reflexión en pensar cuan grandes han de haber sido los dolores de mi comandante en jefe en su lamentable enfermedad y sobre todo en el último año de su desenlace fatal y yo lo vi alguna vez pedir perdón por algo que reconoció con idalguía había hecho mal y siempre se mantuvo amoroso y dispuesto siempre a ayudar a su pueblo y pretendo con modestía aunque en una situación distinta seguir su ejemplo, es por eso que pido a esos compañer@s me perdonen si en algo los he herido sin querer, he sometido a mi familia a una situación en extremo dificil la cual no eludo sino como de mi absoluta responsabilidad y hago un esfuerzo por reconciliarme con la vida, con mis compañer@s, con mis amigos, con mi familia, con la certeza de que esto es lo que tengo que hacer incluso públicamente delante de todos ustedes para que quede fe de mi actitud y que no me considero ni mas ni menos que nadie pero todo aquel que por circunstancias me conoce bien sabe que no he sido precisamente un adulador de nadie ni lo seré jamas, al pan pan y al vino vino y que no renuncio a ninguna de las banderas que he levantado toda mi vida y que al igual que Silvio yo me muero como viví, necio pero debo en esta hora dificil reconocer mis errores y disponerme con mi mejor animo a reconstruir mi vida en los términos que me lo permita mi conocimiento y si alguien me preguntara hasta donde debemos practicar las verdades con Silvio otra vez respondo hasta donde sabemos que es precisamente lo que estoy haciendo, tratando de reconciliarme con migo mismo, con mis ideales, con mis principios, leal siempre a un proceso que no dudo en calificar de transcisión dependiendo de nuestra capacidad como pueblo y en algún momento y manera esto pasará como pasa todo en la vida y parafraseando a un buen amigo refugiado que dice nadie sabe a donde va.....hasta que llega y creo que yo todavía no he llegado, supongo que ya lo sabré.

Pido a aporrea por favor publique estas notas que son el sentir de un hombre que nunca le ha sido desleal a la patria de Bolívar, ni a mis hijos, esposa, compañer@s y amigos que me dieron el gentilicio de Venezolano el cual llevo siempre con orgullo por donde voy y considerenme por ahora y para siempre Patricio, solo eso Patricio y nada mas y guardian de quien me hónrro haber conocido en vida y juro que cuidare su legado mienstras viva.


Hugo vive, la lucha sigue.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1544 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: