Respuesta a Neftalí Reyes: El "compañerito" Isea

Ni falta que hace ser adivino para saber a donde van a parar políticos y banqueros ladrones: a Miami. Tampoco hace falta ser muy sagaz para darse cuenta de que, desde allí, estos personajes se declaran "perseguidos políticos" y que el "Imperio Equívoco" los acepta, siempre y cuando le traigan dinero, porque si están enfermos y arruinados como Alfredo Peña o como Carlos Fernández, de quien se dice que es taxista en la Florida, pues le dan la espalda.

La cadena de complicidades de la Revolución Bolivariana, que puede herirla de muerte, una vez más se consolidó para ocultar deliberadamente al hampón que malgobernó nuestro Estado Aragua, un estado desafortunado que ha visto como corruptos como Carlos Tablante y Didalco Bolívar utilizaron sus cargos para hacer negocios. Rafael Isea no podía ser la excepción. Bien dijo Mario Muchacho, en su artículo "Rafael Isea: Debut y Despedida" (http://www.aporrea.org/actualidad/a170988.html) lo que tenía que decir al respecto. En cuanto este redomado ladrón olió que al lado del Presidente Chávez podía conseguir lo que nunca pudo, hizo y deshizo. Hoy, existen quienes alaban el Plan del "Gobierno de Calle" del Presidente Maduro, porque éste está dispuesto a escuchar lo que le sea, incluso, adverso, pero para nadie es un secreto (y duele y cuesta demasiado decirlo, créanmelo) que el Comandante Eterno en vida NO PERMITÍA que se hablara mal de nadie de su entorno. ¿Se acordará alguien de las palabras que dijo Alberto Müller Rojas en VTV, ante el nerviosismo de Vanessa Davies?. Decir la verdad, le costó al General su permanencia al lado del Comandante Chávez.  La ingenuidad del Presidente Chávez le hizo rodearse de personajes funestos quienes despotricarían de él o se marcharían al exilio, sin que nuestra justicia inepta se moviera, si acaso para dejarlos irse. Ya saben Uds sus nombres.

Me contaban estudiantes de la UNEFA, Universidad estatal con irregularidades que oculta magistralmente de la vista su rector  "El Bueno" González González, que, más de una vez el Comandante Chávez quiso visitar el Núcleo de Maracay, pero que más rápido que inmediatamente, el "señor" Isea le convencía de que todo iba bien y que de nada habría que preocuparse. Una señora quien trabaja haciendo limpieza en un Centro Comercial maracayero, me contaba de cierta ocasión en que vecinos de su barrio le exigían que les solucionara su problema de vivienda y el señor, ponía un gesto agresivo en su boca operada con silicona y los regañaba, preguntándoles casi que abiertamente que quien los mandaba a ser pobres, lo que le valió que una de las presentes lo escupiera y humillara en público, algo que ningún medio como el "Canal Aragua" (hoy TeleAragua) reseñó en su momento. De nada sirvió escribir en la cuenta de Twitter del Presidente Chávez, ni menos de Pedro Carvajalino, ni de nada el hablar por teléfono a la Radio Nacional de Venezuela, ni pedirle al hoy defenestrado Mario Silva García que dijera media palabra en "La Hojilla". ¡Cielo Santo!, ¿a quien se le podía ocurrir creer en las historias de negociados que circulaban en torno a tan funesto y engreído individuo que maltrataba a sus propios escoltas, incluso?. Decir que Isea hacia negocios con la destrucción del Teatro de la Ópera de Maracay o con la hechura de vías de comunicación de mala clase, era ser antirrevolucionario y lo mismo se decía de quien atacaba a la corrupta alcalde del Municipio aragüeño Mario Briceño Iragorry, Belkis Prudencia Portes.

Uno de mis conocidos, me decía que el hecho de que el Presidente Chávez nombrara a Isea como Director del Banco del Alba, en virtud de sus "numerosos aportes" a la Revolución Bolivariana que se traducen en devaluaciones, aseguraba que éste podía ser enjuiciado y que no podría marcharse. Lo que no sabíamos ni esa persona, ni yo, es que dos días antes de que Neftalí Reyes escribiera su artículo, se ordenó desde el Palacio de MIraflores, su sustitución por Gustavo Hernández. Así, "este tipo con suerte", como lo definió Mario Muchacho, se largó a Washington supuestamente "a concluir un postgrado" (¿?)  sin que nuestra Justicia actuara rápidamente...¡que diferencia con Colombia, caramba, que a gente como esta la agarran de una buena vez!. Sin embargo, en el ínterin se habló de la supuesta entrega de este choro déspota a funcionarios de la DEA. Y para que, ¿se podría saber?.

Ya lo había dicho el Diario Las Américas en una página ya borrada (¿casualidad?) en la que se hablaba de Gerardo Isea y su partida para Miami, pero que está respaldada en http://diariodecaracas.com/politica/venezolanos-acusados-corrupcion-se-refugian-en-miami que dicho caballero "podría solicitar el asilo político ante el gobierno estadounidense alegando motivos de persecución". No me cabe duda de que eso es así, y que la marcha al "Norte Industrializado" del exgobernador nada tiene que ver con postgrados. Y mientras tanto, el Teatro de la Ópera luce el aspecto parecido al de los teatros que quedaron en pie en el bombardeado Berlín del final de la Segunda Guerra, sin que hasta ahora su sustituto, Tareck El Aissami, pueda hacerle cambiar de opinión a Alberto Nolia, echado de VTV por llamar a las cosas por su nombre, quien lo ataca sin piedad en Twitter. Contestada la pregunta: YA SABEMOS donde está el "Compañerito", pero no sabemos QUÉ hace allá.

¿Continuará este sainete?. Ya veremos.

PD: Cambio "gobernador" bien parecido (¿?) por uno que sea realmente honesto.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5554 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor