Desigualdad y viviendas

Me encuentro con una habitante de un nuevo edificio aun no ocupado totalmente y destinado a gente de PDVSA entre otros organismos e inclusive al PSUV me dice. También me menciona que la dimensión de su apartamento es de ciento diez metros (M2) y yo me sorprendo porque los construidos al lado son de cincuenta metros (M2). La mujer habla en forma despectiva de estos vecinos y hasta me señala que había recurrido a uno de sus habitantes para caletear unas mercancías porque en el Edificio donde habita no dejan subir objetos pesados en el ascensor, El asunto es realmente preocupante para un esquema igualatorio socialista cuando en un espacio “planificado” y construido por el gobierno se dan estas contradicciones en cuanto a calidad de vida entre personas por obra y gracia del un sistema cuya justificación histórica es la igualdad. Igualmente en el trajinar de la zona conocí a una mujer que confundida deambulaba por estos lares sin orientación alguna y me dijo que la mandaron de Apure para acá razón por lo que desconocía todo el sector. Esta habitante de los edificios pequeños se hacía acompañar con una anciana que era su madre además de que ella lo era también.

En realidad bajo un espíritu crítico (oposición de izquierda)a la improvisación y la práctica de una burocracia no basada en acciones acordes con el realismo social uno no entiende estas ejecutorias supuestamente “revolucionarias” sin una base científico-social para sus actividades sembrando de contradicciones a los mismos pobres a quienes no toman como esencia de la transformación social donde el ser humano debe tener la consideración optima. El burócrata dice: Esto es una medida de lo mejor por cuanto estos complejos habitacionales son palacios comparados con sus antiguas viviendas. La verdad puede ser cierto hablando de concreto, cabillas y estructuras metálicas pero en el contexto ambiental del burócrata con seguridad por lo observado no ocurre lo mismo y el caso es que estos habitantes carecen de lugares para el solaz y la diversión. Ni una cancha de futbolito. A lo mejor los hijos de estos “planificadores” son llevados cada año al mundo de Disney.

¿Cuál es el problema? El asunto es el conformismo sembrado en la mente NUEVAMENTE en los más humildes que “deben “agradecer” estas soluciones habitacionales chucutas cuando hay espacios y Capital($) para darles unos lugares para vivir con un confort burgués para que sientan como el socialismo es vida de calidad ante el capitalismo. Así de fácil.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1307 veces.



Antonio Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor