Tenemos defensa antiaérea, nos falta el Socialismo

En este mes de Julio hemos celebrado tres fechas patrias, que sin lugar a dudas nos orgullecen como venezolanos y venezolanas, y que también enaltecen nuestro gentilicio en gran parte del territorio americano, en orden cronológico, el pasado día 5, conmemoramos los 202 años de nuestra patriótica declaración de independencia, y además de eso, día de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; y mas reciente el día 24, conmemoramos el 230 aniversario del natalicio del padre libertador Simón Bolívar, y adicionalmente el 190 aniversario de la batalla del Lago de Maracaibo, y día de nuestra Armada Bolivariana.

En ambas fechas de esas gloriosas efemérides, hemos podido conocer a través de la cobertura televisiva (en mi caso particular) de los desfiles militares, el importante y numeroso poderío armamentístico, del que hoy disponemos los y las habitantes de nuestro país, gracias sobre todo, a la firme y decidida actitud patriota y anti imperialista del comandante supremo Hugo Chávez; para dotar a Venezuela de un sofisticado sistema de armas terrestres, aéreas y navales, que fuese capaz de disuadir al Imperialismo Yanqui, de acometer directamente o por medio de terceros, una acción bélica contra el pueblo de Bolívar.

No obstante la complacencia de saber que contamos, con las fuerzas armadas de Latinoamérica mejor dotadas, con sus combatientes comprometidos con la lucha por la liberación de los pueblos, y seguramente con un eficiente apresto operacional, para defender a nuestra nación y a su proceso Bolivariano; paradójicamente, esa gran fortaleza militar se sostiene desde el punto de vista constitucional, por los votos de menos de 300.000 compatriotas, que inclinaron los resultados a favor de un proyecto político y económico, que por muchas y diversas razones, no ha logrado fraguar el Socialismo en Venezuela.

En el marco de la sociedad o modo de producción capitalista, que aun es hegemónica en la patria venezolana, tanto en lo económico como en lo ideológico, se presenta una gran contradicción que es antagónica, entre la burguesía criolla y el gobierno Bolivariano, ya que encontramos por una parte, a una Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que se proclama revolucionaria, anti imperialista, socialista y chavista, que sin duda esta al servicio de la construcción del proyecto del Socialismo Bolivariano, y por la otra parte, tenemos a poderosos sectores políticos y económicos del país, que expresan que la FANB debe ser una institución obediente y no deliberante, alineada con el corrupto y clientelar estado burgués, que todavía persiste en nuestra república.

Solo la edificación de una sociedad o de un modo de producir socialista, que expropie de sus medios de producción, a la parásita burguesía criolla y a la extranjera, podrá eliminar en nuestra patria, no solamente al explotador modo de producción capitalista, sino también a la perversa ideología burguesa, que esta inculcada en la conciencia de millones de compatriotas pobres. Solo el Estado Socialista y su gobierno de los trabajadores asalariados, es lo que permitirá la existencia segura y permanente, de una Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que entre otros mandatos, servirá para defender las conquistas políticas, económicas y sociales del pueblo venezolano.

Solo en una sociedad en la cual sus habitantes vivan y produzcan, según el modelo Socialista Bolivariano y Científico, podrá prevalecer la nueva doctrina militar patriótica, anti imperialista y socialista, que tan fina y laboriosamente urdió el Comandante Hugo Chávez, durante sus largos años de enseñanza a los combatientes de la FANB; solo en el modo de producir y de vivir socialista, el pueblo será soldado y será pueblo a la vez. Solo en la sociedad socialista todos seremos combatientes, para garantizar con el fusil al hombro de sus hombres y sus mujeres, la paz, la felicidad y la soberanía de la patria Venezolana.

Solo un Estado Socialista y su gobierno de los proletarios, podrá contar con una Fuerza Armada Nacional Bolivariana y Chavista, en cuyo interior sus generales y almirantes, sus oficiales y sus combatientes, utilicen en su léxico cotidiano categorías marxistas tales como: "plusvalía, fuerza de trabajo, mercancía, valor de uso y valor cambio", que expresen con absoluta convicción y gran contundencia que "hay que darle en la madre a los burgueses y a los fascistas", que la "Patria Grande es América", y que sea para siempre heredera del Ejercito Libertador de Simón Bolívar.

Vivan las FANB, Construyamos el Socialismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1806 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: