La revolución ética a que nos convoca el presidente Maduro

Sí así llueve que no escampe, nos imaginamos que estará diciendo nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, observándonos desde las estrellas, ante el desarrollo que está tomando la Revolución Bolivariana en el aspecto de la construcción del hombre, la mujer nueva. Como era de esperar, ésta tenía que tomar senderos aún más difíciles de transitar, el aspecto Ético así lo reclama. Se trata de destruir más de un siglo de construcción de formación de anti valores a nuestra sociedad en todos sus niveles. No será fácil, esta nueva batalla de la Revolución Bolivariana por desterrar de nuestras conciencias, el valor negativo de la corrupción y, asociado al mismo, el burocratismo. Un buen ejemplo a destacar, lo constituye el caso del aumento del pasaje, como especifica la gaceta municipal, éste se realiza en dos tandas, una en curso por 50 céntimos y otros 50 céntimos a partir del 1ro de septiembre, para un Bolívar de incremento total. Los prestadores de ese importante servicio público, se han dejado de pendejadas y han optado por cobrar de una vez el Bolívar, optando por esconder la gaceta municipal; tal es el caso, de los conductores de la línea Río Tuy-UCV-Hospital Clínico, ellos deciden cuál es el aumento y punto, valiéndose del monopolio de un servicio tan vital como lo es el del transporte público. En otras rutas, cuando usted le entrega un billete de Bs 5 al conductor, éste ve para arriba, para abajo, para la izquierda, es decir, convierte su cabeza en una verdadera aspa de ventilador con la única finalidad de que el usuario/usuaria le deje en sus manos el vuelto de 50 céntimos. Son contados con las manos, los conductores que tienen colocado a la vista de sus usuarios/usuarias la gaceta municipal con el precio real del pasaje. La honestidad, no es un valor que abunda entre nuestros prestadores del servicio público de transporte.

Entre nuestros gobernantes es, quizás, el gobernador del Estado Aragua, quien mejor encarna el espíritu del llamado que nos hiciera el Presidente Maduro a desterrar la corrupción y el burocratismo. No se le hizo difícil al camarada Tareck buscar los vicios y corruptelas en el ojo ajeno, con solo revisar lo que estaba recibiendo de su predecesor y compañero de partido, el ex gobernador Rafael Isea, le bastó. Se le anticipó su secretaria de gobierno, vestida de un rojo incandescente, demostrando el güaramo de la mujer aragüeña, apuntando a la cabeza, sin ambages: “La secretaria de Gobierno del estado Aragua, Caryl Bertho, consignó este jueves ante el Ministerio Público regional, (MP) pruebas de presuntos hechos de corrupción, cometidos por varios directivos de gabinete durante la gestión del exgobernador de la referida entidad, Rafael Isea. Bertho detalló, a través de un encuentro con los medios de comunicación, que entre las personas implicadas en los delitos se encuentran Gerardo Aquiles Isea Romero, hermano del exmandatario regional. “Y hay otros nombres que no diremos para no entorpecer las investigaciones”, señalo. La funcionaria alega que durante los cuatro años de Isea en la administración regional, aparentemente se cometieron irregularidades con obras de gran envergadura que aún se encuentran inconclusas. Bertho expuso que Gerardo Isea ocupaba la presidencia de la empresa Aragüeña de Minas “Minarsa”, la cual además de manejar las minas de la entidad, surtía el cemento y ejecutaba los trabajos de asfaltado y obras en las comunidades”. (Correo del Orinoco, 25-07-2013). Nepotismo y presunta corrupción, en la gestión del Teniente Isea, si el Presidente Chávez estuviese vivo, cuánto dolor sentiría, la traición de uno de sus discípulos más apreciados.

Seguramente, el Teniente Isea, no seguirá el ejemplo que le diera el Capitán Jesse Chacón Escamillo, quien ante los hechos de corrupción, demostrados a su hermano en la gestión de una institución financiera privada, Arné Chacón, optó por poner su cargo a disposición del Jefe de Estado, el Presidente Chávez, quien la aceptó. La Cleptocracia, aunque no aparece su definición en los diccionarios, ya que es de reciente uso el término, siendo la Wikipedia que la ha definido como: “Cleptocracia (del griego clepto, “quitar”, y cracia, “fuerza=dominio de los ladrones”) es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes, debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de ley y todo el sistema político y económico”. Es el término de moda en la vieja España, por ende, debe molestarse muchísimo “gasolina” Borges cuando nombramos esa palabra en sus narices. Algunos teóricos la han desarrollado como una nueva forma de ejercer el gobierno, donde se administra el poder público en nombre de un partido político, una alianza o simplemente, un grupo; con un acuerdo explícito, secreto o implícito, administrándose el poder público, aprovechando el poder público, cada acción de gobierno para el trasvasamiento de la riqueza nacional hacia grupos específicos de poder o para el enriquecimiento personal o familiar. Nuestras universidades autónomas, representan un buen campo de investigación para conocer a fondo lo que es la Cleptocracia. Allí se ha desarrollado ampliamente.

El gobernador del Estado Aragua, Tareck El Aissami, manda un mensaje altamente positivo al país con estas acciones anticorrupción. Cero solidaridades automáticas con el compañero de partido en funciones de gobierno. Tal es el caso de lo ocurrido en el Indepabis, cuando el camarada Eduardo Samán comienza a desmontar la red de corrupción que se instaló en esa institución pública, sobreviene una orden ministerial que le despoja de sus atribuciones como presidente de dicha institución, no pudiendo seguir deshaciéndose de funcionarios y funcionarias de dudosa actuación. Sin duda, el ministro Fleming, hace un mal servicio a la lucha contra la corrupción que encabeza el Presidente Nicolás Maduro y que, cuenta con el respaldo mayoritario del pueblo venezolano. Esa acción, coloca al ministro Fleming, en la acera del enfrente, al lado de las y los corruptos, al lado de Henrique Capriles Radonski y Julio Borges, quienes se burlan de la cruzada anticorrupción y salen en defensa de los acusados por delitos de corrupción que militan en partidos opositores, Primero Justicia, en lo fundamental. Con razón, el Presidente Maduro se ha colocado del lado del camarada Eduardo Samán; esperemos que el ministro Fleming siga el ejemplo que, una vez dio el camarada Jesse Chacón, y coloque su cargo a la orden de la Revolución Ética que actualmente se libra en la República Bolivariana de Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1748 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a170676.htmlCd0NV CAC = Y co = US