Julio en la historia

El mes de julio, aquí y más allá, ha sido un manantial de sucesos impresionantes, algunos de influencia decisiva en la conformación de sociedades y naciones. Entre nosotros se liga al nacimiento o la muerte de personas egregias, incluyendo al mayor de los aquí nacidos, y a hechos que nos marcaron para siempre. Héroes militares y civiles, que blandieron la espada o la pluma, o entrelazaron ambas, para dejar su impronta inmortal y testimoniar en pensamiento y obra la calidad de la materia prima que los procreó: el pueblo de Venezuela; hechos en que este mismo pueblo, guiado por los mejores de esos hijos, fue el gran protagonista y trascendió en ejemplo y acción solidaria hacia los ámbitos de los pueblos hermanos.
Si bien los sucesos relevantes deben de estar presentes en la memoria de todos –aunque a veces uno se sorprende de que no sea exactamente así–, no temeré pecar al recordarlos de nuevo, junto con otros que no debemos dejarnos arrebatar por el paso del tiempo. Mencionaré asimismo tres o cuatro de los que llenaron de relámpagos los julios en los escenarios del mundo, porque sus resplandores de alguna manera también nos han tocado.
Personajes nacidos en nuestro suelo, o a él ligados: El día 3 de 1810, Rafael María Baralt, polígrafo y militar, zuliano y español –como Andrés Bello, buscó para su producción la serenidad de otros horizontes–, pero venezolano esencial, como lo demuestran sus dos reconocidas obras Adiós a la Patria y Resumen de la Historia de Venezuela; el 4 de 1918, el apureño Pedro Elías Hernández Figueredo, periodista, poeta, jurista y líder de luchas democráticas; el 8 de 1766, José Cortés de Madariaga, chileno venido desde Europa por encomienda de Miranda, uno de los protagonistas centrales del 19 de abril y participante luego en los combates; el 12 de 1872, Pedro Emilio Coll, caraqueño, fino prosista del Modernismo venezolano; el 15 de 1919, Argimiro Gabaldón, portugueseño, revolucionario comunista, fundador del Frente Guerrillero Simón Bolívar en las montañas larenses, muerto allí tras un malhadado accidente; el 17 de 1937, José Ignacio Cabrujas, caraqueño, maestro del sarcasmo político, el teatro de vanguardia y la televisión decente; el 19 de 1898, Gustavo Machado, de Caracas, líder histórico mayor de los comunistas venezolanos, quien renunció a fortuna y privilegios de clase para ponerse al lado de los de abajo; el 24 de 1783, Simón Bolívar, de Caracas y el mundo, el genio encarnado en su más alta expresión, padre supremo de libertad, imperecedero capitán de pueblos, adalid de las luchas que no cesan; el 24 (según) de 1857, Juan Vicente Gómez, tachirense: no todo ha sido brillo, también hay simas de oscuridad y tragedia, con él comienza la entrega al imperialismo yanqui; el 25 de 1788, Santiago Mariño, margariteño, prócer que a veces rivalizó con Bolívar, pero primordialmente fue su colaborador; el 28 de 1954, Hugo Chávez Frías, huracán barinés que sacudió y sigue sacudiendo revolucionariamente a Venezuela y echando a andar por los caminos de América y el mundo el pensamiento y la espada de Bolívar.
Los muertos: El 6 de 1792, María de la Concepción Palacios y Blanco de Bolívar, caraqueña, madre del Libertador; el 8 de 1881, Cecilio Acosta, mirandino, notable humanista, maestro esencial, cuyas Cosas sabidas y cosas por saberse deberían ser lectura de todos; el 14 de 1816, el caraqueño universal Francisco de Miranda, “el venezolano del fuego sagrado”, forjador de la visión continental de la libertad y embajador de nuestra América en el mundo; el 17 de 1983, Gustavo Machado, mencionado antes.
Los hechos: El 5 de 1811, Venezuela se levanta y dice “¡Soy Patria!”, y nos da el mandato obligante, con el compromiso de la vida, de no amoldarnos jamás a otro yugo; el 14 de 1789, toma de la Bastilla, inicio de la Revolución Francesa, gran salto histórico que liquidó el orden feudal y legó a los pueblos la inmortal consigna “libertad, igualdad, fraternidad”, sólo realizable en una sociedad sin explotadores ni explotados; el 17 de 1936, inicio de la guerra civil española, en la cual el pueblo, con la solidaridad de los libres del mundo, escribió páginas inolvidables hasta sucumbir en manos del fascismo hispano, italiano y alemán, con más de un millón de muertos, preámbulo de la carnicería de la 2GM; el 21 de 1867, Carlos Marx fecha el tomo I de El Capital, obra que diseccionó la formación social capitalista y armó a los revolucionarios del mundo para la empresa de suprimir la explotación del humano por el humano; el 25 de 1567, fundación de Caracas, ciudad procera que se convirtió en ejemplo a seguir, vientre que concibió a Bolívar, Miranda, Rodríguez, Bello, Luisa Cáceres, Pérez Bonalde, Teresa Carreño, Gallegos, Úslar Pietri, Reverón, Rengifo, Aquiles Nazoa y otras glorias imperecederas; el 26 de 1822, cumbre de gigantes supremos: entrevista de Bolívar y San Martín; el 26 de 1953, asalto al Cuartel Moncada, inicio de la etapa decisiva de liberación de Cuba, principio del fin del imperialismo yanqui en América y revelación del liderazgo excepcional de Fidel Castro.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Freddy J. Melo


Visite el perfil de Freddy J. Melo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy J. Melo

Freddy J. Melo

Más artículos de este autor