Grabaciones de Audios y/o Videos en la Política

La vulneración de la privacidad ciudadana a través de la intersección telefónica, así como por grabación de audios y/o videos es un delito de acuerdo a la legislación venezolana. Sin embargo, las actuaciones y opiniones de los actores políticos son de primordial interés nacional, a menos que estén circunscritas única y exclusivamente al ámbito familiar o sentimental.

Los políticos suelen decir en privado, lo que creen no deben “expresar públicamente”, por considerar que repercutirá en su popularidad. Es más, su cálculo político les lleva a emitir opiniones, solo sobre aquellos temas que “según su percepción”, el público quiera oír.

Por lo general, conocer las verdaderas intenciones de algunos dirigentes es dificultoso, por ello, tener acceso a sus opiniones políticas emitidas en círculo cerrado es un insumo importante para conocer las intensiones que los mueven. Además, en el mundo de intrigas en que se desenvuelven, viven asechándose constantemente para desenmascarar a sus adversarios.

Más allá del aspecto jurídico o moral de cómo se obtiene la declaración, esta es la única posibilidad fáctica que el pueblo tiene, para conocer las intensiones de a quien se le ha delegado alguna responsabilidad de Estado, y por tanto, tiene injerencia en el futuro del país.

Así es como hemos podido oír y, observar a un Dip., de la República recibiendo dinero de procedencia dudosa y entregando cuentas sobre futuras actuaciones políticas; al padre del ex-candidato presidencial Henrique Capriles pidiendo dinero a cambio de futuras negociaciones al quedar electo; a una vocera de la AN, atentando contra la paz y vida del pueblo que la hizo diputada; y al conductor del programa la Hojilla, haciendo unos análisis político delicados sobre algunos altos dirigentes del PSUV.

Sobre este último, la oposición señaló tener en su poder un segundo audio, mucho más revelador que el presentado, hasta hora (mes y medio después) se desconoce el contendido del mismo, aun cuando el pueblo tiene derecho a conocerlo.

Nos preguntamos; ¿Existe un segundo audio? Y si existe ¿Por qué no se ha hecho público? ¿Cómo creer en la veracidad de la información, que puede presumirse la manipulación de la “evidencia”? Sea como sea, lo que está claro es que la conducta de los informantes, evidencia poca seriedad, irrespeto hacia el pueblo, así como, la poca credibilidad que tendría tal audio, en caso que exista.

Huerfano, Jiuvant Geovat
jghuerfano@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Jiuvant Huérfano


Visite el perfil de Jiuvant Huérfano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jiuvant Huérfano

Jiuvant Huérfano

Más artículos de este autor