Abstracciones macroeconómicas y realismo social

En una emisora de la oposición capitalista oí con cierta extrañeza a supuestos profesores (Economistas) uno del IESA y otro de una Universidad Autónoma hablando sobre los problemas económicos y como siempre hacían indicaciones en forma abstracta separando al hombre de la Economía y uno de ellos se refería a lo admirable del Ministro de Finanzas pues siendo matemático era un hombre capaz de aplicar métodos de abstracción y bla bla bla, lo cual me dio una suave percepción hacia el camino a seguir desde este organismo porque esas alabanzas me huelen a complacencia con el Capital(no precisamente el de Marx).Las abstracciones en el mundo macroeconómico siempre se presentan en ausencia del realismo social, dejando al hombre común de lado convirtiéndolo en el mejor voto de apoyo en ausencia de su voluntad. Los casos ya comunes de supuestas economías emergentes venidas a menos no es casual sino producto entre otras cosas del abstraccionismo de esa “ciencia” económica donde la microeconomía florece en plusvalía y el trabajador es prensado entre retoricas y subsidios escasos para cubrir sus necesidades. Aquí y ahora estamos observando a los malabaristas numéricos haciendo viejos trucos que conllevan a la oferta y la demanda en un mercado donde se excluye la necesidad real de los más necesitados para lograr objetivos de “equilibrio” en las grandes cuentas nacionales donde los agregados económicos cuantificables se traduzcan en datos para el crecimiento económico. Sin duda alguna Juan Pendejo conoce de estas estructuras desde siempre. Son los mismos pasos del ayer guiándolo hacia más necesidades y penurias.

El momento no es para abstracciones si no para la economía del hombre donde esas cuentas nacionales se viertan a cubrir las circunstancias de cerrar la brecha entre salario nominal y salario real, entre la ilusión y lo concreto. Estos “cuadres” matemático-contables llevan por dentro acuerdos y pactos con la burguesía extranjera la cual recibe por venta de sus productos dólares que no van en la misma proporción al Capital y el Trabajo donde la plusvalía debe ser abundante para el burgués de mas allá de estas tierras donde piso el pueblo bolivariano hace siglos . Es decir el equilibrio desequilibrado para Juan Pendejo conlleva toda una serie de medidas microeconómicas donde hasta la Política Exterior cuenta pero el pan nuestro de cada día del venezolano lo amasan con precaución y desgano porque es muy importante el apoyo externo para mantener un proceso de esperanzas sin futuro. Los numerologos colmaran la escena para suavizar el apretón en el cinturón de los sectores más afectados sin darse cuenta que el tiempo de los bobos se acabo. Se necesitan economistas REVOLUCIONARIOS ¿Dónde están?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Antonio Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor