¿El gobierno se desliza hacia la centroderecha?

Mis estimados lectores, hoy vuelvo a la carga planteándome la pregunta de si es cierto o no que el gobierno del presidente Maduro está deslizándose hacia la derecha. Esto es algo que he escuchado que anda rodando por ahí, y que se percibe en algunos artículos de esta página web. En otros artículos plantee que una vez desaparecido el líder fundamental de la revolución bolivariana, los seguidores de éste comenzarían posiblemente a enfrentarse, argumentando quienes de verdad seguirían la senda del líder de la revolución y quienes se apartarían de dicha senda. Todo esto, podría originar una implosión dentro de los partidarios de la revolución, teniendo en cuenta que ahí conviven marxistas ortodoxos, con otros que pueden considerarse socialistas democráticos, y uno cuantos que no tienen ideología definida más que el oportunismo.

Creo que el planteamiento de algunos en el sentido de una derechización del gobierno tiene que ver con lo anterior, si el gobierno se está yendo a la derecha es un problema de percepción y de postura ideológica de cada quien. Obviamente, quienes puedan estar viendo este proceso de huida a la derecha están en el ala radical del chavismo, los marxistas ortodoxos, pero también en sectores de la oposición están señalando lo mismo, sólo que hablan de que el gobierno frente al panorama económico no le queda más alternativa que darse un baño de realismo, como dije cada quien lo ve desde su óptica particular.

Obviamente, esta situación se da porque de alguna forma hay una sensación de que no hay un rumbo perfectamente delineado,además de algunos sucesos como la reunión del Presidente con los empresarios, el ajuste de precios de productos regulados, la declaración de que los beneficiarios de la Misión Vivienda deberían pagar los apartamentos, la salida de Giordani del ministerio de finanzas, los rumores de una nueva devaluación, y los intentos por reestablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos.

Además debemos estar claros que no hay consenso acerca de lo que es ser de centroderecha ni de centroizquierda tampoco, porque más de un gobierno considerado de centroderecha se ha visto obligado a tomar medidas que podrían considerarse izquierdistas, y gobiernos de centroizquierda aplicar medidas consideradas de derecha, y básicamente, esto se debe a que la realidad les ha impuesto actuar de esta manera.

Pudiéramos decir que un gobierno de centroderecha se caracteriza por una posición a favor de la economía de libre mercado e inclusive es capaz de aceptar una economía mixta. En este sentido, hasta el Presidente Chávez se manifestó en más de una oportunidad partidario de un modelo mixto, y de hecho, eso se ha dado en la explotación petrolífera de la Faja. Por lo tanto, aquí inclusive podemos ver una coincidencia de la revolución bolivariana con la centroderecha, y con la centroizquierda que también favorece una economía mixta.

Los gobiernos de centroderecha se inclinan por la reducción de los impuestos, sobre todo de los estamentos más ricos de la sociedad, esto motivado a la concepción de que la generación de riqueza de un país depende de la inversión, y son los sectores más adinerados los que tienen capacidad de ahorro e inversión. En este sentido, los gobiernos de centroizquierda tienden a incrementar los impuestos sobre todo a las clases más adineradas como un mecanismo de redistribución de la riqueza. En este sentido, podemos decir que el gobierno bolivariano se ha comportado de una forma que lo acerca a la centroderecha, debido a que Venezuela se caracteriza por ser un país con una muy baja presión tributaria, y las políticas sociales se financian con el petróleo fundamentalmente.

La centroderecha propugna la reducción del gasto público, racionalización y limitación de los programas sociales, reducción del endeudamiento y busca el equilibrio fiscal, y promueve la privatización de empresas, por encima de consideraciones de orden social, la centroizquierda sacrifica esos postulados en aras de una política social, y de una economía del bienestar. En este sentido, este gobierno cuadraría con la centroizquierda.

Como podemos ver en este gobierno podríamos estar viendo elementos que corresponden a una visión de centroderecha, así como, unos cuantos que corresponden a una visión de centroizquierda. Es obvio que esto es lo que puede confundir a la gente, y tener una sensación de no saber a qué atenerse. Las posiciones de centro suelen presentar problemas de ambigüedad. Mi hermano como psicólogo realizó un experimento que consistía en seleccionar dos grupos, uno que se identificaba como de derecha, y otro que se identificaba como de izquierda, a ambos grupos se le daba a leer un texto escrito cuidadosamente y con un estilo muy centrista. La gente de izquierda opinó que el texto era de derecha, y la gente de derecha lo vio como un documento de izquierda.

Esto traído a Venezuela podría significar que si el gobierno trata de colocarse en una posición de centro, será bombardeado desde ambos bandos, lo que puede amenazar su estabilidad. Si este gobierno se desplazara a la derecha contaría con el beneplácito de la oposición pero no con su simpatía y mucho menos con sus votos. El dilema para el gobierno puede ser angustioso, la realidad económica fuerza a unos ajustes impopulares, devaluaciones, alza de precios, recortes en el gasto social lo que puede erosionar el apoyo de la izquierda radical, sin que por ello obtenga mayor reconocimiento y apoyo de la clase media.

Pareciera ser que el socialismo del siglo XXI que nunca fue bien explicado y mucho menos entendido por la mayoría de la población, y jamás aplicado, unido a la falta del líder fundamental, dejó el barco a la deriva y con una tripulación con distintas brújulas que marcan el norte en distintos sentidos.

Yo creo mucho en la teoría del péndulo en política, los países parecen ir de izquierda a derecha dependiendo de las circunstancias, cuando un gobierno de izquierda lleva mucho tiempo aplicando una política social en favor de los más pobres,  incurre en desequilibrios fiscales y endeudamiento, tal vez esto les suene familiar, entonces es necesario hacer ajustes para retomar el equilibrio entre ingresos y gastos, y reducir los niveles de endeudamiento, esto puede hacer que gobiernos de centro izquierda vayan a la derecha o que pierdan el poder. Un gobierno de derecha que mantiene el gasto social recortado, no promueve el alza de salarios para mantener controlada la inflación, promueve la privatización de la economía, todo esto en aras de la estabilidad de las variables macroeconómicas se arriesga a que el furor popular se desate en las calles.

Entonces en resumidas cuentas - ¿está el gobierno del Presidente Maduro inclinándose a la derecha? La respuesta puede ser ambigua un sí y un no, muy a su pesar deberá tomar medidas que se identifican con la centroderecha porque la realidad económica se impone, pero su discurso deberá seguir siendo de izquierda, combativo, intransigente para no perder la base chavista radical. Como diría una miss de belleza (por suerte, no una venezolana), estamos en una era de Confucio, porque él fue el creador de la CONFUSIÓN.

htorresn@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3240 veces.



Hernán Luis Torres Núñez


Visite el perfil de Hernán Luis Torres Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168495.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO