La acumulación de capital en una economía socialista

El tema de la acumulación de capital requiere de un estudio que pasa por desmitificarlo. Se acostumbra a confundir capacidad adquisitiva (acumulación de dinero) con acumulación de capital. Sin embargo, el dinero no crea dinero sino cuando se trastoca en capital. Es decir, cuando aplicado al proceso productivo, y en particular, a la explotación del trabajo humano crea plus valor (más dinero). La naturaleza intrínseca del capital es crear plus valor y la del dinero es intercambiar bienes y servicios (en una suerte de trueque) por papeles (dinero) que, a su vez, puedan cambiarse por otros bienes y servicios. La aplicación del dinero en gastos personales o suntuarios le quita el carácter de capital y lo convierte en capacidad adquisitiva en manos del dueño del dinero. Entonces el capital es dinero creando dinero dentro del exclusivo campo productivo: económico. Pero, el capital no sólo crea plus valor, en el proceso productivo; también se acumula al capital que le dio origen para crear más plus valor. Ese sistema de creación, acumulación y creación de valor (de capital) involucra el crecimiento de la empresa, Un crecimiento que se traduce en mayores requerimientos de materia prima, maquinarias con más tecnología, más infraestructura y, principalmente, aumento en el rendimiento del trabajo o en el número de trabajadores que crean más valor para los capitalistas o inversores que colocan su dinero. La empresa en cuanto unidad organizada de trabajadores explotados y dirigida por asalariados en condición de representantes del capitalista, aplica el capital para lograr la mayor cantidad de plus valor de los propios trabajadores. Un plus valor que ha sido robado al trabajador, pero que una vez, deducida la tajada con la que se queda el capitalista, a través de la figura de utilidades, se acumula en la empresa a nombre de capitalista para aumentar la cantidad de capital que permita obtener un crecimiento económico productivo: una empresa más grande. En esa lógica, la acumulación de capital garantiza la auto generación del capitalismo: el sistema capitalista.

Cabe preguntarse si en una economía socialista hay acumulación de capital? Como veíamos la auto generación del sistema capitalista radica en la acumulación de un capital que viabiliza su crecimiento. Igual, la economía socialista para tener viabilidad debe crecer hasta llegar a un punto en que el sistema se auto genere.

Ciertamente, el capitalismo entorpece el desarrollo histórico del ser humano cuando limita, como lo hizo el feudalismo, la circulación de bienes y servicios (el intercambio) entre las personas. Y limita ese intercambio cuando el capitalista reduce a su mínima expresión, con su esquema productivo, el dinero en manos de la inmensa mayoría de los trabajadores, campesinos y lumpen proletarios que conforman la sociedad y que requieren absorber dichos bienes y servicios. La ineficiencia del sistema capitalista para garantizar y facilitar el intercambio de bienes y servicios entre los seres humanos marca su límite de existencia histórica. En ese sentido, el socialismo, y aún mas el comunismo, para garantizar un intercambio pleno de bienes y servicios en la sociedad con un mínimo de barreras requiere de dos factores para su logro: una producción suficiente de bienes y servicios en calidad y cantidad para la sociedad y, por el otro, el acceso cierto de todos los seres humanos a dichos bienes y servicios, de acuerdo a la desigual necesidad que tienen todos los seres humanos.

Esos dos factores íntimamente ligados convergen en la distribución del plus valor, en el campo productivo. El socialismo la acumulación de capital esta orientada a producir bienes y servicios suficiente para la sociedad y, por la otra, garantizar el acceso cierto de todos los trabajadores a los mismo. De allí que la acumulación de capital procure el crecimiento de las empresas productoras de esos bienes y servicios . Mientras más productivo sea el trabajo más posibilidad de acceso a los bienes y servicios debe garantizarse a los trabajadores. La producción de capital en manos de los trabajadores (en manos de clase trabajadora) debe facilitar el desarrollo de las fuerzas productivas y la coopetencia a fin de garantizar más producción, mayor satisfacción y calidad de vida para todos los trabajadores de la sociedad. La producción de bienes y servicios socialista no puede ser menor, ni en calidad ni en cantidad, a la producción capitalista; aunque, evidentemente sean regidas por patrones de consumo distintos. La acumulación de capital en el socialismo, y aún más en el Comunismo, garantiza el crecimiento productivo no sólo respecto a la aplicación intensiva del trabajo sino en el número de trabajadores que se requiere. Sin acumulación de capital el socialismo es inviable, porque no es posible que se auto genere: no es posible que se vuelva un sistema. Viviremos y Venceremos, que viva el Socialismo, Carajo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5439 veces.



Néstor Aponte


Visite el perfil de Néstor Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: