Dedicado a mi pequeño Sebastián, a quien deseo larga vida y bienestar integral

Un buen padre debe velar por la salud de su(s) hijo(s)

Valga el presente escrito en el contexto del día del padre, si bien tanto las madres como los padres merecen ser valorados y amados todos los días del año.

Definitivamente gozar de buena salud es algo que no tiene precio, aún en nuestros días, en los que prácticamente se paga hasta por el aire que respiramos. Estar sano equivale a tener una buena calidad de vida; nos posibilita un óptimo desenvolvimiento en diversos ámbitos, nos motiva a sentirnos anímicamente bien, nos mejora las relaciones con nuestros semejantes. Estar sano es la clave de la felicidad, el tesoro que por desgracia pocos valoran en su dimensión real. A propósito del día comercial del padre, cabe señalar que un buen papá se puede destacar por tantas virtudes: dar mucho cariño, ayudar en la formación de individuos útiles a la sociedad, anteponer el diálogo al castigo, entre otras. Y ya que arriba hicimos mención de la salud, una de las principales obligaciones de todo padre (un buen padre) es justamente velar por la salud de su(s) hijo(s), contribuyendo de esta manera al bienestar corporal y mental de sus descendientes.

En este orden de ideas quiero hacer referencia a mi difunto padre Lorenzo José Hernández, por haber alcanzado cierta formación autodidacta en medicina, como pocos, y por haber sido un excelente papá-cuidador pendiente en todo momento de la salud de sus hijos. Gracias en cierta medida a esa preparación autodidacta tuve la dicha de recibir numerosos consejos: “hay que comer sano hijo y tomar mucha agua diaria”; “no tome mucho licor”; “hay que acostarse temprano para que no se enferme y le rinda el día”; “hay que caminar todos los días”; entre otros. Recuerdo, por ejemplo, que durante mi infancia y adolescencia cualquier dolor en alguna parte de mi cuerpo hacía alertar a mi padre, y siempre estuvo pendiente de que me atendieran los médicos en caso de ser necesario, en cualquier momento del día o de la noche. En fin, un señor que amó a sus hijos, entre otras cosas, velando por su salud.

La importancia que mi padre dio al cuidado de sus hijos, se ve reflejada parcialmente en una especie de monografía (además de leer textos de medicina, también escribía tomando ideas de unos autores y de otros) titulada “Ensayo de Patología Comparada”, en la que dedicó varias líneas a mi hermano y a mi persona; allí enfatiza que se inspiró en nosotros para escribir este trabajo, y en que la verdadera riqueza se basa en gozar de buena salud y en el conocimiento general como herramienta liberadora. Insistía mi padre tanto en el texto en cuestión como en la práctica cotidiana, en la eficacia de la medicina preventiva respecto a la medicina curativa, piedra angular del buen estado físico a tener muy en cuenta por su prole. A continuación se transcribe la dedicatoria:

“Dedicatoria a Jorge Luis y Rubén Hernández

A vosotros que (…) con aire de adolescentes, pero el tiempo corre veloz y pronto serán adultos y más tarde pasarán a la segunda y tercera edad, les sirva de consejero el presente ensayo general, pues no hay nada que valga tanto como el consejo de un padre.

Es puerta de luz un libro abierto

Entren por ella mis muchachos y de seguro

Que para ustedes será en el futuro

Más visible, su poder más cierto

El ignorante vive en el desierto

Donde el agua es poca, el aire impuro

Un grano le detiene el pie, inseguro

Camina tropezando, ¡vive muerto! (…)

Estudien y no serán más tarde

Ni el juguete vulgar de las pasiones

Ni el esclavo servil de los tiranos (…).

La primera parte de estos ensayos lleva una dedicatoria muy especial para Jorge Luis y Rubén Hernández, en esta tierra de papá, la Mérida de los caballeros, tierra de sosiego y apacible, en la amenidad de sus campos, en sus cielos de gran serenidad, el murmurar de sus fuentes y sus parques, en la quietud del espíritu” (Lorenzo Hernández, Agosto de 1990).


ruhergeohist@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1615 veces.



Rubén Alexis Hernández Arena

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: