Aventis

Maduro acertó con Samán

El mercado interno a nivel nacional se ha hecho en una mejor escala, y siempre busca su uniformidad porque el fin es que los habitantes de un territorio o espacio físico tengan suficientes alimentos para cada estación. La idea central del gobierno bolivariano es mantener a cada familia con beneficios que se ajusten a los cambios que surgen dentro de nuestro territorio nacional y que los andenes de cada abasto conserven sus mercancías para irlas vendiendo al público en formas reducidas, para no ocasionar en cada hogar que sean depositarios de comida.

Pero, hay personas que desean abusar y se aprovechan en adquirir mercancías en cantidades excesivas para luego venderlas a un precio exagerado que daña el salario de nuestros trabajadores.

El valor de los productos importados no suele ser igual que el de los exportados, sino mayor o menor, según sean las condiciones económicas de cada país. Las importaciones de bebidas y otros servicios siempre se han facturados, pero ejes económicos junto a extorsionadores se aprovechan para abusar de los comerciantes y, estos deben trasladar el valor de cada producto al consumidor final.

El número de los grandes negociantes suele ser limitado y el del pequeño excesivo, cuya tendencia es perjudicial para los intereses comunes, porque teniendo que soportar cada detallista los gastos de su comercio y mantener su familia con los beneficios del negocio, el precio del artículo resulta encarecido.

Debemos avanzar con Eduardo Samán, hacia una reforma del Código de Comercio y un sector portuario responsable, visualizando siempre el desarrollo del país. Gente honesta debe agilizar el comercio y mejorar el procedimiento que deben seguirse para los mecanismos de importación y exportación.

La tendencia a intercambiar productos es tan remota como las primeras industrias humanas. Lo que es hoy el circuito económico internacional integrado en un sistema mundial de comercio, deviene del trueque de productos entre tribus "primitivas" que se realizaba hace miles de años. Esta tendencia se ha convertido en una de las principales características de la sociedad contemporánea, actualmente se realizan cotidianamente intercambios a gran escala, no sólo de mercancías y productos, sino también de ideas, información y conocimiento. Pero grupos se han formado para extorsionar bajo el abrigo de un proyecto bolivariano serio que desea estabilidad para los venezolanos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1145 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a167808.htmlCd0NV CAC = Y co = US