¿Cómo están fraguando un golpe de estado económico?

“Jorge Roy, Presidente encargado de FEDECAMARAS resaltó que no existen formulas fáciles y que el gobierno tendrá que decidir entre la inflación y el desabastecimiento”. O sea que por el atajo que se meta el gobierno está destinado a caer, pues ellos no están dispuestos a aumentar la producción a fin satisfacer los niveles de demanda de bienes que requiere la población y en consecuencia ésta se echará a las calles para tumbar al gobierno. Mas claro no canta una iguana, como diría Pérez Pirela, de Cayendo y Corriendo.

El presidente de FEDECAMARAS, fue muy claro con el gobierno nacional. Así de sencillo: “o nos dejan que nosotros vendamos al precio que nos dé la gana sin la intervención del Estado para regularizar precios o tendrán que calarse un desabastecimiento permanente y general de todos los productos que componen la cesta alimentaria.” Esto suena como amenaza, pero no lo es, es el lenguaje del todopoderoso, que sabe que tiene el sartén por el mango y se dirige a sus subordinados.

En la IV República FEDECAMARAS, no necesitaba emplear este tono en sus relaciones con el gobierno, pues ellos eran EL GOBIERNO y los funcionarios que se ocupaban de la economía lo designaban ellos. Era muy fácil la manera como se desarrollaba el aparato productivo, pues ellos ponían las condiciones.

Tal parece que FEDECAMARAS, después de 14 años de derrota en derrota, por culpa de Chávez, ahora descubrió que le puede hablar duro a Maduro a fin imponer las condiciones que privaron durante la IV para producir. Los voceros de FEDECAMARAS están hablando alto. Exigen dólares y reclaman que le deben 9 mil millones que no les dio El Comandante. El año pasado les dieron 59 mil millones y esto para ellos fue insuficiente para animarlos a producir los alimentos que necesitaban los venezolanos.

Ellos quieren que le den todos los dolores que genera la industria petrolera y que el gobierno no se ocupe de los pobres. Ellos saben más que el gobierno como “exterminar” a los pobres que no quieran trabajar para sus empresas.

Para estos empresarios no importa que el gobierno haya sacado los votos que sean, a ellos les importa un comino lo de la Democracia Participativa y Protagónica, les importa un bledo eso de Socialismo o Patria Socialista. Ellos se burlan de esos conceptos, lo de ellos es ganancias y todo aquello que les impida u obstaculice obtenerlas al máximo, esta condenado a sufrir sus desbastadoras acciones. Si el gobierno no se baja los pantalones y no hace lo que ellos le dicen que haga, se cae y punto. Así eso tenga que pasar por una guerra civil o el exterminio de la mitad de la población. Ellos, como dice Mario Silva, no tienen paz con la miseria.

Tratar de convencer a un empresario venezolano, con el argumento de que en todos los países del mundo, un 20% de ganancia sobre el capital invertido son buenas, es un tiempo perdido. Aquí si sus ganancias no son sobre el 300% declaran que están perdiendo. Con un capitalismo tan voraz como el venezolano es imposible llegar a ningún acuerdo a través del dialogo. Aquí se les somete a la fuerza o se acepta las condiciones que ellos imponen. Mas sencillo:¡imposible¡.

En el campo económico la Revolución Bolivariana está perdida ante las fuerzas Capitalistas. No podemos enfrentarnos, teniendo en contra ese consumismo exacerbado de la población. Si el consumo sube al 30% anual y la producción va por el 5%, es imposible que estas dos variables se encuentren en algún punto.

O damos un golpe de timón, dándole el poder real a los trabajadores y cambiamos las relaciones de producción o no nos dejan llegar al Referéndum que esperan hacernos dentro de tres años. Las cartas están echadas…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2077 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a167739.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO