La Hojilla de Mario Silva se fue por un mar de excremento

La Hojilla de Mario Silva se fue por un mar de excremento

Jesús Silva R.

En la grabación que por estos días venden los buhoneros por toda Venezuela (también disponible en internet) una voz que supuestamente pertenece al ciudadano Mario Silva habla de que a nivel del Alto Gobierno chavista existe un mar de excremento (en verdad usa la palabra vulgar). Aparentemente, Silva expresa que hay actos corrupción, traición, delación, infidencias, fuga de divisas, visiones supersticiosas, sucesos paranormales, entre otras situaciones contrarias a la moral pública y a las leyes.

Si es cierta esta teoría sobre una cúpula chavista que se está autodestruyendo, sería el principio del final y la mansa entrega del poder político a la burguesía y el imperialismo. En tal caso, desde ya nuestro pueblo a prepararse para una gran batalla e impedir la muerte de nuestra Patria Socialista a través de todas las formas de lucha.

Nótese que con la desaparición física del Comandante Hugo Chávez se inicia el período más difícil que haya vivido la Revolución Bolivariana desde que nuestro héroe conquistó la Presidencia de Venezuela en 1998. La dificultad va más allá del triunfo electoral presidencial del 14 de abril de 2013 pues la nueva dirección colectiva cívico militar que ha tomado las riendas de la nación tiene que permanecer unida para garantizar la gobernabilidad, la paz, la seguridad y la estabilidad institucional.

Perdono a todos los ingenuos, los idealistas, los románticos, los de la "Tropa", también a los fanáticos radicales de verbo grosero que en medios de comunicación me insultaron, difamaron, satanizaron y declararon traidor o contrarrevolucionario cuando con clara comprensión del panorama político, el 21-05-13 a las 4:29 am fui el primero en anunciar que este programa de la tv nocturna iba a desaparecer definitivamente: La Hojilla dijo Adiós "hasta nuevo aviso" http://www.aporrea.org/movil/medios/a166333.html

No hacía falta ser Nostradamus para predecir este acontecimiento, simplemente hay quienes viven la política con las hormonas y otros que la vivimos con neuronas. Por encima del fanatismo pseudo religioso y el mesianismo de un personaje mortal, está el ejercicio de la política como ciencia y el deber de alertar a nuestro pueblo sobre los grandes desafíos y peligros que se aproximan en esta etapa del Chavismo caracterizada por la ausencia física de su fundador y máximo orientador.

Me deslindo de la inoficiosa tarea de determinar técnicamente si la grabación de Silva es auténtica o no, ahora corresponde a la Fiscalía proseguir con la averiguación que ha iniciado ya que sobre este tema ya hemos fijado suficientemente nuestra opinión: Y si de verdad fuese Mario Silva en la grabación http://www.aporrea.org/movil/actualidad/a166465.html

Jurídicamente hablando, debo advertir que opinar no representa ningún delito, ni las grabaciones obtenidas sin orden judicial pueden ser elemento probatorio válido, ni ninguna evidencia puede ser tomada como auténtica sin una experticia técnica que así lo determine, ni un indicio posee valor sin que haya control contradictorio de la prueba, y aquel refrán que reza "a confesión de parte, relevo de pruebas" ha sido extirpado del Derecho Penal venezolano pues para comprobar un crimen y la identidad de su autor hace falta mucho más que una supuesta confesión de su autor (COPP, CPV, etc).

Sin ánimo de hacer el trabajo de sus abogados (aunque con mucho gusto me ofrecería a defender a Mario Silva sin cobrarle honorarios profesionales, en función taparle la boca a muchos cretinos que me atacan, así como de garantizarle al propio ciudadano investigado el debido proceso ante la justicia) advierto que a este camarada lo protege la presunción de inocencia, vale decir, un derecho universal reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y también en el artículo 49, ordinal 2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Silva merece trato de inocente hasta que se demuestre lo contrario mediante sentencia judicial declarada definitivamente firme, y sean cuales fueren sus reales declaraciones y actuaciones, tiene los mismos derechos que cualquier otro ciudadano venezolano a que se le siga un proceso justo, imparcial, con derecho a la defensa, a ser oído; incluso merece la consideración humana de aquellos que piensan que desde la tv fue un "francotirador mediático" inmisericorde que quizás vulneró el honor y la reputación de otras personas, tanto de la oposición como del chavismo.

Es la oposición venezolana quien tiene la carga de la prueba, es decir, a la que le toca demostrar la veracidad de sus evidencias contra Silva. Aunque bien se sabe que el fondo de todo este asunto es político y el objetivo es golpear la moral del pueblo chavista mediante el desprestigio de sus altos dirigentes. El objetivo final es crear caos e ingobernabilidad para tumbar al Presidente Nicolás Maduro y exterminar al chavismo de la faz de la tierra. Que nadie lo dude.

Que la historia fije su sentencia. Que también lo haga el pueblo. Así como el sistema de justicia. Cada uno en la materia que le corresponda. Por nuestra parte, debo subrayar que la unidad, el respeto, la democracia interna, la convivencia y la coordinación entre esos altos dirigentes revolucionarios son elementos indispensables para que la Patria refundada por Hugo Chávez siga viva y en crecimiento hasta lograr la transformación social definitiva por la cual ese inolvidable mártir nos entregó su vida.

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9085 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: