Mi lista del supermercado

Decidí salir de compras con mi señora, dejando un articulo a medio escribir de los tantos que me inspira la revolución bolivariana, esa efervescencia que imprime el combate diario de las ideas para contra restar los embates desestabilizadores de la oposición. Me llamó poderosamente la atención, la cara de la dueña de mis quincenas al regresar como de costumbre del mercado y espetarme de esta manera: “ya no hago más listas” A duras penas utilizaba los carritos de supermercados, cuyos chillidos se confundían con los angustiados compradores al ver los empolvados anaqueles, y tomando pacientemente mi salomónica recomendación, a falta de un producto comprar otro, soportó hasta ese dia y se liberó.

Y es que mi poca paciencia me impide hacer una cola, salvo para entrar a un banco o esperar mi salario, sin embargo tomé un pedazo de papel y redacté orgulloso mi primera lista ante la mirada burlona de mi señora.

Leche, queso, jamón, bistec y carne molida, pollo,. Aceite, harina de maíz, arroz, espagueti, mantequilla, margarina, café, crema dental, papel toalet, toalla sanitaria, azúcar, comida para perro, maquinas de afeitar, cambures, frijoles, un tobo, un cepillo de dientes y un cepillo para barrer.

Lo primero que vi al llegar a un supermercado Chino, fue una cola de trescientas personas aproximadamente del lado de afuera del local, en pleno sol, con presencia de la guardia nacional, dos señoras agarradas por el moño y la entrega de 4 paquetes de harina marca Pan, 2 aceites y un paquete de azúcar en una bolsa transparente, como si fuera un botín recién robado de un camión de valores. Me contaron que el asiático dueño del local decidió semejante tortura “china”, por el horroroso comportamiento de las personas, y que suplicaba a buda porque se acabasen pronto. El mismo cuento ocurre en establecimientos privados, públicos y del gobierno.

De la lista solo puede encontrar: Queso, jamón, carne, comida para perro, máquina de afeitar, cambures, frijoles y los utensilios para la casa. No hay derecho chico. Tiene razón mi señora con la famosa lista. Pero la cosa no termina ahí, hoy amanecieron los precios por las nubes. Es un circulo vicioso y las excusas insólitas, desde la bajada del precio del barril, pasando por la subida del precio del dólar, la entrega de las divisas, la retención de transportes, los golpes al contrabando, la operación morrocoy, el desconocimiento de Maduro como presidente, las guarimbas administrativas, la baja en la producción, la poca importación, la inflación, la especulación y otras.

Ahora bien, tenemos organismos como SUNDECOP e INDEPABIS para fiscalizar estas desviaciones, pero se necesita más que esto, para campear la canalla hambreadora que juega al desabastecimiento y a la arrechera del pueblo. No podemos pensar, que en esta arma tan letal como es la escases, solo existan intereses burocráticos, personalistas o de cuatro pendejos que dejan de rotular, trabar cadenas o esconder alimentos, esta es una batalla contra un monstruo capitalista que no ha perdonado que expropiaran silos, terrenos, empresas, monopolios y su posición comercial ante otros países. No perdonan por ejemplo, la entrada de Venezuela al Mercosur, las relaciones con países del Alba utilizando el Sucre y no el dólar, las relaciones bilaterales con gigantes agroindustriales como Uruguay, Argentina y Brasil, cuya ganadería garantizará carne y queso de primera calidad, sin que pareciera “caviar blanco”, aunque la culpa no es de la vaca venezolana, sino de unos amos inconscientes.

Estamos apostando a Maduro y al Comandante Arias Cárdenas en el Estado Zulia para frenar estos nudos gordianos que impiden elaborar una “lista de supermercados” sin sobresaltos. Nosotros, los revolucionarios debemos acompañar esas gestiones con contraloría social, denunciando, activando las redes, llamando al 0800 en todas sus manifestaciones de quejas, impulsando la inteligencia popular en las comunidades, barrios, etc. solo así lograremos contra restar la guerra sucia que casi nos aniquila a principios de año. Tengamos paciencia y más paciencia para tener patria.



eliasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com

http://eliasmar.wordpress.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3910 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor