Presidente Bush como Nerón está usted incendiando no a Roma sino al mundo

“De siervos es mentir; de libres
decir verdad”
José Ingenieros



Como los gobiernos de los Estados Unidos se permiten, violando derechos internacionales i principios legales i humanitarios, inmiscuirse en los asuntos de todos los países del mundo, sin autoridad alguna; un sencillo ciudadano de un país que usted solamente conoce como un rico reservorio de petróleo o por tener excelentes jugadores de béisbol en la Grandes Ligas; pero que, comparándonos desprovistos de cargos o privilegios inmerecidos como los suyos, creo tener más autoridad moral, científica, cultural i ética que usted, porque he hecho estudios legalmente, no he cometido delitos, no he sido alcohólico ni tengo en la conciencia responsabilidad por miles de muertos; tampoco soi racista, pues tuve al mismo tiempo una madre blanca i otra negra i hermanos blancos (una impropiedad, porque todos somos sepias; en el mundo no hai razas) i hermanos negros como lo puedo demostrar, me dirijo a usted, igual que lo ha hecho un compatriota suyo, Michael Moore para enterarle (por si su cerco militar, político i mediático se lo ocultan o disfrazan) que, tal como lo expresa el título de nuestro periódico local en Maracaibo, PANORAMA, el Katrina desnuda la fragilidad de los Estados Unidos. Realmente son un imperio porque las circunstancias históricas, les proporcionaron después de la guerra (i aún antes) el talento europeo i la inmigración de numerosos hombres de ciencia, de letras i de cultura, favorecido todo por la misma guerra, la post guerra i las otras andanzas guerreras que les hicieron poderosos en dinero i recursos materiales, además de la herencia pirata i conquistadora de la Madre Patria; pero para sus políticos i a sus empresarios de las transnacionales, mui pobres en ética i en valores humanos, usted es emperador porque ellos lo deciden. Usted, es un ícono, del hombre poderoso en dinero i complicidades, aunque realmente un sapo en cultura i conocimientos científicos i humanísticos. I digo un sapo, no por ofender a esos inofensivos bactracios, sino recordando aquella anécdota tan ilustrativa que leí en EL HOMBRE MEDIOCRE de José Ingenieros, médico i filósofo argentino, que la expone así: “Un ventrudo sapo graznaba en su pantano cuando vio resplandecer en lo más alto de las toscas a una luciérnaga. Pensó que ningún ser tenía derecho a lucir cualidades que él mismo no poseería jamás. Mortificado por su propia impotencia, saltó hacia ella y la cubrió con su vientre helado. La inocente luciérnaga osó preguntarle: ¡Por qué me tapas? Y el sapo congestionado por la envidia, sólo acertó a interrogar a su vez: ¿Por qué brillas?” Esta envidia; este odio sin fundamento racional, excepto cuando el alma está maleada por una vida nada decorosa i haber disfrutado de privilegios i poder, aunque sin méritos, es lo que precisamente hace al hombre lobo del hombre. I cuando está en las alturas pervertidas del poder, cuando su paranoia hace creer a todos los malvados que, son casi dioses, i las religiones para medrar riquezas le siguen la corriente con sus falsas creencias en un dios inventado, sucede lo que a Lucio Domicio Nerón, quien apoyándose en ocasiones en la despreciable plebe, persiguiendo cristianos haciéndoles responsables de los problemas de Roma i luego, buscando aplastar a gente, para obtener dinero i hacer frente a los numerosos gastos del aparato imperial, incendió a Roma acusando a los cristianos, como usted está incendiando al mundo, acusando de comunismo, marxismo, socialismo o terrorismo, a todos los restantes pueblos del planeta que no son sumisos siervos, forjando mentiras descomunales, confiscando “soberanías”, arrasando países casi indefensos, con una inspiración quizá en Nerón i su tío Calígula. Ojalá, cuando su imperio se venga al suelo, como parece que empieza a avizorarse, tenga como Nerón los testículos suficientes para suicidarse. Usted empieza a ser execrado hasta por su propio pueblo, muchas veces adormecido por el veneno mediático, o como se hacía con el pueblo romano, con pan i circo. Usted les ha demostrado que vale más, mantener una guerra que quiéralo o no, a la larga perderá (como ya le ha sucedido al Imperio). I el Imperio, lo que ha revivido con otro disfraz, es el nazifascimo que ensombreció a la Humanidad durante el siglo XX. Usted es tan terrorista como Posada Carriles i sus secuaces; los procedimientos lo delatan cada día i, es precisamente uno de sus hombres de pensamiento, el filósofo Noam Chomsky, quien a denunciado que, la Política Exterior de los Estados Unidos, es el terrorismo, pero tiene la osadía de querer certificar la política de otros países, hasta con el narcotráfico, vergüenza que existe porque entre los suyos existen más de 30 millones de consumidores. Esa política exterior que tiene crímenes tan grandes, como el de un notable médico i político chileno llamado Salvador Allende, asesinando bombardeando a una capital extranjera con absoluta impunidad internacional i burla de todos los derechos posibles, es solamente una muestra de lo que todos los habitantes del planeta, conocen perfectamente en el presente.

Sin embargo, el Imperio empieza a sacar las patas de sus botas militares i ha demostrado que son de barro i no inmunes ni infalibles; la destrucción de las Torres Gemelas i el arponazo en el propio corazón militar de los superpoderosos, como lo es el tristemente espectacular Pentágono, es muestra que puede ser un nuevo Goliat, pero ante numerosos pueblos que, como David, con una honda se pueden oponer al gigante. Mas, no es con guerra desde el exterior como se acabará el imperio; será por su interna putrefacción o por un linfoma social, porque el Katrina les ha hecho señalar sus lacras internas. Ahora se atreven a señalar que tienen más de treinta millones de pobres desde hace cuatro años i que aumentan en más de un millón por año; que tienen altísimos índices de analfabetismo, malas escuelas i muchas universidades piratas (desde hace más de 25 años, lo señalaba el libro LOS DOCTORES, de Martín L. Gross); que la salud i sus maravillosos adelantos, es solamente para los ricos i que se comercia con la atención médica desaforadamente. Gross señalaba para entonces que, en USA, se operaban más de 10.000 casos al año, sin ninguna indicación médica, i allí no valen ni los principios deontológicos entre los mismos profesionales de la medicina, como lo comprobé personalmente que se respetan en Holanda i en Bélgica. Es el país en el cual todo, hasta el aire i el agua es mercancía…¡para especular! I si ahora, la agresión continua, las amenazas, el estrangulamiento con deudas que nunca de terminan de cancelar, las campañas de desprestigio i mentiras mediáticas, las barbaridades como las expresadas por el “cómplice espiritual”, el “venerable” pastor Robertson i que son capaces con sus transnacionales de acabar con el último gran pulmón que tiene el planeta (como es la Amazonia) i en el futuro las guerras serán hasta por el agua. En su propio país, cuando algún presidente, como el caso Kennedy, puede resultar un obstáculo para algunos negocios, sencillamente lo asesinan, a pesar de no haber sido éste, ningún santo varón, pues las mayores agresiones a Cuba, incluyendo la invasión a Bahía de Cochinos (donde quedaron como cochinos) fue durante el mandato de Kennedy “el primer presidente católico”. Por eso ahora, cuando el presidente Hugo Chávez Frías, le ha ofrecido la más desinteresada ayuda; cuando le respalda la experiencia de la tragedia del Estado Vargas donde no aceptamos “marines” para ayuda; cuando le demuestra la hombría i la eticidad de quien no conoce rencor ni deseos de venganza, i cree que el pueblo norteamericano merece respeto sin distingos de colores o religiones e ideologías, a mi juicio eso es peligroso, porque eso vale para los hombres normales, juiciosos i justos, pero pasa de largo u ofende, a los políticos sin ética ni conocimientos como el vaquero George W. Bush. Tiene herencia social i herencia genética, de baja calidad i los instintos predominan en los hombres así, por encima de la razón i lo ético. Usted pretende hacer con sus adversarios de países soberanos, lo que el sapo a la luciérnaga. Una madre sufrida i víctima de su política, le exigía responderle por qué murió su hijo en Irak; ahora son millones de personas que le exigen responder por qué, despilfarra en guerras, el dinero que ahora necesitan para superar la tragedia. I creo que no tiene respuesta, excepto frases de populismo barato, como decir que New Orleáns volverá a ser una gran ciudad. Por eso, el pueblo norteamericano debería exigir una enmienda urgente a la Constitución i seguir el ejemplo de Venezuela (otro oscuro rincón del mundo con petróleo) i realizar un REFERENDO REVOCATORIO PARA SU MANDATO.

Hágalo presidente Bush; nosotros lo hicimos i allí tenemos a nuestro presidente más que relegitimado, con una votación avalada por la OEA i por la Fundación Carter, más miles de observadores internacionales. Usted está en declive; su popularidad aun sostenida por el fetiche dólar, va hacia el suelo. Demuestre su hombría, su “talento”, su dignidad de mandatario DEMÓCRATA i realice un referendo, pero directo, por sus elecciones son indirectas i amañadas. I deje además que sean supervisadas i ratificada por organismos internacionales. Procure dar ejemplo de honestidad. El huracán Katrina ha puesto al desnudo la fragilidad del Imperio, pero principalmente la mediocre, inculta i soberbia vanidad del presidente Bush, que si tuviese dignidad debería renunciar. Antes de irse a Louisania, dice Michael Moore, se fue primero a una fiesta de empresarios en San Diego i el retardo en la ayuda a las clases negras i pobres (porque los pudientes i blancos se fueron a tiempo) es porque en el fondo es un racista i un energúmeno de extrema derecha, sin ninguna sensibilidad social. I este es el hombre que quiere certificar de buena conducta a otros países i en el nuestro, asesinar a Chávez.

No siga enviándoles dólares a los vende patrias i a la iglesia, al deplorable cogollo de la iglesia venezolana, excluyendo a los que si son cristianos de verdad, para desestabilizar i sacar a nuestro mandatario a como dé lugar, i oponerse a esta patria i a este proceso revolucionario pacífico que se inspira, en los más nobles, grandes i sabios pensamientos políticos i humanitarios, del primer ciudadano del mundo: SIMÓN BOLÍVAR.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2531 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a16516.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO