Respuesta a la cultura de la muerte de una escuálida

Solo una mente enferma y en deuda con la paz espiritual de cualquier ser humano es capaz de generar un escrito con carácter necrófilo y satánico como el tuyo. Carente de las más mínima sensibilidad humana, que tristeza saber que hay seres que se dicen humanos y se conducen como bestias primitivas. Ojala no seas madre porque con esa carencia no se puede tener esa bendición.

Es muy censurable asumir posturas que se pueden revertir en contra de uno mismo. Las mujeres somos la Génesis de la vida y por tanto es contra natura desear la muerte de cualquier ser vivo, más aun a un ser de la talla de Hugo Chávez Frías, cuando su pecado es el haber soñado una sociedad más justa y humanitaria, donde los niños pudiesen comer, donde los niños, como los tuyos quizás, no muriesen por desnutrición en los hospitales. Donde los niños, como los tuyos quizás, pudiesen estudiar para tener un mañana seguro, donde soñar no fuera más que una quimera, en fin un mundo donde sea más humana la humanidad. Dios quiera que tus hijos, si los tienes, no se enteren de tu comportamiento, pues sentirán una profunda vergüenza por tu actuación y, al igual que yo, sentirán lastima por ti. Con el diablo en los hechos y el crucifijo en el pecho… ¿Y se dicen cristianos? ¿Y dicen que están obrando en nombre de una supuesta democracia? Triste por ti y los tuyos, que son presa fácil del odio y la desesperanza.

Por eso no podrán entender la carga emocional que conlleva consigo misma la frase CHAVEZ SOMOS TODOS, los negros, los indios, los descamisados, los excluidos de siempre, los vapuleados, los olvidados, todos los que hoy perciben las bondades de un sistema donde el eje central de su accionar es el hombre y no el capital. Date permiso, para cultivarte espiritualmente, te hace falta. Nuestro amado presidente nos deja un destello de luz que marcara el camino de su pueblo por la senda del bienestar y la justicia social. Así como lo ha hecho con los pueblos hermanos de nuestro continente, haciendo gala de su condición revolucionaria inquebrantable e irreductible, así como la del eterno guerrillero Ernesto Che Guevara.

Tengo la plena y segura convicción de que la semilla de la obra de nuestro amado arañero de Sabaneta permanecerá imperecedera en el seno de la lucha de todos los pueblos del mundo y, lo más hermoso, es que Chávez es nuestro. No han entendido, ni entenderán la conexión mágica afectiva que existe entre nuestro líder y su pueblo. Sólo las personas que emiten amor pueden hacerlo y ustedes no califican para ello. Hombres de la dimensión histórica de nuestro presidente, para que te duela, nunca mueren.

Upss, me olvidaba;

Que viva Chávez Carajo!!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2767 veces.



Virginia King


Visite el perfil de Virginia King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: