Somos pueblo que delibera, facultado para lucha de ideas

Di tus ideas, expresa tus concepciones, explicarme tus sueños, háblame del país que quieres, relátame como es el mundo que avizoras. Ese es un derecho que nada ni nadie nos puede arrebatar. Antes éramos pueblo para hacer lo que pocos querían, para velar, luchar y defender sus intereses. En lo demás, éramos nulos

Muchos siglos han debido pasar, mucha sangre se ha vertido, muchos sueños troncados, muchas vidas cegadas para poder llegar al fin a esta etapa en la cual podemos expresar nuestras ideas. No existe razón alguna para censurar el legítimo derecho a decir lo que se piensa solo por que no creemos lo mismo. A las ideas solo se les anteponen ideas, argumentos, palabras explicativas de las razones para divergir o para coincidir. Solo así pierde vigencia un concepto: cuando se demuestra con fundamentos claros y contundentes su sinrazón. Mas no es aplicable el insulto o la ofensa, con esas malas herramientas, la lógica pierde su sentido y la razón pierde poder.

Las ideas no pueden ser encausadas a momentos o a oportunidades específicas o escogidas por terceros. Simplemente se vierten cuando el ser generador lo juzga conveniente y las expone.

En Venezuela tenemos la generosa fortuna de tener un pueblo que evolucionó en veinte años, lo que no se hizo en quinientos. No se trata aquí de decir que no hubiera individualidades pensantes y con facultades de crear y exponer ideas. Se trata de hacer ver, que la masa popular estuvo siempre atada a lo que una minoría decidiera. Cualquier hijo del vulgo que osara reventar ese esquema: era inmediatamente exterminado, y condenado por la elite y por el mismo pueblo.

Hoy en mis callejeras andanzas, en cualquier espacio publico o privado, me regocijo en la reverberante nueva realidad, de ver y oír a un pueblo, a una masa popular, expresar en viva voz. Argumentos políticos, ideológicos de implicaciones sociales y económicas que denotan madurez y conocimientos. Eso me hace feliz, no importa que piensen o sientan lo mismo, ni parecido. Lo grandioso es que se debate públicamente lo que nos afecta como colectivo. Cada cual con su visión y concepción. Pero se debate y eso es revolución.

Podemos divergir de las razones de alguien por algún argumento o idea expuesta públicamente. Pero estamos obligados a decir por que, como y de que manera no coincidimos, sin caer en el descalificativo.

Antes de ser un pueblo deliberador, nuestros héroes fueron desterrados, vejados, humillados y hasta murieron execrados, por intereses y caprichos de una minoría. Nuestro pueblo no fue capaz de reclamar e impedir semejante maldad. Así Bolívar, Sucre, entregaron sus gloriosas vidas, (mismas que dedicaron a liberta a un pueblo) en tierras lejos de su patria natal. Después de tanto batallar, los egoístas impusieron su vileza y le negaron el sagrado derecho de morir en su terruño.

Nuestros días al contrario, encontramos a una población, que fue capaz de garantizar patria, soberanía y dignidad para que el líder Hugo Chávez frías muriera en su amada patria. Custodiado, amado, bendecido y protegido por un pueblo que suma voluntades individuales masivas, espontaneas, pre claro, consciente. Para convertirse en una voluntad colectiva que reconoce el esfuerzo, enseñanza y orientación de el líder por la reivindicación popular y su educación.

De no ser por ese desarrollo violento impulsado por la conducción orientadora de Hugo Chávez Frías. Ya hubiésemos sucumbido ante las poderosas armas destructivas sicológicas, físicas y engañadoras del enemigo. Aquel 13 de abril, enseñó que la caja de pandora abierta el 4 F del 92, no se volverá a cerrar jamás en Venezuela y quizás en nuestra patria grande.

No teman al debate, no se angustien por las ideas que hagan nuestros aliados o nuestros enemigos. Mientras nos lancen ideas, les responderemos con ideas. Todos no podemos, ni debemos tener un punto de vista igual. Es necesaria la diversidad de criterios, incluso dentro de los mismos revolucionarios. Pretender lo contrario, es anti revolucionario y anti dialectico ¿no queremos eso verdad? ¿Saben Uds. la razón por la cual la derecha y el imperio utilizan la mentira la trampa y el engaño? Pues, sus ideas no sirven, no tienen fundamentos ni bases reales. Por eso temen a nuestras ideas y convicciones. Eso les elimina el poder que tenían en el pasado sobre nosotros. No impongan sus criterios como si fueran la verdad absoluta. Solo expónganla y explíquenla. El debate hará lo demás ¡ah! Por favor sin egocentrismos. Eso, auto descalifica y se que mis hermanos pensadores, escritores, generadores de ideas revolucionarias son capaces de hacer aportes ideológicos al debate sin caer en pequeñeces. Dejemos esa enfermedad al que porta el virus de la derecha reaccionaria y egoísta. Pero no le tengamos miedo a las ideas ni al debate

ADELANTE… VIVA CHAVEZ POR SIEMPRE, VIVA MADURO, VIVA LA REVOLUCIÓN. VIVA EL PUEBLO DELIBERANTE.

http://aristobulo.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2008/09/13-de-abril.pdf

javierdelvallemonagas@gmail.com

http://planetaenpeligro.blogspot.com/2013/04/somos-pueblo-que-delibera-facultado.html

Facebook: Javier Monagas Maita

Sintonice todos los sábados de 7 a 9 pm “Información Al Desnudo” por 89.3 FM digital de Nueva York



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1324 veces.



Javier del Valle Monagas


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: