El paroxismo de Capriles en Maracay

Tal parece que el muñequito de torta, Henrique Capriles Diablonsky, no logra dar pie con bola y de un terrible Síndrome de Nicolás, transita por el cinismo extremo y luego, pasa con la velocidad del rayo, a la exaltación total, por ejemplo acá en Colombia lo vemos perfectamente, gracias a los excelentes videos, de su fabulosa agencia particular de noticias.

Comento el caso porque en el día de ayer, sábado 23 de marzo del presente año y a escasos 18 días, de la desaparición física del Comandante y Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, la mencionada agencia particular de noticias de este infeliz, lo publica cuando en plena campaña política, acude a la población del Limón en el estado Aragua y muy sutilmente, se coloca una camisa roja, no sólo para burlarse de la memoria del comandante, sino además, para cumplir su cometido, el cual parece tenerlo arraigado en todo su ser, y que interiormente le dice: “DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR” lo único que le falto, fue colocarse una boina roja y no dudo que algún momento, lo pueda hacer.

La nota discordante y enigmática del caso, es que se desato un señor aguacero en el lugar, donde hasta la naturaleza misma, parece haber repudiado al idiota, que poco le falto para decir, imitando al Comandante: “Que la lluvia era agua bendita” y en verdad era agua bendita, tratando de despojarlo de un poquito de azufre, del que está constituido.

A mi recuerdo vino la tragedia del río El Limón, la cual aconteció hace 25 años, 5 meses y 17 días, con fecha 6 de septiembre de 1987 y la cual conmovió al estado Aragua y el país entero, afectando gravemente a comunidades como Ocumare de la Costa, El Limón y Maracay.

El discurso de Diablonsky, resulta de una extraordinaria profundidad dialéctica y deja entrever sus profundas contradicciones internas, veamos porque: “Manifestó que de ganar las venideras elecciones del 14 de abril será el presidente “del futuro, del amor, de la tranquilidad”. Verdaderamente la contradicción no puede ser mejor, puesto que habla de amor y tranquilidad y lo único que transmite es odio y más odio, como lo demostró durante su asedio a la embajada cubana o en la persecución del actual gobernador de Guárico y Ex Ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín durante los aciagos momentos del Golpe de Estado, en abril 2002, tanto fue su odio en esos momentos que le sudaba por los poros y para colmo de males, su Chip interno continúa diciéndole: “DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR.”

En cuanto al futuro, puesto que manifestó que será el Presidente del futuro, está más que claro, el futuro que le aguarda a Venezuela: “UN NEGRO FUTURO” ya que con este muñequito y marioneta del imperio gringo, estaría dispuesto a regresar las empresas expropiadas a sus antiguos amos, tal como reiteradamente lo ha manifestado, estaría dispuesto a exterminar las misiones sociales, entre estas las educativas, por cuanto se debe sembrar la ignorancia, para seguir reinando sobre ella, además, con ese profundo amor que ha demostrado hacia Cuba, sacará a “Patadas” de Venezuela a los médicos cubanos, ya que la salud gratuita, es muy dañina para el capitalismo.

Aparte de todo lo citado anteriormente, privatizará todo lo que se le atraviese en el camino y desde luego, el Proyecto Ferroviario Nacional, lo estancará, para comprarle millones de vehículos a los gringos, quienes serán nuevamente los amos de Venezuela, la Ley de Tierras será sepultada, por cuanto, atenta contra los amorosos Latifundistas, que siguen matando inocentes como el Cacique yukpa Sabino Romero.

Diablonsky demostró en su discursito para incautos, su terrible síndrome de Nicolás al referirse al Presidente Encargado “POR AHORA”, acusándole de la utilización de recursos del Estado para su campaña electoral, abuso del poder y chantaje, hecho que constituye otra contradicción en su discursito, por cuanto, había sostenido anteriormente que de ganar en las próximas elecciones del 14 de abril, seria el Presidente del amor, es decir, por su boquita angelical, brotan simultáneamente palabras de amor y de odio, que lo dejan al descubierto.

Seguimos con las contradicciones del discurso Diablonsky y nos encontramos, según su propia agencia de noticias lo siguiente: “Frente a la escasez, yo propongo producir alimentos”, primero que nada, la escasez artificial en algunos renglones obedece fundamentalmente, a planes urdidos por ultra derecha venezolana, de la que el mismo forma parte, para caldear los ánimos, calentar las calles e irrumpir, contra el orden establecido por la voluntad popular, de la gran mayoría de los venezolanos.

Prosiguiendo con las tamañas contradicciones del discurso del Fetiche Gringo, en Venezuela, nos encontramos según su propia agencia de noticias, otro falso juramento: “Durante el encuentro, el líder opositor se dirigió a los estudiantes jurándoles ante Dios que el país que les espera “será mucho mejor que este que tienen”. De seguro se le olvidó todos los estudiantes muertos por manifestar en contra de los gobiernos títeres, desde Rómulo Betancourt hasta Carlos Andrés Pérez, cuando el era parlamentario e incluso Presidente del gracias a Dios extinto congreso de la República, también olvido este noble ser, que Dios no escucha la falsa voz de los miserables, a el no pueden engañar.

Y para rematar con Broche de Oro su discurso para incautos y rayando en el cinismo, expresó otras enriquecedoras contradicciones: “…que él y Hugo Chávez coincidían en la necesidad de que Venezuela tuviera un Gobierno que salieran de la pobreza”. Tamaña mentira no cabe en Poceta alguna, cuando que jamás ni nunca este desvergonzado, ha dejado de vilipendiar al Presidente Chávez, como se atreve a decir que el y el Presidente, coincidían en relación a los pobres, añadió para terminar de sepultarse: “Criticó una vez más al Gobierno y aseguró que actúan premeditadamente: “Quieren imponer el poder y la mentira”. Con estas últimas palabras se pasó de cínico, un miserable embustero, emitiendo juicios de valor a la verdad, con el objetivo de cumplir los postulados que le dictan sus jefes del Pentágono, su jefe mayor el bicho malo y su lúgubre conciencia: “DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR, DEBO ENGAÑAR.

arturopradera75@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2440 veces.



Arturo Pradera


Visite el perfil de Arturo Pradera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: