El Vaticano es racista, asocia su fumata negra con lo malo y la blanca con lo bueno


Desde Adán y Eva hasta Cristo han debido sucederse muchas generaciones pero desde Cristo hasta Chávez, muchas más; si uno se pusiera no a indagar lo ocurrido desde el origen del mundo hasta Adán y Eva sino, apenas, desde Cristo hasta Chávez, se percataría de que es tarea nada fácil, desentrañar la historia antigua tanto como la historia contemporánea.

Los escrúpulos religiosos -entre otros factores- siempre impidieron impiden e impedirán conocer la historia, hasta el hueso, porque ellos los dogmáticos nos ven -a los rebeldes- como un desafío a la narración bíblica.

Sin embargo, el estudio de la historia progresó progresa y progresará, pese a todo, por el empuje de la ciencia.

Charles Darwin postuló “El origen de las especies” y “El origen del hombre”, una contribución importante para el avance del conocimiento de la historia, unos antes -como Nicolás Copérnico y Galileo Galilei- y otros después como Einstein y Chávez, destacan extraordinariamente en la historia humana, por sus respectivas contribuciones al progreso de la ciencia y de la historia.

En cambio, he ahí a El Vaticano, nada que ver, puro racismo y dogma, humo negro para expresar lo negativo y humo blanco para lo contrario.

¡Bah!

El racismo es propio de élites y sectas explotadoras que se creen superiores y, desde esa cosmovisión, creen tener derecho a humillar a todos los demás y a quienes consideran inferiores.

Racismo es colonialismo.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1844 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a161924.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO