Chávez es Patria, presente para siempre

Chávez el grande, en la existencia finita y el inmenso en lo infinito. Chávez dejó de ser lo particular, lo singular y limitado para pasar a ser lo mayor, la totalidad, lo inmenso e ilimitado y estar siempre presente, en todos los tiempos y espacios. Si mi presi, de mi color, Chávez, Chavito, por cariño, no se ha ido esta aquí con nosotros, con su pueblo y así seguirá siempre.

Superará el tiempo. Vivirá en el pasado y seguirá en el presente con nosotros. Siempre junto a su pueblo para continuar abriendo caminos, consolidando la historia en el devenir del horizonte del siglo XXI. Chávez el hermenéutico del siglo, desenterró la historia, su comprensión teórica en el pasado, la interpreto en el presente y la aplico con hechos, en lo factico, lo práctico de la vida. Nos conecto con lo sagrado de Bolívar, el libertador y lo trajo junto al pueblo para retomar el camino divino, el pensamiento mágico y amado de la libertad con la Revolución Bolivariana. En eso andabas y andamos, sabiendo que hay mucho de que ocuparse porque las preocupaciones son grandes y necesarias para poder ver en lo concreto nuestra Patria Bolivariana de Venezuela, nuestra casa grande, hermosa, libre de pobreza, violencia y delincuencia, productiva para tener autonomía, garantizando el derecho al trabajo para todos.

El hermenéutico del siglo ahora, pasa a la totalidad para continuar en la consolidación del círculo indetenible e infinito que nunca se cierra. El círculo, un continuo permanente, obra en parte, como constitutivo del pasado, en la permanente transformación, en la verdad, humana-personal e existencial, social, económica, política e histórica de los pueblos, en el presente. Un círculo donde se va reafirmando, en el tiempo, la presencia fenomenológica del pensamiento y el hacer filosófico de la transformación como verdad, en favor de la realización humana, con su voluntad de poder, en su existencia singular y plural, que es lo social, colectivo con sentido comunitario e histórico.

Chávez no se fue y nunca se ira. El sólo dio el paso que a todos, como seres entes humanos, nos corresponde. El paso, que como singulares en el camino de la vida, de la existencia, hemos de asumir: dejar el ente cuerpo para que el ser continúe conformando la totalidad, de lo inmenso, de lo infinito. A esa totalidad hemos de remitirnos para encontrarnos con ella, en sus pensamientos, las ideas, sus textos, para la comprensión que es desocultar lo oculto, y entrar en la lucha entre el pasado y el presente por la transformación de la patria.

Un remitirse a Chávez, el grande, para comprender, interpretar e intervenir el presente, con nuestros problemas propios de la existencia y la transformación de la patria que continúa. Es un interpretar distinguido donde urge precisar el hecho efectual y su aplicación en el hacer concreto, con velocidad y atentos a la corrupción, de los aparentes e inflitrados, con su nueva clase social de burguesía corrupta “burguerruta”. Es un pensar y hacer referido a ese ir, en la existencia humana, integrando lo singular con lo plural, lo pasado con el presente, lo total con lo particular, cumpliendo el círculo de la Hermenéutica Filosófica, del pensador que vivió y leyó el siglo XXI: Gadamer.

Chávez dio el paso de la vida grandiosamente vivida, por cuanto hizo historia. Chávez es y seguirá siendo un hermenéutico y el referente de la Hermenéutica filosófica en Venezuela. Dio el paso de su existencia finita a lo infinito, a lo inmenso de la totalidad del ser. Una totalidad que por siempre se hará presente, para seguir cumpliendo, cada uno en lo singular de su existencia integrado conformando lo plural en el colectivo, social y comunitario, la labor histórica.

Fue una noche única, nunca vivida, el día de la noticia sobre la existencia del Comandante Mayor de la Patria. La noticia me atrapó en otro país y me refugie en mi habitación de estudiante, conectada por internet, escuchando los medios, invadida por lo inexplicable de una nueva experiencia. Allí frente a la computadora y conectada por Skype compartiendo con la familia, con mi amiga Elma conectada en Mérida, escuchando el llanto, viendo caer las lagrimas por sus rostros, en las imágenes en la pantalla y sintiendo mis lagrimas que inundaban mis ojos. Cambiaba, de vez en cuando, de pantalla o radio para ver y unirme a las caras de mi pueblo en las plazas Bolivarianas.

En Venezuela era la tarde, las 4:30 y aquí aproximadamente las 10 de la noche de un invierno inclemente. En el medio del dolor, el silencio, la soledad, la desesperación, abrí la puerta, salí a la calle, camine y camine, hasta sentir el frio que congelaba mi cuerpo y que me obligó a regresar a la residencia.

Otra vez en la habitación, viviendo el dolor mayor, de nuevo frente a la computadora, entre lágrimas comunicándome y así transcurría la noche. De repente me hablaban en italiano, en árabe, en francés e ingles y yo respondía contando mi pena en español y por supuesto no se me entendía. Creo que hablaron mis lágrimas, mi rostro, mis gestos, mi pena y por fin reaccione, retome la memoria, para comunicarme en un atropellado ingles y pedir disculpas por despertar al otro residente extranjero e impedir su derecho al descanso.

Me coloque los audífonos, seguí intercambiando y escuchando los medios de comunicación de Venezuela: Venezolana de Televisión, Radio Nacional de Venezuela o la radio 1040 de Mérida. Empezaron a llamar las amigas y amigos ingleses y yo diciendo gracias, estoy bien, mientras las lágrimas continuaban corriendo por mi rostro triste. Cansada, con la desesperación y el dolor me fui quedando dormida, en compañía de la pena mirando mi pequeñita bandera, la de mi patria Venezuela, que había colocado en la ventana y que siempre me acompaña a todas partes.

En el sueño se me hacia presente la imagen de mi pueblo y Chávez andando en el horizonte diciendo " los que quieran Patria vengan conmigo”. El pueblo, un rio humano multicolor, levantaba los brazos con la bandera en la mano y yo en el medio de la multitud levantaba mi brazo y junto a todas las voces decía "Venceremos mi Comandante, tu sueño, nuestro sueño será realidad"" Patria libre"

El nuevo día llegaba, mis ojos se abrían, todo, incluyendo el canto de las aves, parecía más triste que nunca. Hasta el invierno que admiro con respeto me golpeo y causó gran dolor.

Los recuerdos me atraparon. Se hizo presente el acontecimiento militar, cívico y político de febrero de 1992 donde Chávez se presento por primera vez y quedo grabado para siempre en el pensamiento y corazón del pueblo. Acontecimiento tratado en un trabajo de tesis, donde emocionada asumí la tutoría, en la Escuela de Historia de la Universidad de Los Andes, y que se tituló: “El 4 de febrero: pasado y presente del devenir histórico del siglo XXI”.

Recree la satisfacción de recuperar la fe, tener la esperanza, creer en las elecciones políticas e ir a votar por primera vez en las elecciones del 1998, que dieron triunfador al presidente Hugo Chávez .Nunca había votado en 4 décadas, era la activista política de la cultura de la resistencia, la rebelde permanente identificada con los sueños de Fabricio Ojeda y su gente, y se me hacía imposible creer en la Superestructura de la Democracia Representativa de la cuarta República. Viví de nuevo la emocionante experiencia de la nueva constitución del 1999 con Chávez al frente, recordé la terrible marcha, el golpe, la dicha del retorno de Chávez y el paro petrolero del 2002. En el paso de los años sentí la gloria, expectativa y emoción del inicio de las Misiones, la incertidumbre del referendo para el presidente y su valentía para enfrentarlo.

En el 2006 de nuevo las elecciones para presidente donde repetía de candidato Chávez. Con la dedicación y sentimiento me incorpore para laborar en el Comando Miranda del Estado Mérida en nombre del sector universitario y orgullosa de nuestro Frente Bolivariano Universitario FBU que nació en el 2002 y ahora socialista FBUS. Labor que fue doble al enfrentar el partido MVR por su decadencia y la campaña electoral para garantizar el triunfo del presidente.

Ganó de nuevo Chávez. Se juramento el presidente, se liquido el partido del MVR y se inicio la organización del nuevo partido político el PSUV. Seguidamente vino en el 2007 la Reforma Constitucional que la perdimos y se continúo en el 2008 con la Enmienda Constitucional. El tiempo corría, siempre corre, donde todo hay que hacerlo muy rápido, con velocidad y estábamos solo a dos años de la declaración de la enfermedad del Presidente Chávez, que se hace pública en el 2011. La labor era intensa en el área política y mas fuerte debía ser para el presidente que tenía la responsabilidad en el área económica, educación, salud, cultural e internacional: donde se lucha arduamente por la Integración Latinoamericana.

Gracias presidente por su dedicación y labor cumplida con tanta entrega y amor que puso en riesgo su salud y donde todos juntos hemos aportado como pueblo. Se entiende la complejidad de la labor política, la dificultad para cosechar los frutos en el tiempo y el compromiso por avanzar respondiendo a la razón del ser político del pueblo. La confianza, fe y esperanza en el presidente no tenia límite y la mayoría del pueblo esperaba que las soluciones las diera Chávez, el presidente amado.

Ahora presidente que quedan tantos caminos por andar, tanto por hacer y cumplir se me hacen presente esas esperanzas puesta en usted, que buscan solución y quedaron en la expectativa. Recuerdo a “mi amiga la compatriota”, mujer del pueblo, que se entrego a la lucha y a los sueños del proceso revolucionario. Juntas imaginamos y elaboramos el proyecto para las aldeas rurales del Desarrollo Integral Comunitario, se organizo la comunidad, se socializo el proyecto y se inicio en el tiempo la espera. Las personas, algunas no todas, de la comunidad empezaron a desconfiar, dejaron de creer, vinieron los conflictos con los vecinos, los desempleados exigiendo trabajo y mi amiga la compatriota para evitar problemas a su familia, vendió su casa, les entregó una ayuda a sus hijos y se fue.

Al preguntarle sobre su comunidad emocionada comenta que estamos en la lista de espera y que el proyecto se hará realidad. Mi amiga la compatriota, ahora errante arregla jardines, siembra flores, limpia casas. Ella dice que Chávez no la defraudara, porque él si ama a su pueblo, sabe lo que quiere y está más allá del partido PSUV de Mérida, donde solo piensan en elecciones y en los beneficios de sus dirigentes para mantenerse en los cargos políticos y no en los beneficios del pueblo.

Ella sigue viviendo en el amor y su esperanza en la revolución con el anhelo de compartir la comuna, el rio limpio, el urbanismo con sus plantas de tratamiento y agua potable, las casas construidas para las familias desamparadas, otras reparadas, empleo para todos y ver a Mucunutan, la Joya, el Arenal y San Jacinto convertido en una Aldea Agro-turística, Artesanal, Ambiental y Cultural por la Paz. “Mi amiga la compatriota”, con fe y orgullosa de la Revolución Bolivariana continua esperando el progreso verdadero, que es la transformación integral de sus comunidades ubicadas en el Municipio Santos Marquina y el Municipio Libertador del Estado Mérida.

Celebro que “la hija de la revolución”, otra mujer del pueblo, con la Misión Robinson retomo sus estudios primarios, con la misión Ribas estudio su bachillerato y con la Misión Sucre obtuvo su título de Técnico Superior en Asuntos Ambientales y continúo hasta ser licenciada. Ahora está en la lista de la Misión Saber y trabajo para dejar de ser desempleada y obtener un empleo.

Ella “la hija de la revolución” reafirma que el amado Presidente la ayudara, porque siempre la ha ayudado. Recibirá su ayuda aunque los miembros del partido PSUV no la tomen en cuenta porque no tenga influencia, sea familia o amiga de sus dirigentes políticos. Afortunadamente el padre de familia tiene empleo y gracias al proceso revolucionario, sus pequeñas hijas reciben su alimento en la escuela, su computadora canaimita, están incorporadas a los programas deportivos, culturales, de salud, participan en la Orquesta Nacional y hasta forman parte del equipo de comunicación de la infancia, integradas en el programa de los niños en la emisora comunitaria.

Me imagino el dolor de Don Rodrigo, por usted mi presidente. Don Rodrigo es la sabiduría andante en Asuntos de siembras y semillas, se incorporo a los programas de lo que fue el INCE de Mérida, se organizo con otros desempleados, hicieron cursos dirigidos a los campesinos, conformaron una cooperativa para recibir ingresos del gobierno y comprar las tierras para cultivar y producir. El tiempo pasó y recientemente me informo que lo habían llamado del Instituto de Tierras para que notificara el destino de los recursos que le habían entregado hace 5 años. Don Rodrigo se enojo, como él dice, y comento que eso lo debía saber el presidente, que como hombre del pueblo y digno no permitiría esa injusticia. El presidente procedería inmediatamente y limpiaría el camino de los que ofenden con su corrupción a la Revolución Bolivariana, que se amparan y defienden, como miembros, en el partido PSUV de Mérida

Ahora se me viene a la memoria la cara de asombro y esperanza de la madre del señor que lo despojaron de su parcela en Alto Barinas hace dos años, en diciembre del 2010. Injusticia que se produjo desde la Alcaldía de Barinas, con el supuesto aval del Alcalde Abundio, junto a los miembros de la Cámara Municipal, con el apoyo de la Sindicatura y supuestamente con el desconocimiento del Gobernador Adán Chávez. Despojaron al señor de su propiedad no para construir una escuela, un centro de salud, un centro cultural u otra institución pública, de propiedad social para beneficio comunitario.

En la parcela invadida y despojada levantaron quintas privadas de lujo, ahora propiedad de supuestos revolucionarios de Barinas y activista del PSUV. La propiedad del señor, es una parcela que tuvo su familia como herencia del padre, declarada al fisco Nacional. Toda la familia le vendió la parcela a un hermano, que es el señor propietario de la parcela y que paso a ser el único dueño. La parcela que cuenta con historia jurídica de propiedad privada con más de 30 años, está hipotecada y su propietario está pagando al banco. La hipoteca fue para construir su casa, pues el señor no tiene donde vivir, y en la institución pública de urbanismo de la Alcaldía le negaron y bloquearon la permisologia.

La Alcaldía, en un proceso supuestamente legal, expropio la parcela por decreto como terreno municipal, la vendió como propiedad privada y allí construyeron tres quintas de lujo, supuestamente propiedad de la presidenta de la Asamblea Legislativa del Estado Barinas, para la época del 2010. La madre del señor propietario de la parcela manifestaba su angustia y deseo de hablar con el presidente, que lo calificaba de hombre bueno, para que hiciera justicia y no permitiera más un acto de corrupción como es el despojo hecho a su hijo, por abuso de poder de los funcionarios públicos al frente de las instituciones en el Estado Barinas.

De los recuerdos, favorables y desfavorables pase a escuchar las noticias, a la realidad para estar informada. Escuchaba las noticias sobre el Comandante, veía por televisión el reportaje y leía la prensa de los diarios nacionales de Inglaterra, sus comentarios que decían:

“Love him or loathe him Chavez made an impact” de Rupert Cornwell.

“Amor a él o lo detestan a él Chávez hizo un impacto”

“A veritable Spartacus who lived and died for his people” de George Galloway.

“Un Espartaco verdadero quien vivió y murió por su gente”

““Tell the world, we are all Chavez”: Sea of red supporters flood streets in tribute to leader” de Timm Walker y David Ushorne

“Dígale al mundo, todos nosotros somos Chávez”: mar rojo de partidarios inunda las calles en homenaje al líder.”

Las lecturas me levantaron el ánimo y sentí orgullo por mi comandante, de ser venezolana y estar escribiendo la historia. Desde aquí en Stoke on Trent- Inglaterra, donde me encuentro, crece, se alimenta, se hace grande e inmenso el amor y admiración por mi pueblo, por mi patria Venezuela.

Pueblo de hombres y mujeres que están preñadas de historias y han parido un ser, ente humano, único, valiente llamado Hugo Chávez Frías. Hombre especial que pasó a ser tan grande al reunir todo su pueblo, junto al ideal del sueño Bolivariano.

Chávez el compatriota que asumió su existencia, en lo singular, en lo particular, junto a su gente más amada, los pobres de la patria y la lucha por la inclusión.

Existencia dedicada a los otros, para estar al frente y con coraje de pueblo. Una dedicación al pueblo sabio, con sabiduría tradicional, como la de la abuela yerbatera, mas valiosa que el libro Coquito, de la admirada profesora Rosa Amelia de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Los Andes. Dedicación y entrega por la inclusión del pueblo que se niega a ser dominado, como ente cosa útil, amante del ser libertario, de la creatividad.

Chávez, el especial entre los nombres, vino y comprometió su existencia con el hacer su labor particular: poner los puntos en la historia a las dos I.Le puso punto a la “i” de ignorancia y a la “i” de la indispensable inclusión de los pobres de la patria. La “i” de ignorancia al incorporarnos a la historia y la “i” de indispensables de la inclusión para hacer la historia de la transformación como verdad.

Chávez pegó el grito a la historia y dio un sacudón para liberarnos de la ignorancia como pueblo y retornar la sabiduría tradicional e histórica. Nos dio identidad de hijos de la Patria Bolivariana de Venezuela y nos llamó, como en susurro entre amigos y compatriotas nos llamábamos, hijas e hijos de Bolívar, nacidos para hacer la historia.

Chávez le colocó el punto a la “i” de indispensables como pueblo para incluirnos todos, superar la pobreza e inventar y asumir la transformación colectiva de la historia. El compromiso fue y es asumir la lucha frente al destino económico del Mercado Libre, impuesto como único camino, y del dominio, con su discriminación, de los países “desarrollados”, económicamente y tecnológicamente poderosos, sobre los países pobres, pero ricos y dueños de la materia prima. La meta es una transformación como verdad y cambio para el buen vivir del pueblo sin discriminación, en libertad, con derechos humanos y dignidad, desplazando bien lejos la caridad que hace a los pueblos indignos y donde no se acepta como normal y común la pobreza de su gente.

Chávez, el grande, seguirá siempre presente en el Panteón Nacional y continuará al frente con el Segundo Plan Socialista de gobierno 2013-2019. Ahora nos corresponde el compromiso de ir por la Constitución Nacional y la Asamblea Nacional para:

.- Lograr que el presidente Chávez tenga por morada el Panteón Nacional.

.-Legalizar el Segundo Plan Socialista de la Nación 2013-2019.Que, previamente al proceso electoral, se apruebe y se haga Ley con su respectivo seguimiento los contenidos del plan de gobierno.

.-Legalizar la Misiones, denominadas Misiones Mayores Hugo Chávez. Es necesario que todas las Misiones sean Ley para garantizar su continuidad y las transformaciones de las Instituciones del Estado. Las Misiones son el pensamiento y obra del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías que deben perpetuasen en la memoria y pasar a ser una ley: Ley de las Misiones Hugo Chávez.

El Segundo Plan Socialista de la Nación 2013-2019 es el contenido de gobierno, en el que tanto se laboro y en el que Chávez insistió en su socialización para contar con la aprobación del pueblo y en darle carácter legal. Necesario es hacerlo ley con la aprobación de la Asamblea Legislativa Nacional para que se cumpla y no se desvié el Gobierno.

No se puede permitir y definitivamente se debe impedir que se siga creyendo en la improvisación del destino de la patria por los gobiernos de turno, que se hacía en las décadas de la cuarta república. Gobiernos con contenidos ocultos para el pueblo que lo consideraba ignorante. Gobiernos, supuestamente, carentes de planes sin sus programas sinceros expuestos y hechos con la opinión pública y que permitían el engaño con el discurso de contenido electorero solo para obtener votos. Discursos y contenidos que al no estar legalizados previamente, a las situaciones electorales, las elecciones y los votos, les permitía, al llegar al poder por ganar las elecciones, hacer lo contrario ajustado a los previos acuerdos, como el Pacto de Puntofijo. Gobiernos que arribaban al poder y lo convertían en una adivinanza para el pueblo, controlada por los cogoyos y por arriba con las vigilancias de las destacadas personalidades a la cabeza, imponiendo sus líneas, apoyados en la mal llamada disciplina política, para impedir contradicciones e imponer los contenidos ocultos que se debían aceptar sin comentarios.

Si se legaliza el programa de gobierno previamente, que promovía en nombre del pueblo el presidente Chávez, estaremos consolidando un antecedente legal, dando el ejemplo de transparencia, de sinceridad, de respeto ciudadano, haciendo verdadera política y asumiendo el primer paso histórico para que se vote por contenidos de gobierno, que pasan a ser ley para cumplir. Es un camino para cambiar y dejar de votar solo por candidatos, personalidades, grupos de poder y partidos con la consecuencia respectiva de la improvisación de gobierno con las agendas, pactos ocultos, mesas de negociación o mandos de gobierno de “dirección político-militar”, negando el poder popular. Un primer paso necesario en el continuar los cambios políticos del proceso democrático. Cambios que refieren los pasos dados desde la Democracia Representativa a la Democracia Participativa y el continuar en un abrir camino a la Democracia Comunitaria y Sectorial del siglo XXI.

Chávez es patria y todos somos Patria. Chávez y Sabino viven la lucha sigue.

Betty Osorio
bettyoso@hotmail,com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3077 veces.



Betty Osorio

Profesora de la Universidad de Los Andes, Mérida y titiritera

 bettyoso@hotmail.com

Visite el perfil de Betty Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas