Hugo Chávez, el gran líder Afroindígena

Del 4F del 1992 hasta el día 5 de marzo de 2013, espacio de tiempo que en lo personal me permitió, lo confieso, desde ese hoy día de la dignidad, estando en Puerto Ayacucho capital del estado Amazonas, donde se recibió la información que anunciaba un “golpe de estado militar” en horas de la madrugada de ese día martes y en esa misma mañana desde la televisora de la iglesia católica local Amavisión, pudimos tener el privilegio de ver algunas imágenes trasmitidas por un canal televisivo mexicano que mostraba la incursión de una tanqueta entrando violentamente al Palacio de Miraflores en Caracas y luego la voz e imagen de un soldado asumiendo la responsabilidad de esta rebelión que inmortalizaría ese corto y célebre discurso del por ahora, expresado por el Teniente Coronel del Ejercito Hugo Rafael Chávez Frías, que dejo abierta una esperanza en el para entonces ambiente de pesimismo casi crónico, de mucha gente progresista de izquierda, con la toma del poder por las armas y pensar que de esta insurgencia militar como en otras ocasiones podrían desembocar en dictaduras altamente represivas. Para esa época existía una fuerte distancia entre lo militar y lo civil, para los irregulares así llamados los guerrilleros desde los años sesenta y mi percepción cambio sobre ellos, luego de vivir varios años en Amazonas, a quien considero mi segunda patria chica. Tuve la suerte de vivir en París los primeros años del triunfo electoral del también fallecido por razones muy parecidas a Chávez, del presidente francés François Mitterrand , quien se mantuvo en el poder de igual manera, por espacio de 14 años, a diferencia del depuesto presidente chileno Salvador Allende a quien el imperialismo norteamericano solo le permitió gobernar por menos de tres años, ofrendando con su vida aquel 11 de septiembre de 1973.

Para aquellos momentos, me consideraba como libre pensador de izquierda y tenía mucho interés en la obra de Francisco de Miranda y de Simón Rodríguez como antecesores del padre de la patria Simón Bolívar, figuras de una tríada donde coincidían dos de estos personajes que el Movimiento Bolivariano Revolucionario MBR-200, tomó como inspiradores ideológicos, surgido del seno de las fuerzas armadas en conexión con algunos civiles comprometidos, donde se reivindica la figura del General Ezequiel Zamora, de la Guerra Federal con el grito de ¡Tierra y hombres libres!, y que lamentablemente poco se enseñaba en la escuela. Ese denominado árbol de las tres raíces, yo diría de las múltiples raíces, para hacer una analogía con la pertenencia étnica que a partir de la nueva constitución donde se reconoce a las culturas constitutivas de la venezolanidad en su dimensión histórica, desde los pueblos originarios indígenas, la posterior llegada de los españoles y acompañada de los traídos en condición de esclavizados del África negra, incorporándole ese carácter de Estado multiétnico, pluricultural y plurilingüe, reconociendo la diversidad cultural y la interculturalidad como un principio rector que se reafirma en la construcción de nuestro proceso revolucionario, socialista y de inclusión social.

En un primer momento nuestro eterno líder Hugo Chávez Fías hacía publico su ascendencia indígena, donde su raigambre llanera le permitió vincularse profundamente con el pueblo Pumé (Yaruro) y otros grupos presentes en las sabanas de su tierra natal, de Sabaneta donde vivió su infancia y adolescencia, cercana a la capital del estado Barinas, atravesado por múltiples ríos que forman parte de la cuenca del Apure-Orinoco, donde destacan el Capanaparo, el Arauca, el Cinaruco y muchos otros donde aún existe una importante presencia de grupos indígenas que de alguna manera le influenciaron en su autoreconocimiento como descendiente indígena. Por otra parte y para quienes también hemos estado pendientes de su ascendencia afro, en el Aló presidente N° 177 del domingo11 de enero del año 2004 en la ocasión de la inauguración del espacio cultural Andresote, en el Municipio Beroes del estado Yaracuy, ocasión ésta donde estuvieron presentes invitados afroestadounidenses, del “Transafrica Forum” conmemorando el nacimiento de Martn Luther King y las luchas de Malcom X, representados por Bill Fletcher y Danny Glover, james Early del Museo Smithsoniano en Washington, Patricia Ford dirigente del Sindicato Internacionacional de Trabajadores de los Servicios, Malika Sanders del Movimiento Afroamericano de jóvenes del siglo XXI, Norma Jackson, afrocolombiana en Carolina del Sur, Celina Mendli Singleton especialista en derechos ambientales, donde se rememoró la obra “ Tiempo de Ezequiel Zamora” del historiador venezolano ya fallecido y mentor del fallecido presidente, Federico Brito Figueroa, haciendo referencia al rio que lleva el nombre del cacique Yaracuy por la resistencia indígena de mas de 500 años dijo el presidente textualmente:

“ Y luego trajeron a los hermanos negros del África, los trajeron esclavos, amarrados en los barcos, encadenados y luego esa masa, esa oleada de hermanos negros y negras fueron echando raíces en esta tierra, agricultores, se fueron echando raíces en esta tierra, agricultores fueron esclavizados junto a los indígenas durante mucho tiempo, hasta que llegó la independencia, llego la revolución, llegó la Guerra Federal, se hicieron libres y hoy en esta tierra vive una importante población de afrodescendientes, de afrovenezolanos, a quienes desde aqui también les envio un abrazo solidario de hermanos, fraterno, afrovenezolanos descendientes de africanos, de aquella gente que vino del Africa, que fue traída del África a fusionarse con el indio, el negro, el descendiente de españoles.”

En esa alocución del primer Aló presidente del año 2004 dió mensaje de condolencia al pueblo de Dominica del Caribe oriental por la muerte de su Primer Ministro Pierre Charles, 5 días antes, igualmente saludó en vida a la recientemente fallecida Sra. Felicia Cabello, madre de Diosdado Cabello, así como al pueblo haitiano por los 200 años de su independencia en la persona de jean Bertrand Aristide, como preámbulo a la Cumbre de las Américas realizada en Monterrey, Mexico en ese mismo mes. Participaron también representantes de los Circulos Bolivarianos de Nueva York y Miami en los Estados Unidos y algunos venezolanos que hacen vida activa en este país. Contó con la presencia de autoridades locales y por supuesto, muchos representantes del Movimiento Social Afro de Venezuela -MSA- donde tuvo importante participación el yaracuyano militante afro, Miguel Charun, quien sirvió de anfitrión y a quien el presidente le respondió solidariamente diciendo:

“ Si, con la lucha de ustedes, bueno, de nosotros yo también me incluyo allí, como Afrodescendiente……”

Este espacio lleva el nombre del zambo Andresote, asi como se le ha venido diciendo tradicionalmente a los descendientes de indios y afrodescendientes siendo este un espacio de lucha que da reconocimiento a quien en 1735 luchó contra la Compañía Guipuzcoana, en revuelas que duraron varios años como cimarrones y cimarronas, al igual que hoy varios colectivos vienen dando la batalla por las reivindicaciones económicas, sociales y la reivindicación de sus tierras. Una muestra del reconocimiento a quienes han sido históricamente excluidos es la inclusión social que gracias al liderazgo del hoy desaparecido presidente se muestra a través de su obra de gobierno con las diferentes misiones que como nunca han tocado a una gran parte de venezolanos que nunca antes habían sido tomados en cuenta.

Aun recuerdo el mensaje que dejó a mi suegra directamente al comandante presidente Hugo Chjavez, en la ocasión de presentarse la obra teatral “Un tal Ezequiel Zamora” de César Rengifo, estando fuera del país pidió una presentación espacial para no dejar de ver esta obra en el Teatro Nacional y donde se le hizo llegar un ejemplar del trabajo realizado a mediados del año 1999 por la Fundación Afroamerica, la naciente propuesta intercultural El Galpón del Arte y el cine club Barné Yavarí, titulado AFROINDIANIDAD: Desarrollo Sustentable, donde se juntaron algunas representaciones indígenas del estado Amazonas con la representación de los afrodescendientes de diferentes regiones del país, que hoy forman parte del movimiento social afrovenezolano. Alli se le dió un reconocimiento a las comunidades afro de Farriar del estado Yaracuy, como al emblemático personaje indígena del pueblo Yekuana en la persona de un jóven descendiente del sabio Yekuana, Barné Yavarí (Tamuyato) como muestra de interculturalidad afroindígena, donde de igual manera se reconoció la labor de nuestro destacado investigador y conocedor del mayor número de idiomas indígenas de Venezuela, Prof. Esteban Emilio Mosonyi quien recibió al año siguiente el premio nacional de Humanidades y quien ha sido uno de nuestros motivadores por el tema de la interculturalidad en la República Bolivariana de Venezuela. Por esta razón y otras, consideramos al fallecido presidente como un gran líder Afroindígena emblemático a partir de este 5 de marzo del 2013.

cesarquinteroq@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3065 veces.



César Quintero Quijada


Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



César Quintero Quijada

César Quintero Quijada

Más artículos de este autor


Notas relacionadas