Política, Medicina i Ética

Mis colegas de vanguardia socialista, pueblo i salud presidencial

“Quien rehúsa a ver la grandeza de un

hombre, acecha lo que hay en él de bajo

superficial, y de este modo se traiciona a sí mismo”

Nietzsche

“Puesto que el enfermar es una categoría

de la vida humana, no es el órgano

sino el individuo quien enferma”

Weizsäker



Hace poco, tuve el inmenso placer o satisfacción de integrar un panel de médicos, una bella jurista, profesora universitaria i revolucionaria, i un periodista, todos de la izquierda chavista de Maracaibo, solidarios i comprometidos con el humanitario deseo de la recuperación, del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, i la defensa de la soberanía del pueblo que, al decir de nuestro Libertador Simón Bolívar es la única autoridad legal de la Nación.

La reunión o asamblea se efectuó en el auditorio “Gastón Parra Luzardo” el mejor salón del Banco Central de Venezuela, distinguido con el nombre por demás meritorio i revolucionario, del Constituyente que más luchó por salvar a PDVSA. Allí, por la gentil deferencia de los organizadores i las atenciones del Dr. Acero, un médico que por sus principios éticos i su preocupación por la salud del presidente, i consecuentemente de su patria, le hace digno honor a su apellido, sirvió de moderador del evento, en el cual pudimos escuchar en voces autorizadas, cuánto significa para el pueblo venezolano, latinoamericano i del mundo entero, de los pueblos sometidos al terrorismo mediático del Imperio del Norte, la figura señera del socialismo bolivariano, su humanismo i su ética, para el rescate de la verdadera vida civilizada de la humanidad, la buena vida i la salud espiritual i económica de los países marginados i amenazados por las guerras, como lo representa con valentía i honor, la figura del presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías.

Por decisión unánime, alterando el orden protocolar, me tocó de primero hablar sobre el concepto de la ética, haciendo ver la diferencia entre moral i este término ignorado por muchos profesionales, puesto que se trata de una reflexión filosófica sobre la moral, que no es citar cualidades buenas en sucesión lo que correspondería a la casuística, sino razonar sobre los principios que hacen de lo bueno, no un simple adjetivo indefinible como son por ejemplo los colores primarios de nuestra bandera, porque bueno sería tan indefinible como rojo. Me faltó decir para ejemplificar ¿Cómo a un ciego de nacimiento le explicaríamos qué es el rojo o algún otro color?

Los razonamientos éticos son juicios sintético, de la realidad, i nunca juicios analíticos del mundo únicamente teórico. En el juicio analítico el predicado está contenido en el sujeto, mientras el sintético necesita del conocer, de la realidad, el investigar o percatarnos de los hechos. Por eso la moralidad –que viene de mos, mores, costumbres− se aprende en el hogar, en la escuela, en la vida cotidiana, pero la ética es filosofía de la moralidad, i aunque no se crea, muchas personas aun pasando por la universidad o altos cargos o posiciones políticas, no solamente son inmorales (los que conociendo principios morales los desdeñan o pisotean) sino que hai algunos, hasta como ese supuesto médico venezolano (Marquina) que, vendido al imperio, hace dinero humillando o traicionando la patria, el honor i hasta la dignidad, que es la semilla de todo valor moral o ético, empezando por la dignidad. Comencé explicando brevemente cómo se creó a la Cátedra de Ética Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia, que por cierto me han llegado noticias de que ha sido eliminada. La suerte me deparo conseguirme con la alumna que lo había dicho, i en realidad me confirmó esa catástrofe, porque además, es oportuno dejarlo asentado aquí, ha sido la única Cátedra Universitaria, inaugurada con una Clase Magistral que se publicó en la Revista de Investigaciones Clínicas, i el acto fue en presencia de alumnos, autoridades i público especial invitado al evento; i la Despedida del Profesor-Fundador (quién esto escribe) fue de la misma manera. Por cierto permanecí en ella casi tres años más, mientras se organizaba un concurso para conseguir nuevo profesor, i al comienzo hubo una sin preparación filosófica.

Pero volviendo a lo tratado en el foro, nos referimos a la inmoralidad o amoralidad, como es lógico pensar, de ese médico que declara en Mayami sobre la salud del presidente Chávez, sin el menor dato a la mano; me pareció correcto decir que ni siquiera es inmoral, sino amoral. Jamás un valor humanitario o semejante a lo moral, se ha enredado en sus neuronas de sicario, i aunque no lo dije allí, lo había escrito antes, sería necesario anularle su título de médico si es verdad que lo tiene. Es basura humana. I una basura humana sin principios éticos, no solamente es un tartufo típico, sino que algún día sus mentiras i desfachatez, puede producir daños materiales i hasta la muerte de un enfermo. Pero lo más increíble de todo es que posiblemente, si en verdad es médico, este señor tenga clientela. En medicina lo primero que hai que respetar es la privacidad i las decisiones del paciente. Estamos llenos de ejemplos universales de irrespetar sus derechos i prolongar agonías o vida vegetal por años i años, como la de aquella señorita italiana que pasó más de 15 años en vida vegetativa. La Eutanasia es terreno ignorado por muchos. I si estos son casos excepcionales, los casos comunes, lo que tienen prologadas jornadas de enfermedad grave i luego curan (el ciclista hoi castigado después de ganar 7 veces el Tours de France, padeció cáncer i le dieron pocos meses de vida, antes de volver a ser un campeón. Entre nosotros conozco un caso de una quemadura corporal casi del 90% que salió con vida de años luego de vivir un infierno. Tenemos presente el caso de Stephen Hawking. De estos casos puedo hasta escribir un libro.

Sin embargo lo que indigna más, son las estupideces de hombres mediocres i de cultura deficiente como abundan en la oposición, donde dos orates con futuro diagnosticable seguro, tales como Capriles i López, pueden ser personeros de la MUD (Mudos de “lenguaje cerebral”) tal como Antonio Ledezma que propone la creación de una Comisión Política para ir a cerciorarse del estado de salud del presidente Chávez; parece que entre ellos no hubiese médicos que los asesoren i le digan que no propongan disparates, porque hasta la historia clínica de un paciente es secreto médico o derecho privado (además de la privacidad humana del paciente), del médico o médicos tratantes, i ningún otro profesional de la medicina, ni enfermeras o enfermeros, bioanalistas, etc., pueden hacer uso del estado del paciente, llevado en la historia, o divulgar lo allí escrito. Es falta ética grave. Personalmente tuve un problema así, hasta con un colega de mayor tiempo de graduado, porque no solamente vio la historia sino que opinó. De mi parte creo que, así como gran parte del avance de las matemáticas i la lógica, parten de los postulados de Peano, la lógica de Frege i especialmente del Principia Mathemtic de Bertrand Russell i su colaborador Whitehead, la Ética Contemporánea, sin ser relación, casuística o códigos de moral, parte del Principia Ética de George Edward Moore, alumno i condiscípulo de Russell, porque ya fue reflexión filosófica de verdad, i de allí derivan los criterios de muchos pensadores i filósofos en el siglo XX i lo que va del XXI. A esta oposición debo decirle lo que le expresé a un compañero constituyente que, siendo abogado i no teniendo ni noción de lo que es un aborto, se puso a “pontificar religiosamente” sobre el aborto con la anuencia de un burro traidor como el Sr. Miquilena. Le dije: −Quien opina como conocedor de lo que nada sabe, es un deshonesto intelectual. Por esto es que en el presente, la oposición venezolana, está llena de deshonestos intelectuales; no saben de infecciones, no saben de terapéutica, no saben del factor ambiental, creen que (de lo que ya se sabe tiene el Presidente) retirar una cánula traqueal es sacar un tubo o pitillo de un vaso, o un anzuelo del agua, ignoran la contaminación que hai en las multitudes. Cuando viví en Europa hace más de 30 años i tenía un hijo bebé en un cochecito (como el caso de las mentiras del “periodista” de AP Ian James), en los grandes almacenes de Colonia (una ciudad que visitaba con frecuencia) no me dejaban entrar con el niño, por la exposición a grandes contaminaciones. Empero, otro ignorante o de los que hablan de lo que no saben –el diputado Richard Blanco− sale declarando que quiere ver la juramentación pública i ante los medios de comunicación (presumo que de la manera que acostumbran nuestros periodistas: metiendo el micrófono casi en la boca), levantando la mano i hablando con voz clara e inteligible. Se ve que nunca ha tenido un problema de salud de consideración o que esa exigencia en el tiempo i en la escena, se la exigiera a sus padres u otro familiar cercano. No sé si recuerda la escena en televisión del Presidente George Bush, declarando en su casa de campo, donde hicieron como un semi corral de tubos al frente de la mansión, a metros de distancia, del sitio donde el mandatario contestaba las preguntas. La chusma de los entrevistadores no podía acercársele. Son, personajes como este diputado, realmente, payasos de un micro partido ABP, que por primera vez figura i se cree una celebridad de la política. ¡Vaya gaznápiros los que tenemos que calarnos! El tiempo de la moralidad, se les fue con la infancia i la adolescencia; el tiempo de la ética, la de haber leído grandes autores, estudiado algo más e imprescindible para su profesión, o hasta la Biblia los que fingen ser cristianos, nunca lo han utilizado para aprender, para culturizarse. Por eso la Ética, así con mayúscula, les produce alergia i otras dolencias cerebrales.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1572 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a160230.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO