Mensaje a mis hijos y a todos los hijos

Antes de ser muy sever@ y llegar al extremo de hasta perder los estribos, porque tu hij@ te exaspera en esos momentos, que él asumiéndose como el centro de tu universo ejerce todos los derechos que ello implica; ¡DETENTE! y valora sus existencia y su presencia en tu vida, referenciada en tus sueños ilusiones y planes para el futuro que muchas veces acariciaste en tus momentos íntimos. Entonces, no serás dura con él, sino todo lo contario, la forma y manera de hacerlo, eso, está de tu parte.

Prepara a tu hijo para vivir en socialismo. Sí meditas, sí haces introspección y analizas sin apasionamientos y excluyes de la estructura de tu discernimiento los fundamentos de pensamientos de los cuales te ha imbuido la sociedad capitalista, tu padres y el medio donde ha transcurrido tu vida, al derrumbarse esa estructura podrás edificar otra estructura para el desenvolvimiento de tu hijo en el futuro socialismo, con valores humanos diametralmente diferentes. Estarás en consecuencia, coadyuvando en la creación del nuevo hombre y mujer socialista, que será mejor en todos los aspectos, porque ser bueno será la condición sine ecua non del ciudadano revolucionario, se acabará la competencia, se acabará todo procedimiento punitivo, y sobre todo se acabara creer que existen cosas imposibles de hacer o sentir o adquirir, simplemente porque no se consigue posicionarse en clases hegemónicas, ya que este clasismo también desaparecerá.

-Imposible, dirán algunos, otros más inspirados dirán: -Es Utópico, nosotros decimos,

¡Qué bueno! porque la Utopía sirve para caminar y caminar es avanzar como dice el filósofo.

Un revolucionario socialista será mejor persona, y hasta puede darse el tupé, sin exagerar, de decirle a cualquier burgués capitalista, contrarrevolucionario, que él está por encima de su estatus. Porque el revolucionario socialista solo se identifica con el SER y el AMOR, no con el TENER y el ODIO. Ser revolucionario y socialista, es el estadio más alto que puede alcanzar una persona, es que el revolucionario esta obligado a ser buenísima persona, sino, no estaría completo.

Incluso podemos afirmar que si quieres se mejor persona y, ello implica ser mejor en todo: tienes que ser revolucionario, para ello no es necesario ser evangélico o católico, o musulmán, o budista etc. Los paradigmas revolucionarios están integrados en amor militante y activo en sumo grado al prójimo y a sí mismo, a la Pachamama y a la vida. La necesidad de ser bueno en un revolucionario es tan marcada que pudiéramos pedirle a alguien que nos ofenda para tener el inmenso placer de perdonarlo, y no exageramos.

El y la revolucionari@ socialista, sabe que no puede mentir, porque se contradice, él y la revolucionari@ socialista está obligado por definición a ser honesto, porque ello es incongruente con la esencia revolucionaria. Ello indica la importancia que reviste el significante y digno hecho de formar al nuevo ciudadan@ de la patria, quien será el pilar fundamental de la nueva digna y justa Patria venezolana. Ésta además de ser una verdad incontrovertible es un logro que nos merecemos luego de haber malvivido siglos de oprobio, ofensas, atropellos y depredación impune por parte del imperio español y luego del imperio gringo y acólitos.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1566 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a160064.htmlCd0NV CAC = Y co = US