Los domingos de Díaz Rangel

¿Qué puede pasar hoy?

Generalmente, esa pregunta tiene sentido cuando unas elecciones se supone sean reñidas y resultados de las encuestas serias no son coincidentes.

Ese no es el caso de las votaciones de hoy. Cuando un elector esté en la mesa seguramente pensará en los efectos de su voto, que él supone ayudará a su partido o al candidato de su preferencia a ganar. Muy pocos lo harán en la convicción de que los electos cumplirán sus promesas y programas de gobierno, municipal o parroquial, y que su parroquia o el municipio donde viven saldrán beneficiados.

No tenemos una cultura que nos permita asociar la vida citadina, la acción vecinal y los problemas cotidianos con el poder municipal y local, y en consecuencia con elecciones como éstas, que tampoco pueden ser valoradas como un reforzamiento de los mecanismo de participación.

Pero no crean que en países desarrollados es masiva la votación en las municipales.

La concurrencia a las urnas pareciera estar en relación directa al poder que concentra el o los funcionarios a elegir. Así, habrá mayor afluencia en las votaciones para Presidente, y va descendiendo en las de gobernadores, congresantes, alcaldes, concejos y juntas parroquiales. Si unieran estas a las de alcaldes, se ganarían votantes.

En estas elecciones no existen muchas dudas sobre los resultados político-partidistas.

La victoria del oficialismo será abrumadora por encima de 70%, aunque algunos de sus dirigentes la elevan a 85% . Pero sus choques internos, y la mala gestión en algunas ciudades, deben generar sorpresas.

En cuanto a la oposición, uno de sus líderes, Felipe Mujica, presidente del MAS, pronosticó hace poco que este domingo los partidos opositores tocarán fondo. No hay más abajo. Ellos son en buena parte culpables de sus derrotas. En octubre no sólo perdieron tres gobernaciones que habrían ganado de no haber llamado a la abstención.

AD sólo conservó 34 alcaldes de los 90 que tenía. Y de los cuatro millones de votos que obtuvieron en el referendo bajaron a dos millones. De manera que la derrota de hoy se ve clarita. Seguirán bajando. PJ puede desplazar a AD como el N° 1 de la oposición, a menos que los abstencionistas les hagan daño en sus municipios.

Podría concluirse que estos resultados no deben sorprender a nadie.

Pero la pregunta sigue planteada porque la incógnita de hoy es la abstención.

Ya he escrito dos comentarios en domingos anteriores.

A partir de 76,3% de 2000, ¿cuánto bajará? Se supone que la campaña por el voto ha debido neutralizar la abstencionista que tuvo gran apoyo mediático. Sin embargo, creo que no era suficiente para reducir significativamente ese porcentaje. Las encuestadoras mostraron porcentajes relativamente altos de votantes, hasta de 40-50%, pero sus mediciones no han sido acertadas a la hora de sondear sobre la abstención.

Personalmente creo que si los electores sólo tienen en sus discos duros el mensaje de votar para elegir, poco se habrá ganado. Se hacía necesario una toma de conciencia de la importancia política de este voto, más allá de ese triunfo municipal y parroquial.

Si esto ocurrió y el votante prochavista está consciente de que más que elegir concejales, estaba defendiendo “su revolución” frente a los enemigos internos y externos que pretende desestabilizar y deslegitimar la democracia venezolana, entonces se incrementará el número de votantes más allá de todas las estimaciones. Así, la abstención puede oscilar entre 60 y 65% . Será una derrota de los abstencionistas.

La incertidumbre domina el escenario
Naturalmente que la Conferencia Episcopal no puede compartir las palabras del cardenal Castillo Lara, quien pronosticó que en Venezuela habrá “un baño de sangre” ; aclaró que no contempla una guerra civil pero no terminó de explicar cómo puede producirse ese “baño”. ¿Acaso algo parecido a lo que ocurrió en Chile a raíz del derrocamiento del presidente Allende?
¿Es que no ve que es imposible comparar nuestra Fuerza Armada con las chilenas de entonces ni con las de ahora?

La encuesta de Ivad (Seijas y Asociados) de julio revela que las personalidades de mejor imagen (Chávez excluido) son Diosdado Cabello 36,5 %,, Henrique Salas Römer 32,5 %, Manuel Rosales 30,9 %, y José Vicente Rangel 30,2 % . Y los que la tienen más desfavorable: Salas Römer 35,6 % ; Teodoro Petkoff 34,1 % ; Julio Borges 29,2 % y J. V. Rangel 27,8 % .

Preguntados sobre intención de voto (Chávez excluido): J.V. Rangel 32,4 %, D. Cabello 27,7 %, y en la oposición: Julio Borges 20,2 %, S. Römer 14 % yM.
Rosales 13,5 % .


Andrés Pastrana embajador de Colombia en EEUU.
¿Cómo pudo producirse ese nombramiento, si Uribe fue el más duro crítico del gobierno Pastrana y de sus negociaciones con las Farc, y a su vez, una de las primeras voces de censura a la política de Uribe fue la de Pastrana? La respuesta puede saberse en algunos meses, cuando la Corte Suprema autorice la reelección. Aseguran que el voto del magistrado Gerardo Monroy Cabra puede ser decisivo. Él, piensa, Turbay Ayala, factor de la maniobra, es un pastranita redomado.


¿A quién se le ocurrió proponer la postulación de José Rojas a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo?
No tenía apoyo ni para entrar en votación y debió retirar la candidatura.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3485 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15858.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO