El regalo del nuevo año

¡Qué buen regalo me ha dado el nuevo año! Agradecido estoy por haberme permitido compartir con un sabio y maravilloso abuelo; sus reflexiones me llegaron a los tuétanos. Créanme que es el mejor regalo que he recibido en, por los menos, estos últimos 25 años.

Me impactó profundamente cuando me preguntó de manera cariñosa ¿Verdad que 80 años de vida es bastante? ¿Sabes tú, que cuando se llega a esta edad, hasta uno empieza por aceptar que llego la hora para la despedida?, es decir, empezamos a reconocer que hemos vivido bastante.

Continuó… ¿Sabes tú cuando días son 80 años? Te invito a que me des un número. Te agradezco lo hagas sin mayores cálculos matemáticos. También te invito a que pienses un poco sobre las etapas biológicas de la vida, y luego que reflexiones, ¿Cuanto has vivido? ¿Cómo lo has vivido? ¿Cuánto esperas vivir?, y lo más importante ¿cómo lo quieres vivir?

Observo que estás algo confundido, ten un poco de paciencia, los números que sacaste son los correctos, por eso es que no son fáciles de aceptar.

Haz lo siguiente réstale a ese total, 9.733 días: es el promedio de días en que duermes (ocho horas diarias), para recuperar la energía corporal. Verás que durante los 80 años, permaneces en movimiento solo 19.467 días.

Pero además, toma en consideración que el proceso de socialización del individuo se da en la etapa de la niñez, es decir, de 0 a 12 años. Luego viene la adolescencia, que está comprendida entre los 12 a 18 años, es la edad de los sueños, del idealismo y de la fantasía. De los 18 a los 25 empezamos a buscar con mucha timidez el espíritu de nuestra vida. Esta gran etapa, nos lleva 6.083 días “activos” y la llamó “incorporándote a la vida”.

Luego viene la edad de los truenos 25-60 años, lo que denominan algunos economista “el tiempo de vida útil”, y lo que yo llamo el tiempo para sembrarse. Estos son los años más duros, y a su vez los más fogosos, representan el fruto del trabajo.

Por último está mi etapa actual, es decir, la de echar los cuentos, la de recoger lo que has sembrado, la de evaluar, cuánto y cómo has vivido, la de saber si te recordarán o despedirán efímeramente, si permanecerás solo en el corazón de los tuyos, o en el del pueblo- comunidad. Si me pidieras un consejo te diría: que asumas las riendas de tu vida a temprana edad. No permitas que el almanaque toque tu puerta sin dejar el legado por el que viniste al mundo.

jghuerfano@yahoo.es




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1481 veces.



Jiuvant Huérfano


Visite el perfil de Jiuvant Huérfano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jiuvant Huérfano

Jiuvant Huérfano

Más artículos de este autor