Con el corazón y la consciencia en la mano, y la mente despejada

Las siguientes notas no expresan un deseo, solo pretender expresar opinión sobre una realidad que está allí en la esencia del acontecer humano y en la propia ley de la naturaleza. POR FAVOR, NO CONVIRTAMOS A CHAVEZ EN UN MITO, EN UN DIOS, EN LA NEGACION DE SU OBRA.

Todo venezolano que apoye este proceso, hasta los más críticos, tenemos que estar claros que existen circunstancias en las cuales la realidad nos obliga a ser objetivos. De tal forma debemos tener claro que aun con nuestras diferencias internas hay circunstancias en las que se deben sopesar todos los elementos. Escoger las acciones y decisiones, en las cuales nuestra fortaleza se preserve para no servir de ayuda al enemigo externo e interno, que puedan poner en riesgo todo lo que se ha avanzado hasta ahora y las metas futuras. Como sabemos ese enemigo externo e interno, son el imperio sionista yanqui y sus lacayos de la oposición venezolana.

La operación del camarada presidente, es una intervención muy delicada, eso es de conocimiento público. La manera como la anunció el presidente, sus decisiones y la responsabilidad delegada en Nicolás Maduro, la solicitud expresa de todo el apoyo para este noble compañero de cruzada. Dice de lo delicado del asunto. Es lógico, natural y humano que pongamos todas las esperanzas y fuerzas sicológicas en que el camarada venza nuevamente y recupere su salud ¿Pero y si no es así? ¿Si hay un desenlace diferente a lo que deseamos?

Todo revolucionario debe estar preparado para lo peor en todas circunstancias. Eso significa que debemos asimilar las lecciones y enseñanzas del líder y continuar la obra que se está construyendo. Chávez nos acostumbró a jugadas estratégicas de infinita sabiduría. Aun, así las hayamos criticado. Cuando designa a Nicolás Maduro vicepresidente y luego pide que lo elijamos como candidato presidencial ante cualquier imprevisto, significa que el cámara Hugo, tiene conciencia de las circunstancia y espera que nosotros también la asumamos. Entonces se deduce que la designación de Nicolás es una decisión muy bien analizada, sopesada y configurada estratégicamente para que este proceso, con sus defectos y virtudes sobreviva a su líder.

¿Cuánto tiempo tenemos los viejos luchadores y los que antes que nosotros, deseando ver a un trabajador dirigiendo al país hacia destinos de justicia social y de poder popular? Pues esa es una de las decisiones de Chávez. Vean que Nicolás Maduro, es uno de los funcionarios que más ha durado en la cancillería. Lo que se traduce en que es efectivo y competente. Hasta aquellos que tratan de vejarlo llamándolo chofer, deben reconocer que el trabajador les salió más inteligente, capaz y sagaz que sus lideres de derecha, que ha sido consecuente y fiel a los principios revolucionarios, a su líder y al pueblo. La derecha ha tenido y tiene muchos profesionales multi diplomados, pero todos han entregado al país, la patria. La han saqueado para ellos y, han servido de instrumento para que el imperio yanqui se posesionara aquí como dueña de todo a la vez que sometió a la población a penurias, persecuciones, represión, asesinatos, torturas y experimentos maquiavélicos con nuestros aborígenes. ¿Quien no recuerda a Rafael Caldera por ejemplo hablando en la casa blanca en ingles muy fluido? ¿Pero no lo recuerdan también clasificando las carnes para que el rico comiera bien y el pobre chupara huesos? ¿Cerrando las escuelas técnicas, imponiendo el parasistemas educativo? ¿Allanando liceos, escuelas, universidades, asesinando estudiantes, aplicando la ley de vagos y maleantes e los pobres, haciendo redadas policiales en los barrios y matando obreros cuando protestaban? Para eso sirven sus diplomas.

Nos toca restearnos con este proceso, pase lo que pase. Si es con Chávez, será con Chávez y el pueblo, si es con Nicolás, será con Nicolás y el pueblo. Lo cierto es que por el amor que decimos tener a Chávez, en pago a su sacrificio, este proceso no se detiene. Podemos ir depurando las imperfecciones en el camino, pero retroceder, permitir a la derecha volver ¡Eso jamás!

Les agradezco no me mal interpreten. Y si alguien no entiende, pues lo lamento. Mas debo finalizar diciendo, que Hugo Chávez Frías, es y será siempre, el guía de nuestra liberación nacional. Ojalá lo tengamos por mucho tiempo más. Pero la vida tiene su ritmo y en eso el ser humano tiene poca influencia.

bellator vitarum, populus enim tuus


javiermonagasmait@yahoo.es

Facebook. Javier Monagas Maita


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



Javier Del Valle Monagas Maita


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: