Hugo Chávez, el apofántico

Se engañará quien piense que estoy tratando áspera y desconsideradamente al señor presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela porque le estoy diciendo apofántico. Esa palabra viene del griego apofantikós y se utiliza en filosofía para describir un término, una proposición cierta o falsa. Hay un chiste muy famoso de aquel hombre que se disgustó y reaccionó violentamente cuando el otro le dijo “individuó”… o el negrito de ese tema del compositor Bobby Capó, interpretado por el sonero clásico Ismael Rivera _”aquel negro bembón a quien todo el mundo quería”_.

Aristóteles la utiliza y Platón también; Platón la relaciona con lo fantástico, lo soñado, o inventado, lo que pertenece a lo fabuloso y que a veces inventan los poetas, algo que, casi siempre, suele ser muy diferente de la “Realidad” real… (por eso y no por otra cosa) es que él pensaba firmemente que los poetas no debían estar en su Republica, por cierto Republica “ideal” que formaba parte de sus inventos filosóficos.

Él pensaba (o sigue pensando) que muchos poetas hablaban y hablan cosas que están por fuera de la lógica… (Recuérdese que fue un poeta quien acusó a su amado maestro Sócrates con “un discurso fabuloso” y eso le costó la vida)… Plaltón no quería ver a “ese tipo de poetas” en “Su” República… pero esperaba que a ella asistieran poetas de gran calidad como Homero, en quien reconocía a un gran pedagogo.

Cuando digo que el presidente Hugo Chávez es un hombre Apofántico, le estoy reconociendo una cualidad que todos tenemos, por el sólo hecho de estar vivos: somos resplandores… cósmicos; somos aquellos fueguitos que se consumen en sus ideales lenta o rápidamente, como esas chispitas navideñas, o como los que cuenta Eduardo Galeano, que dice vio un hombre de Neguá que regresó de la muerte para echar el cuento a quien quiera oírlo.

Luz… encendida… que… enciende… a los demás… una chispa fosforescente… eso es el Presidente Hugo Chávez Frías; chispa que empezó a consumirse con ardor y por amor a su pueblo venezolano desde antes pero sobre todo desde aquel apofántico “por ahora” que ninguno olvida desde ese 4F donde el brilló intensamente durante un minuto, en casi todos los televisores del mundo.

Apofántico era el Mahatma Gandhi, Apofántica la Madre Teresa de Calcuta; Apofántico Mohamad Alí, Apofántico el escritor argentino Julio Cortázar, apofántico Jesús, según la Biblia… apofántico es el Presidente Evo Morales y lo es la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y el Comandante Fidel Castro, pues una apofántica definición del término es: Persona destacada por su brillo y por su propia valía.

Para explicar mejor lo que quiero decir… me basta con invitar a los amables lectores a que_ por pura curiosidad_, vean los videos del cierre de la campaña presidencial del año 2013-2019, organizada por el Comando Carabobo en el 2012.

La concentración fue apofántica… porque todas las personas que asistieron a esa histórica jornada son apofánticas en mayor o menor grado… ciudadanos y ciudadanas de un país apofántico creado por dos personajes apofánticos en grado superlativo…: Francisco de Miranda Espinoza y Simón Bolívar… los venezolanos más destacados del Siglo XIX… sin contar a Antonio José de Sucre, el Gran Mariscal de Ayacucho…

franciscoamin@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4070 veces.



Francisco Amin Mosquera Bonilla


Visite el perfil de Francisco Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: